-¿Melody? -fruncí el ceño.

-Yo soy Melody Langel -sonrió la anciana. Me quede helada... dijo ¿Langel?

-Ok, esto ya se puso demasiado raro. Primeramente quiero saber qué haces tú aquí. -Señale a Iam con mi dedo- y segundo... ¿Langel? ¿Acaso... usted es pariente de esa loca?

-En primer lugar no tengo porque darte explicaciones, no eres mi madre ni mi novia ni nada por el estilo-Iam me miraba desafiante. Me enfurecí ante su respuesta.- y segundo, la única loca aquí eres tú.
Sentía como la sangre me corría las venas. Quería matarlo. Apreté mis puños con más fuerza mientras lo fulminaba con la mirada.

-Eres un idiota-él sonrió y encogió los hombros al escuchar esas palabras como si no le afectase en lo más mínimo. Odiaba esa sonrisa de autosuficiencia que tenía en los labios.

En realidad amas esa sonrisa...

¡Cállate!

-Cálmense, no se alteren por cosas que no tienen sentido-la anciana tenía una mirada cansada, como si todo esto ya empezaba a hartarle- Soy Melody Langel, descendiente lejana de Lunn. -Escuche interesada cada palabra. Ella me podría ser de gran ayuda a la hora de aclarar mis dudas. Tenía muchísimas preguntas para ella que ni sabía por dónde empezar. Decidí empezar por la más sensata.

-¿Por qué Iam conocía a Lunn?

Perfecto, siempre tan sensata. Sigue así y morirás sola por idiota.

-Eso no te incumbe-Iam me respondió de mala gana mientras se sentaba en un sillón enfrente mío. Lo fulmine con la mirada.

-Me temo que eso no me corresponde a mí, sino a él-la anciana respondió dulcemente. Fruncí el ceño. ¿Qué tipo de relación él pudo haber tenido con ella? Esa chica si estuviera viva tendría mínimo unos 600 años, que es algo imposible el hecho de que siguiera viva. Y él tiene como 18... 19 tal vez. Definitivamente no era posible que ellos se hayan conocido. Esto no encajaba para nada. Tal vez era un loco obsesivo que se había fanatizado por las historias y estatuas de aquella chica... Por suerte yo tenía un gran parecido con ella y él era tremendamente sexy así que no tendría problemas en que me secuestrara y me llevara a vivir con él.

Mente sucia como siempre.

-Supongo que tienes muchas dudas y yo también las tengo, los seres humanos no siempre encontramos todas las respuestas a nuestras interrogantes pero aun así debemos seguir adelante desconociendo el camino que tenemos por delante. Querida niña tú tienes algo de especial no lo logro identificar que específicamente... pero sé que lo tienes. Tienes algo de Lunn pero hay algo más que tienes y no es referente a ella. Debes confiar en mí, muchas cosas malas pueden llegar a pasar pero tú debes ser lo suficientemente fuerte como para seguir adelante. En este momento no tengo las respuestas pero prometo indagar hasta lo desconocido para encontrarlas. Y es entonces cuando te buscare y te contare todo lo que he descubierto. Solo confía en mí y cuídate mucho porque tienes a algo siniestro que anda detrás de ti....

Me estremecí ante sus palabras. La señora me sonrió y se marchó a su habitación dejándonos a Iam y a mi solos. No sabía si creerle o no, estaba muy confundida. Esa señora podría ser una simple estafadora que quería darme miedo para luego quitarme dinero tratando de "predecir el futuro". Pero por alguna extraña razón no me pareció que eso fuese así, aquella señora me transmitía tanta bondad y sinceridad. Me era difícil creer que pudiera engañarme. ¿Pero como ella podría saber todo eso de mi si apenas hoy me había conocido? ¿Algo maligno me perseguía? ¿Qué mierda era eso?

-Te llevare a tu casa, vamos-Iam se levantó del sillón y me tendió la mano para que yo la tomase y me levantara junto a él. Tenía una mirada tranquila. Como si todo lo que escucho antes fuera normal para él.

-No hace falta, vine en auto-dije cortante mientras buscaba las llaves del auto en mi bolsillo, pero no las encontraba. ¿Acaso había perdido las llaves? ¡Papa me matara!

Me di por vencida y largue un fuerte suspiro de resignación, definitivamente había perdido las llaves.

-¿Estás buscando esto? -una sonrisa amplia se dibujó en sus labios. En sus manos estaban mis llaves.

¿Cómo mierda me las había quitado si ni siquiera me acerque a él?

-¿Cómo me las quitaste?

-Magia -tenía una sonrisa de autosuficiencia, de esas sonrisas que tanto amaba y odiaba a la vez.- Vamos, es tarde.

Mire por la ventana la profunda oscuridad de la noche y definitivamente ya era tarde.

¿Qué tan malo podría ser que él te lleve? Tú no sabes conducir y lo más probable es que te estrelles por un árbol lleno de ardillas en medio de la oscuridad y que éstas peludas criaturas en su venganza por destruir su hogar te coman viva.

-Vamos...?-mi voz sonó mas a una pregunta que una afirmación.

HOLA! Gracias por sus bellos comentarios que me llenan de alegría♡ Voten y comenten porfavor no sean fantasmas♡

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.


HOLA!
Gracias por sus bellos comentarios que me llenan de alegría♡ Voten y comenten porfavor no sean fantasmas♡

Desde ya, gracias♡

Nanny~

DARK SOUL ¡Lee esta historia GRATIS!