CAPÍTULO 28 ~Oscuras intenciones~

1K 172 19

  *************************Comentar y estrellita*******************:D capo del viernes-- adduve de parranda heheh >< --- perdón.**************************** 

-Quieres sexo. Eso es lo que quieres ¿No es así?—Rompo la burbuja de miel que se estado formado. Lo fulmino con la mirada. "Es en lo único que piensan los hombres" Solo miran lo grande que es nuestro trasero... no es que yo se lo haya mirado a Kook, claro que no.

El ríe mientras lanza un suspiro—

-¿Tú quieres sexo conmigo?—Cuestiona tan directo aunque sé que solo intenta burlarse de mí. No obstante no puedo evitar que mis ojos se abran de par en par.

-Claro que no—Grito—Claro que no. Jamás contigo. Yo le daré mi virginidad a Jimin. Solo a él—Repito las palabras una y otra vez. La mano de él abandona rápidamente mi espalda mientras se recuesta contra la pared, cierra los ojos e inhala hondo—

-Entonces deberías largarte con él en este instante. Es más, debiste de marcharte con él desde un inicio—

Me hallo arrodillada junto a él observando su rostro magullado. La mitad de este es irreconocible mientras que la otra permite ver claramente su atractivo masculino. Sus labios están cerrados. Parte de sus rostro aún tiene rastros de sangre mientras que la de su labios ya se ha seco, convirtiéndose con el tiempo en costra. Sus brazos se han dejado caer a sus costados y su pecho se eleva y baja a un ritmo acelerado. "Está enfadado" Lo sé.

Me digo a mí mismo que debería dar media vuelta y marcharme, pero por alguna razón tengo el presentimiento de que si lo hago, entonces JungKook nunca más volverá a acercárseme o mirarme del modo en que lo hace, estremeciendo mi mundo y derrumbando cualquier cosa que hayamos construido. Debería estar feliz por ello, pero esa idea me congela el pecho y estruje el corazón, impidiéndome respirar. Me parte el alma. ¿Por qué vine con él en vez de con Jimin? Si se supone que a mí me gusta JungKook... digo, Jimin... me gusta Jimin, no JungKook ¿No es así?—

Cierro los ojos e inhalo profundo. "Vete, Dan"

Trago saliva e inhalo hondo.

Abro los parpados y me apoyo en una de mis rodillas pasando la otra hasta el otro lado de las piernas de Kook, terminando sentada sobre su regazo.

Los ojos de Kook se abren destellando sorpresa y excitación. Sus ojos me observan pareciendo estar pendiente de mi próximo movimiento. Entonces me atrevo.

Me inclino hacia él colocando mis manos sobre su pecho y quedo con el rostro a centímetros del suyo, inhalando su aliento a menta.

Mi cuerpo tiembla ante los nervios y mi corazón hace un ruido terrible en mis oídos. Quizá JungKook lo escuche, por lo que me hallo con la necesidad de salir corriendo.

Sus ojos me contemplan y yo no dejo de temblar, pero aun así, continuo.

Me inclino lentamente besando justo sobre su labio reventado, relamiendo con mi lengua esta zona. El sabor metálico de su sangre se cola en mi boca. Apenas puedo respirar. Mis manos se sacuden en su pecho, pero él no hace ningún movimiento. No intenta devolverme el gesto o abrazarme. Esta inmóvil.

Vuelvo a abrir los parpados hallándome con sus ojos abiertos y fijos en mí. Mis mejillas están rojas y en un gesto involuntario aprieto las piernas intentando cerrarlas. Me siento inquieta.

Respiro hondo y esta vez me dispongo a besar toda la zona de sus labios, anhelando que él devore los míos.

-Dan—Pronuncia sin miramiento, deteniéndome a centímetros de sus labios—Si vas a volver a mencionar a Jimin, no te atrevas a volver a besarme— Palabras tan duras y directas. Mi pecho se contrae y un gemido adolorido sale de mi boca. "No puede decirlo enserio"

MANUAL PARA UNA DAMA¡Lee esta historia GRATIS!