Al terminar están los siempre presentes aplausos, pero Camz sigue sin mostrarme lo que pensó de la canción. Creo que ese Ich Liebe dich (te amo) la asustó.

-Bien Laurence-. Comienza a decir el Sr. Shue –Nos pareció una demostración bastante buena, qué dicen muchachos, debemos arriesgarnos a cantar algo en otro idioma para las regionales?-.
-Mientras no sea en ruso-. Dijo Ally.
-Yo creo que no estaría mal hacer algo diferente para variar-. Agregó Zayn. Todos los demás asintieron.
-Muy bien, entonces la siguiente tarea será que cada uno traiga una canción en otro idioma y la presente, ensayen mucho y la que quede por letra y melodía será ensayada por el grupo entero, no escojan idiomas muy raros, necesitamos profesores que nos ayuden con la pronunciación y fuera del Francés y Español no hay muchos otros que puedan ayudarnos-.

Regresé a mi lugar y Camila seguía sin decir nada, me regresó el celular y me besó en la mejilla, pero el ambiente estaba raro, casi podía empezar con: that awkward moment.

Cuando la clase terminó tomé sus cosas y salimos en silencio del salón.

-Lo hiciste bien-. Harry me golpeó el hombro y salió de la escuela de la mano de Kendall.
-Estás muy callada... no te gustó la canción?-. No volteó a verme, seguía con la vista en el piso.
-Me encantó-. Fruncí el ceño.
-Entonces?-.
-Lo que pasa es que...-. Comenzó a decir antes de ser interrumpida por Mani.
-Qué te parecería que cantara en brasileño?-. Ahogué un gruñido de frustración.
-Es portugués Mani-. Le eché una mirada de que se fuera y comprendió el mensaje –OK... te veo en la tarde?-. Asentí –Bueno, bye, bye Mila-.
-Bye Mani-. Contestó ella.
-Decías?-. Urgí.
-Me amas?-. Así que sí era esa parte la que la había incomodado.
-Te quiero-. La verdad te amo desde hace dos años o más. La vi relajarse.
-Es que todo va tan rápido que pensé que ya estabas declarándome tu amor y eso me puso nerviosa, yo... porque yo también te quiero, pero nada más aún-.
-Entiendo-. La tomé de la mano con duda pero al sentir que entrelazaba sus dedos con los míos respiré con más calma –Aún no te declaro mi amor, bueno o sea... sí pero no... me entiendes?-. Negó con la cabeza –Pues... me haces sentir muchas cosas pero es verdad lo que dices, es muy pronto para un te amo, así que... respira tranquila-.
-Tú también me haces sentir muchas cosas-. Sonreí.
-Buenas o malas?-.
-Buenas...-. Recargó la cabeza en mi brazo y luego la quitó.
-Crees que estuvo mal que saliera contigo en seguida de cortar con Austin?-. Fruncí el ceño; llegamos al auto y le abrí la puerta, puse nuestras cosas en el asiento trasero y antes de que subiera le contesté.
-Tú lo crees?-.
-No puedes contestarme con una pregunta Laurence-. Iba a contestar pero me arrepentí, respiré y solté pesadamente el aire, pensando. Cerré su puerta y caminé al otro lado; una vez dentro del coche seguí pensando.
-Creo que... no estuvo mal, pero dime, cuando estás conmigo, piensas sólo en mi?-. Agachó la mirada.
-Es sólo que tenemos unas horas de haber formalizado, sólo le guardé respeto una semana Laurence-.
-Dime Camz... cuánto tiempo te guardó respeto él antes de tener sexo con Becky?-.
-Poco-.
-Tú y yo no lo estamos haciendo, sí nos atraemos muchísimo y a veces nos besamos por bastante tiempo... tampoco se trata de venganza... pero si te incomoda... podemos retroceder en el paso que dimos-. Aunque en realidad no quiero, claro.
-Podríamos... podríamos ser menos cariñosos frente a él? Al menos por un par de semanas-. Pfff! Dejé de verla y volteé al frente.

Me quedé unos minutos en silencio con la mano apretada en el volante. Sentí su mano en mi brazo.

-Estás bien? Perdona si te herí o te hice enojar, yo...-.
-Estoy bien, está bien... supongo que se lo debo por... porque sí. No más de dos semanas?-.
-No más de dos semanas-. Repitió. Puso su mano sobre la mía y poco a poco me soltó los dedos que se ponían blancos alrededor del volante. –Aparte...-. Comenzó a decir –Estoy... estresada-nerviosa-enojada-triste-etc, etc, porque se acerca la audición para NYADA-. Volví a hacerme el loco aunque por dentro el corazón se me quería salir.
-Ya veras que saldrá todo bien-.
-Eso espero y deseo-. Se quedo un momento pensativa y luego hablo -Zayn te ha contado que viene Chelsea con Emma?-.
-Ah?!...-. Guardé silencio y me sorprendí, porque él no me había dicho nada –La madre adoptiva de la hija de Lauren?-. Le pregunté
-Así es!-. Respondió.
-Y entonces de verdad no sabes a qué viene-. Negó con la cabeza. –Bueno, le preguntaré a Zayn para que viene-.

Cuidado con lo que deseas Jauregui¡Lee esta historia GRATIS!