01

32K 1.2K 139

Ella estaba bastante ansiosa, no había dormido en casi toda la noche y se habia levantado bastante antes para buscar lo que necesitaría y todo se debía a que habia sido trasladada junto a su hermano hacia el Instituto de Beacon Hills, y hoy era el...

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Ella estaba bastante ansiosa, no había dormido en casi toda la noche y se habia levantado bastante antes para buscar lo que necesitaría y todo se debía a que habia sido trasladada junto a su hermano hacia el Instituto de Beacon Hills, y hoy era el primer día.

Arian se encontraba desayunando mientras observaba con diversión a su hermano correr de un lado a otro en busca de la zapatilla que le faltaba.

- Arian, ¿podrías controlar las tostadas por mi unos segundos? -preguntó su madre mientras servía café en una taza. La humana asintió sonriendo mientras se acercaba a la tostadora-
Gracias cariño. ¡Liam date prisa o llegarán tarde!

El ojiazul llegó a la cocina frustrado-Ya sé mamá, pero no encuentro la zapatilla que me falta -se quejó mirando su pie izquierdo que solo tenía la media.

-¿Revisaste en el baño de arriba? -cuestionó dando vuelta una tostada.

- No, ya vengo -ella soltó una pequeña risa al ver como el muchacho corría en dirección a la escalera. Aguardó unos segundos hasta que escuchó el grito que esperaba.- ¡Aquí estan, aquí estan! ¡Gracias Arian!

-¡De nada! -respondió con un grito para luego colocar las tostadas en un plato y llevarlas a la mesa donde estaban las tazas.

✿✿✿ 


Arian se encontraba mirando la estructura del instituto. Acababa de llegar y su hermano ya la había abandonado a su suerte.

Suspiró con la intención de tranquilizarse mientras comenzaba a caminar hacia el interior. Según el papel que tenía en su mano debia ir al aula de economía pero antes de perder el tiempo vagando por los pasillos sin saber a dónde ir decidió acercarse a un pelinegro de camisa escocesa que estaba guardando unos libros en un casillero.

- Disculpa, ¿podrías decirme donde queda el aula de Economía? -cuestionó luego de tocar su espalda con suavidad.

Rápidamente el se dió media vuelta dejando ver a un muchacho atractivo con algunos lunares esparcidos por su rostro y una mirada curiosa.

- Claro, mi nombre es Stiles, Stiles Stilinski -sonrió dejando a relucir una brillante sonrisa- ¿Cuál es tu nombre?

- Oh gracias Stiles, y mi nombre es Arian Dunbar.

- Es un nombre bonito -la muchacha sintió como sus mejillas se calentaban- Bien, sígueme entonces, yo también tengo economía. -Ambos comenzaron a caminar por el pasillo mientras el pelinegro preguntó algunas cosas sobre ella y reían por las tonterías que él hacia.- Es acá, pasa tu primero -abrió la puerta sediendole el paso.

Arian sonrió en agradecimiento y se adentró en el salón. Buscó con la vista un asiento vacio y encontró rapidamente uno en el medio del salón junto a una muchacha de cabello castaño.

Tomó asiento y notó que Stiles se sentó en el asiento que se encontraba en frente suyo.

El muchacho se giró para observarla- Oye Arian, ¿te... gustaría salir esta tarde? Pero si no quieres lo entiendo, es decir no estás obligada a salir conmigo -habló dejando ver el nerviosismo en si voz- tal vez tienes otras cosas que hacer o no quieres salir conmigo, pero claro que no vas a querer salir conmigo. -negó suspirando- ¿Sabes qué? Mejor olvidate de todo lo que dije. -finalizó para darse vuelta y mirar al frente. El chico a su lado lo miró con diversión y comenzó a hablarle.

Ella sonrió divertida por la escena y tocó su hombro, por lo que Stiles volvió a girarse para mirar en su direccion.

- Claro que quiero, ¿a qué hora? -él la observó sorprendido para luego sonreir con entusiasmo. La humana pudo oir la risa del moreno que estaba a su lado.

- ¿Ves? Te lo dije -habló el moreno en dirección a Stiles, a lo que este lo fulminó con su mirada- Por cierto, soy Scott McCall, el mejor amigo de Stiles - agregó con una pequeña sonrisa.

- Hola Scott, soy Arian Dunbar. ¿Y bien? ¿A que hora? -volvió a cuestionar en dirección a Stiles.

-¿Te parece a las cinco?

-A las cinco es perfecto -Sonrió junto con Scott otra vez antes de voltear al frente debido a que el profesor había ingresado al salón.




Sᴜᴘᴇʀɴᴀᴛᴜʀᴀʟ | ᴛᴇᴇɴ ᴡᴏʟғ [EN EDICIÓN]¡Lee esta historia GRATIS!