CAPÍTULO 29 ~Decisión tomada~

1.1K 180 24

***************************comentar y estrellita*****************************

Los ojos de JungKook me contemplan con dureza. Me he quedado congelada en el tiempo mientras mi mente rebobina lo que ha condicionado. "Jimin" Me gusta Jimin, no JungKook...

Un destello de tristeza de vislumbra en la mirada de Kook al verme dudar, provocando que mi corazón nuevamente se estremezca. "Si me gusta Jimin ¿por qué siento esto cuando estoy con JungKook?"

Cierro los ojos y presiono mis labios contra los de él, y en entonces es que él me devuelve el beso con la misma ferocidad, subiendo sus manos a mi espalda para envolverme en ellos. Sus labios toman a los míos relamiendo y saboreando el dulzor de estos. Levanto los brazos e introduzco los dedos entre sus sedoso cabello. Su lengua se halla con la mía, tomándola entre caricias mientras gemidos placenteros nacen de mi garganta. Sus manos me aprisionan mientras contornea mi cuerpo contra él, pareciendo desear sentirme pequeña a su lado.

Esta vez un gemido ronco sale de su garganta e inunda de calor mis mejillas. Deslizo la mano derecha hasta su rostro para acariciarlo. Anhelo el contacto con él. Anhelo tenerlo más cerca de mí.

-¿Qué es Jimin para ti?—Cuestiona de repente entre besos.

-Creí que no querías que hablara de él—Murmuro un débil murmullo.

JungKook sujeta mi mandíbula y me pide que lo mire. Todo mi cuerpo se halla acalorado—

-¿Qué es, Dan?—

Soy capaz de verme en sus ojos. De perderme en ellos sin saber que lo he hecho, y aun así no dejar de desear lo que deseo.

-Un amigo... eso es. Un amigo—Murmuro. Mi corazón se acelera aún más.

-¿Y qué soy yo, Dan?—Cuestiona. Su voz está más tensa-- ¿Te gusto Dan? ¿Qué sientes por mí?—Suplica.

Mis manos arrugan su sudadera mientras intento procurar pronunciar alguna palabra—

-Me gustas—Murmuro mientras bajo la mirada. "Lo he prenunciado" Lo he hecho—Me gustas mucho, JungKook.

Sus labios están sobre los míos antes de terminar mi respuesta. Iniciamos un beso feroz que me arrebata el aire. Mis manos le delinean la mandíbula mientras las suyas me ciñen contra él cada vez más.

Sus dientes muerden juguetonamente mi labio inferior, provocando que un gemido nazca de mi garganta. Me aprieto más con él, y JungKook gruñe con una ronquera que me estremece. La sangre aún se siente en su boca por la herida, pero aun así no me importa y él parece no importarle que lo lastime.

-Después de todo...-- murmura contra míos labios—Ha valido la pena. Me he llevado el premio mayor-

Contengo el aire y me aparto de él con rapidez, tomando asiento a un metro de él. El calor invade mis mejillas y deseo salir corriendo. ¿Cómo he podido hacerlo? ¿Y ahora qué? ¿Viene el revolcón en el piso como prueba de amor?—

JungKook se arrastra a mi lado pero no me atrevo a mirarlo. Me apego todo lo que puedo contra la pared y abrazo mis piernas. No debe tocarme ¡No le daré la prueba de amor tan pronto! Al menos que se espere una hora ¿No? Aún tengo que olvidar a Jimin... ¿O ya lo hice?

-Dan—Me llama provocando que mi cuerpo de un brinquito del susto. Cuando volteo a mirarlo, he de suponer que mi rostro luce aterradoramente gracioso porque JungKook vislumbra una sonrisa llena de vacilación y excitación—

-¿Qué?—Cuestiono con la expresión congelado. Me arrincono aún más en la esquina-

-¿A dónde vas? No te voy a morder Dan... aun no—Sonríe de costado mientras que mis ojos se abren de par en par, tornarse mi rostro de un color tomate. ¡Lo sabía! Quiere sexo oral. ¡No se lo daré! No aun... ¿Qué diablos dices Dan?—

-Oye...-- Me encojo de hombros—Soy virgen sabes. Mi primera vez espero que sea en un hotel cinco estrellas, con un montón de pétalos alrededor de una bañera. Ya sabes. Que me tomen en la bañera y humedezcan mi piel con paños húmedos y perfumados. Y que luego me recueste en una cama de agua para hacerlo. Ya sabes. Usando siempre preservativo... no aquí en la parte trasera del instituto... al menos ¿Traes preservativo?—

Jugueteo con mis dedos al momento que escucho una carcajada de él en mi oído. Cae su cuerpo junto al mío mientras apoya su mejilla en mi hombro—

-No pasa más que un segundo que aceptas que sientes algo por mí y ya quieres tener sexo Dan. Vaya... eso suena interesante, pero no es lo que te estoy pidiendo—

Mis mejillas se acaloran más mientras lo observo espantada—

-Pero si me estas mirando de manera pervertida. Puede saber que me estas imaginando desnuda y debajo de ti en este instante.

JungKook arquea una ceja mientras curva sus labios en gesto de contener una risa—

-Quizá lo esté imaginando después de que lo hayas mencionado—Gruñe—Y te ves preciosa desnuda.

-¡Eres un cerdo!—Lo golpeo en el hombro-- ¿Cómo puedes imaginarme desnuda? Recién estamos saliendo desde hace un minuto—

-Oye, pero tú acabas de hacer el comentario—Se queja él—

-Pero no es necesario que lo imagines—Grito con el rostro tan rojo como un tomate—No seas sinvergüenza, JungKook.

-No lo soy—Pasa su brazo por mi cintura y me apega hacia él. Mis brazos salen disparados a su pecho para intentar mantenerme alejada.

-Eh. JungKook. No me toques. Aun tienes que pasar la prueba de fuego para lograr estar conmigo—Pronuncio entrecortada. JungKook ríe entre mi nuca mientras me acaricia la piel—

-¿Prueba de fuego? ¿Y en qué consiste?... – Me besa justo en la parte derecha de mi cuello y mi nuca—

-Pues ya sabes. Batallar con el rival y conseguir grandes glorias para mí—Lo sé. Ridículo. "Esto es el resultado de tanta película de Disney" Y a quien le interesa ¡Yo quiero mi príncipe!... no, en este caso sería un JungKook—

-Pero si ya derribé a Jimin ¿Lo viste?—Vacila bajando el rostro hasta mi clavícula, besando justo esa zona. Aprieto el vientre y contengo la respiración sintiéndolo tan cerca de mis pechos.

-Hueles tan bien... -- Sube el rostro permitiéndome respirar, no obstante, sus labios han tomado posesión de los míos mientras sus brazos tiran de mí y ruedan en sus espalda, logrando que resulte sobre regazo.

Mis brazos lo rodean por la nuca e inclino el rostro sobre el suyo, envolviéndome en el dulce sabor de su boca. Besos y caricias que me roban el aire.

Sus manos viajan por mi espalda apretándome contra él con necesidad. Quizá estamos en la etapa en la que solo queremos besarnos y presionarnos entre sí. Quizá solo me está empujando para pronto desvestirme y pedirme lo que quiero... Digo no. ¡Él es el desesperado por llevarme a la cama, no al revés!

Sus labios acarician los míos y pronto un gemido ronco abandona su garganta, mandando oleadas de calor a cada nervio de mi cuerpo. Es entonces que oído un golpecito tras mío junto con un gemido de sorpresa.

Rápidamente me aparto de JungKook lanzándome contra la pared como si me hallara violando a alguien y no me gustaría ser descubierta. No obstante, el susto dura poco ya que ahora se transforma en sorpresa y estupefacción—

-Ammy—Murmuro observando su rostro pálido que nos observa—

-Yo...-- Mira desesperada a todas partes—Yo solo venía en busca de mi hermana. Lo siento... no quise interrumpir—Cierra los parpados—No sabía que ustedes salían...

Murmura y enseguida regresa por donde ha llegado. Mi primera reacción es levantarme e ir tras ella teniendo el corazón desembocado "Necesito explicarle las cosas. No me importa nada más. Jamás debía de lastimar ni ocultarle nada a mi hermana" "Estoy saliendo con el chico que a ella le gusta"

**********************************************************************************

MANUAL PARA UNA DAMA¡Lee esta historia GRATIS!