2 Despidiendo el internado.

89.9K 4.3K 769
                                    

Instagram: @wattpad_nut (está creada desde febrero del 2017♥️) siganmee!

Mi madre no me hablas desde hace siglos. Cambie de numero. ¿Por qué me está llamando y que quiere? No es que no me alegre de su llamada. Me parece raro.

- ¿Mama? ¿Eres tú de verdad?

- Si cariño. Soy Sara. Tú madre - no pude evitar sonreír, casi me había olvidado de ella - siento no haber contactado contigo antes, pero yo ni siquiera sabía en qué internado té habían metido, pero por suerte, hace unos días lo conseguí. Hable con el director de allí y me dio tu numero para darte una sorpresa. Lo siento...

- No pasa nada mama.

¿He llamado a alguien mama? No lo hacía desde aquello. La nostalgia invadió mi cuerpo y unas lágrimas salieron de mi. Ari, que escuchaba todo me acarició la espalda y me sonrió triste.

- Te tenía que decir algo - avisó.

- Dime, tranquila.

- Dentro de tres días... - hizo una pausa - te sacaremos de ese internado e irás a vivir con tu hermano que tiene una propia casa.

Ari me miró apenada porque yo me iba. No sé qué hacer, ni que decir. ¿Ahora quiere que me vaya con ella? Yo tengo mi vida en este internado. Tengo a mi mejor amiga.

- Mama. Tengo mi vida en este internado. Tengo a mi mejor amiga que es lo más importante del mundo para mí. ¿Entiendes?

- Puede venir tú amiga. Y vivir también con ustedes. Si quieres.

Nos miramos mi mejor amiga y yo casi llorando y dimos ese pequeño gritito de las mejores amigas cuando ven alguna prenda monisima. Pues así. Aunque nosotras no somos de esa clase de chicas. No somos unas fresitas, por así decirlo.

- ¿De verdad mama? ¿No es una broma? ¿En tres días saldré de aquí? ¿Con mi mejor amiga? ¿A vivir con...Luke? - Luke, es mi hermano.

- Si cariño. Yo hablé ayer con el director. Esta de acuerdo de que vengas pero tienen que hablar de lo de Ari.

- Mama... Gracias - dije ya llorando.

- No hay de qué mi vida. Ahora me tengo que despedir. Hablad con el director. Llama cuando quieras y me dices. Cat... Te quiero.

- ¡Y yo mama! - fue lo único que dije.

No pude evitar colgar ya que unos llantos gigantes salieron de mi cuerpo. ¿Voy a salir de aquí? Esto ahora es de verdad. No es una de las fantasías de las que hablamos a diario Ari y yo.

- Cat... - dijo Ari - ¡Vamos a hablar con el director! - dijo súper emocionada.

- ¡Vamos!

Salimos de nuestra habitación enana y para llegar al despacho del director Sr. Lambert, hay que recorrer todo el internado porque nosotras estamos en el último piso y el está en el primero de todos. Hay un piso para cada edad. Hay desde los 3 años hasta los 20 años... Imagínense. Cada planta tiene unos 4000 metros cuadrados. Es gigante. Cada piso tenía unas 90 habitaciones de dos personas con baño. Una secretaria por si pasa cualquier cosa. Tres aulas de clases y una pequeña sala con un televisor.

¿Saben qué es lo peor? ¡No hay un maldito ascensor!

Pues tuvimos que pasar todo eso en todos los pisos para terminar llegando al despacho del Sr. Lambert. Pero llegamos, al fin y al cabo.

- Sr. Lambert - dije con la voz más educada que pude sacar - ¿podemos hablar un momento con usted?

- Como no, siéntense ahí. En los sillones negros. - nos sentamos y comencé a hablar.

Del internado a vivir con 5 chicos.Donde viven las historias. Descúbrelo ahora