Prólogo.

226 14 2

Mi madre se había conseguido un novio más joven que ella. Y aunque no tengo nada en contra de eso, lo que me impresionó fue quien era ese Hombre que pasaría a ser mi padrastro.

La verdad es que era muy joven y guapo y porque no, para variar tenía un cuerpo de ensueño, pero bueno ahí es donde debo de bajarle, porque será mi padrastro, a menos que yo no lo permita.
Pero quien soy yo para eso, primero está la felicidad de mi madre ¿no?

Mi nombre es Katherine y mi padrastro me gusta.

Mi Padrastro.¡Lee esta historia GRATIS!