Su nombre es Zalgo

6.6K 639 186

Desde el inicio de la humanidad el mal ha tenido muchos nombres y formas, el mal esta en todos lados, el mal esta afuera, el mal esta adentro. Todos estamos formamos de mal y bien, algunos lo muestran, otros lo ocultan, muchos otros causan sufrimiento a los demás y hacen cosas impensables en nombre del mal. Y así, las personas continuamos nuestra vida con esa cruel verdad, sin imaginar que también lo mas desconocido, lo que se oculta en las sombras esta interesado en lo negativo de la humanidad. En estos tiempos, en este mismo presente, el mal esta interesado en nuestras vergüenzas, el mal tiene un nuevo nombre, un nombre que muchos conocen y otros desconocen, y si tu no lo conoces, por favor no lo olvides, su nombre es... "Zalgo".


El lunes había comenzado y Marcos estaba distraído en clase de Historia, no es que sea un mal estudiante, pero las clases del profesor no eran de su interés, aun así intentaba aparentar estar interesado y no dormirse en el intento. Frente a el estaba su compañero Daniel, ambos eran buenos amigos desde que eran niños y siempre estaban juntos, ese día Marcos tenia que ver a su padre por la tarde, así que no estaba de buenos ánimos, la relacion con el nunca fue buena y prefería evitarlo, pero para su mala suerte esta vez no podría escapar de el.Marcos no podía mantener sus ojos abiertos y estaba a punto de dormirse escuchando la clase del profesor, su cuerpo comenzó a relajarse y cerro sus ojos, lentamente se estaba perdiendo en el sueño... Pero hizo un ultimo esfuerzo y reacciono "No te duermas, el maldito bastardo te castigara - susurraba... Abrió los ojos y se quedo inmóvil., todos sus compañeros lo estaban observando fijamente, sus miradas estaban vacías y carecían de toda vida, el profesor a lo lejos continuaba de espaldas y escribía en la pizarra - El viene, el viene, el viene...- Marcos no podía moverse, el terror lo estaba invadiendo y no comprendía que ocurría, entonces el profesor se giro lentamente mostrando su extraño rostro, tenia una sonrisa enorme y sus ojos estaban hundidos en un negro absoluto, entonces dijo... "Jovencito, tu vas a permitirlo" Ahhh!, Marcos se sacudió sobre su asiento y abrió sus ojos de par en par, la campana comenzó a sonar y Daniel le pregunto ¿Estas bien?... - Si... solo me quede dormido...- respondió Marcos con voz temblorosa. Ambos salieron del salón y caminaban hacia la salida, estaban en pleno invierno y el tiempo estaba desmejorando mucho, - Parece va llover- dijo Daniel - Si, y para peor tengo que ver a mi papá por la tarde- decía Marcos mientras prendía un cigarrillo, Daniel le dijo - pensé que no fumarias mas amigo- Marcos sonrió y dijo - Si, también pensé lo mismo, pero de algo hay que morir no?- ambos rieron y caminaban en dirección al autobús... El cielo comenzó a tronar, una fuerte tormenta llegaría.

Mientras tanto en un sitio mas allá de todo, fuera del tiempo y el espacio, una sombra se va moviendo lentamente, su voz con cientos de voces mas susurraba - A través de ese mundo destrozado A través de mis ojos ennegrecidos, A través de la Fe retorcida, A través de la reconstrucción de este mundo. yo cantaré la canción. - a lo lejos cientos de ojos observaban, temerosos e intrigados, la sombra continua moviéndose hasta que se detiene y dice - Es hora de volver a intentarlo, esta vez no olvidaran mi nombre, soy el que espera detrás de la pared, el que espera para destrozarlo todo soy ZALGO!!!!!-

La lluvia caía lentamente y marcos aun continuaba en el autobús con Daniel - En la próxima me bajo, que harás luego de estar con tu papá?- dijo daniel, marcos respondió - maldita sea, no quiero ir a verlo, tratare de ir a tu casa luego de estar con el - daniel lo saludo con su mano y le dijo - Ok, envíame un mensaje, nos vemos luego., y tranquilo, solo es tu papá... - Daniel bajo del bus y Marcos susurro - solo es mi papá... Eso es lo peor de todo -. marcos puso su cabeza sobre el vidrio del bus y continuo con el viaje, estaba lloviendo torrencialmente y el viento golpeaba contra el vidrio, cuando por fin el viaje llego a su fin, marcos corrió hacia la casa de su padre y toco el timbre, pero para su mala suerte nadie respondía - Maldición, donde esta?- tanto viaje para nada- decía marcos con furia, volvió a tocar tres veces mas pero no había respuesta, por lo que decidió dar la vuelta y saltar la cerca para introducirse por la puerta trasera, marcos salto y abrió la puerta sin problemas, - siempre deja la puerta abierta el maldito loco - Marcos se quito los zapatos que estaban mojados y camino en dirección al baño para secarse, pero en ese momento escucho un sonido extraño y dijo - Papá?, estas aquí? - no tenia respuesta, por lo que pensó que tal vez solo fue el viento golpeando alguna ventana, Marcos se secaba el cabello y la cara frente a un espejo cuando una silueta paso por detrás de el - maldición, quien es? papá?- marcos salio con miedo del baño y noto que la puerta del sótano estaba abierta, tomo coraje y camino hacia la puerta - Papá? dime si eres tu?- no había ninguna respuesta, pero marcos sabia que alguien paso detrás de el, comenzó a sentirse muy nervioso pero aun así estaba decidido a bajar al sótano, encendió la luz del sótano pero esta palpitaba sin control, Marcos no entendía que sucedía, pero comenzó a bajar, cada escalón rechinaba ya que era madera muy vieja, cuando llego al ultimo respiro profundo y noto que había algo extraño en el lugar, en el cuarto pequeño donde su padre guardaba las herramientas había luz, pero era una tenue luz como si en el interior habían velas, - papá estas aquí? - de repente una mano toco su pierna, marcos salto y dijo - Hahh que mierda es esto? - un hombre se estaba desangrando en el suelo y no quería soltar la pierna de marcos - Ayúdame--- ayúdame-- decía el hombre, marcos estaba paralizado, ese hombre no tenia piernas y tenia toda su cara desfigurada, aunque el lugar estaba oscuro marcos podía ver claramente lo mutilado que estaba, Invadido por el pánico estaba a punto de correr cuando la puerta del cuarto se abrió, marcos dijo - Papá? Papá eres tu, que demonios es todo esto? el padre de marcos estaba inmóvil con una sonrisa macabra, sus ojos estaban unidos y estaba cubierto de sangre, marcos se dio cuenta que tenia que huir del lugar, pero sabia que en el momento en que hiciera algún movimiento su padre también lo haría, aun así no tenia otra opción, por lo que comenzó a correr y subir la escalera, de pronto escucho algo que lo hizo estremecerse - El viene - en ese momento sabia que su padre lo atacaría, marcos corrió en dirección a la puerta de salida, pero la puerta estaba cerrada, - ¡Mierda! grito con furia, las luces se apagaron y no sabia que hacer, a su izquierda estaba la escalera y no le quedo otra alternativa mas que subir, entonces en ese momento su padre lo sujeto repitiendo una y otra vez - El viene, el viene...- marcos le dio una patada y subió con dificultad, tomo un palo del golf que estaba sobre la pared y se giro gritando - Papá no te acerques, porque haces todo esto?- su padre se detuvo y comenzó a sonreir pronunciando unas palabras - Él destruirá todo. Él enterrará los restos, si se lo permites, TU VAS A PERMITIRLO!- en ese instante comenzó a abrir su boca y de su interior salia mucha sangre, Marcos solo podía gritar - mierda, mierda, mierda que es esto!- el sabia que nada de esto era normal, por lo que decidió tratar de huir del lugar, corrió hacia la habitación de su padre y abrió la ventana para saltar al patio, en ese momento no le importaba nada mas que escapar, salto cayendo al cesped, la lluvia era muy fuerte y los truenos volvían todo aun mas escalofriante, marcos observo la ventana y ahí estaba su padre, con la mandíbula completamente destrozada, Marcos se iba alejando sin dejar de mirarlo, aun así su padre no hacia movimiento alguno y eso era lo que mas lo incomodaba, ese hombre no era su padre, pero al mismo tiempo lo era... Marcos salio del patio y corrió hacia la calle como nunca antes.

Fuera del tiempo y el espacio, Zalgo se movía entre las sombras - es el momento, el cantara la canción, la canción del alma - todo el lugar comenzó a temblar y las sombras comenzaban a tener mas forma, las 7 bocas de zalgo comenzaban a ser visibles y el terror invadía todo, un gran portal se abrió y zalgo se desintegraba en el vació del portal... algo terrible estaba a punto de suceder.


Continuara...

Su nombre es Zalgo¡Lee esta historia GRATIS!