Era Sasuke llorando, se veía realmente mal. Me acerqué, escondiendome entre los árboles y pude ver mejor.

-Na...Naruto...-Sollozo limpiando sus lágrimas.-Si tan solo supieras...

No quise escuchar mas y corrí lejos de allí, volviendo con Shikamaru.

-¿Estas bien? ¿Naruto?

-Si... ¿Por que?

-Estas llorando.

Limpie rápidamente aquélla lágrima que habia caído sin previo aviso, forzando una sonrisa.

-Vamos, no te preocupes dattebayo.

Subimos al auto y este comenzó a conducir.

*Minutos después*

Estábamos en medio de la autopista cuándo por medio del espejo retrovisor, él auto de Sasuke acercándose rápidamente.

En cuestión de segundo estaba al lado nuestro.

-¡ah pero mira! ¡Una moneda!-Sonreí inclinándome hasta él suelo para que Sasuke no me vea.

De repente él auto paro y mi cabeza cocho contra la bolsa de aire que salio sin mas impactando mi rostro.

-¿NARUTO? ¿ESTAS BIEN?-Grito Preocupado.

Escuche las gomas del auto de Sasuke chillar contra él pavimentó debido a que freno de repente.

Debido a aquélla bolsa, no podía respirar.

La puerta se abrió y supongo que Sasuke me tiro para afuera del auto.

Sin poder decir una palabra, Sasuke me arrastro hasta su auto pero antes de que me pudiera aventar a él, Shikamaru me aferro del brazo.

-Dejalo! ¿Quién demonios te crees?

-Me creó nada mas ni nada menos que su hermano mayor.

-Entonces no hacia falta arrastrarlo sin decir ninguna explicación.

-No tengo por que darte una explicación.

-Yo creo que si, Sacas a Naruto de repente de mi coche sin decir nada, lo único que puedo pensar es que lo raptan.

Sasuke quedó callado durante unos segundo y luego respondió.

-Igual me lo llevo.

-Espera! Naruto estaba viajando con migo por lo tanto se va con migo.

-¿Por lo menos sabes dónde queda nuestra casa?-Sonrió burlón.

Este abrió la boca pero no produjo ninguna palabra. Luego de unos segundos respondió.

-No se dónde esta su casa, pero él me dirá.

-¡YA BASTA ME IRÉ SOLO!

Saque mi teléfono y marque él número de Sai.

Llamada:

-Ho...

DÓNDE ESTAS MALDITO LICIADO, TE BUSQUE TODA LA NOCHE!

-Tranquilo, estoy en la autopista...

Espera de aquí te veo!

-¿Que? ¿Dónde estas?

Mira para atrás!

-Oh ya te vi.

Fin de la llamada.

En cuestión de segundos él auto de Sai estacionó en medio de la calle y rápidamente caminé hasta él.

Sai bajo él vidrio dejando ver su pálido rostro con unas gafas negras y bueno digamos que con ¿una vestimenta del típico estudiante popular que llega en su auto y hace mojar las bragas de las chicas? Bueno así.

-¡Hasta luego!

Rodee él coche subiendome en la parte del copiloto Miéntras que Sasuke y Shikamaru observaban atónitos.

Sai acerelo él auto dejando en él olvido a aquéllos dos.

-Gracias, me salvaste de una.

-¡De nada! De hecho tu mamá me a estado llamando todo este rato, no entiendo por que si tu también tienes celular!

-Ella no tiene mi número.

-O sea que tiene él mió, pero no él tuyo.

-Eso mismo.

Narra Sasuke:
¿Que hacia Naruto con este castaño en medio de una autopista?

Él rubio se había ido con ese pelinegro sin dejar rastro! Esto cada vez es peór...

Miré al castaño que estaba a mi lado y este solo habló sin ningún motivo de conversación.

-Agh, que fastidio...

Volví a subir a mi auto, no sin antes decirle algo.

-Te lo digo por primera y última vez, no te acerques a Naruto si no quieres pagar las consecuencias.

-¿Me estas amenazando?-Hablo con una ceja arqueada.

-Tómatelo como una advertencia idiota.

Coloque mis gafas de sol en mi rostro y desaparecí de allí en dirección a casa.

Aburridoooooooo!

Algo gracioso ↓↓

Algo gracioso ↓↓

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.
Yo Te Protegeré (Hermanos) (SasuNaru)¡Lee esta historia GRATIS!