Regalo sorpresa

1.7K 165 26

- Que piensas?.- la muchacha continuaba callada, coloco lentamente sus manos en las rodillas, mientras tomaba una actitud pensativa.
- Por... por favor, por eso no te queria decir, te lo ruego... no te enojes.
- Crees que tengo motivos para enojarme?.- pregunto seriamente la chica.
- Yo... lo siento.- Bajo la cabeza avergonzado.
- Por que lo sientes James? Por que decirme que estas enamorado de Anthony? .- su tono de voz seguia siendo seco.
- Si por eso, pero te prometo que nunca harr nada para perjudicar su relacion. Si me lo pides me alejo de ti y del, pero por favor no te enojes conmigo.- desesperado el chico se hinco frente a su amiga.
- No, no... levantate James, de pie vamos.- delicadamente lo alzo y mirandolo de frente le dijo.- Lo unico que me molesta, es que hayas tardado tanto tiempo en decirmelo.
- Como?
- Por favor pequeño, es mas que obvio que tu estas perdidamente enamorado de aquel rebelde.
-Eh?
- Lo sospechaba, pero cuando te di mi carta disipe todas mis dudas, fue ahi donde me di cuenta de que en verdad lo querias y quien debe pedirte perdon soy yo, no debi fijarme en la persona que querias, y mucho menos torturarte pidiendote que fueras mi cartero personal.
- Pero Diana... yo.
- No te preocupes, Anthony no me quiere a mi, un dia le di un beso, me rechazo diciendo que no estaba interesado en mi... de esa forma a pesar de rechazarme fue tan lindo.-
- Si, lo sabre yo.- suspiro el chico.
- Es un buen chico, pero presiento que en su corazon ya hay alguien.
Ese comentario volvio a partir el corazon de el chico.
- Si es asi, me alegro por el porque ya habra encontrado la chica que necesita.
- Y lo dices asi tan tranquilo?
- Que mas puedo hacer? el no esta obligado a sentir lo mismo que yo., jamas haria nada para que me odiara.
- Pero si es tu felicidad, no te parece que deberias luchar por el.

El pelinegro palidecio...
-Para que? esa lucha de la que hablas esta perdida antes de empezarla, acaso tu crees que yo tenga una oportunidad? Mirame!
No tengo ninguna gracia especial, el es un sol y yo soy la sombra, no tengo ni la mas minima posibilidad con el, debo aceptar eso.
-James.- la chica menciono su nombre con tristeza.- no digas eso.
-Nunca encontrare a alguien que pueda estar conmigo... - el chico lloraba con desconsuelo, recordar una vez mas que no podria estar con Anthony lo heria demasiado.
- Tienes demasiadas virtudes, solo tienes que confiar en ellas, habra alguien para ti.
- No lo creo, tu si tienes alternativa, eres linda, simpatica, atractiva... en cambio yo soy un mediocre muchachito desviado, no tengo las posibilidades.
- No te permito que te ofendas asi James..- la chica lloraba tambien, pero ella de rabia no soportaba ver que su amigo sufriera tanto.
- Eres grandioso y solo porque el no te haya aceptado no significa que no eres nada, yo soy mujer si, pero tu eres un chico muy atractivo, lleno de valentia y coraje, no vuelvas a subestimarte de esa forma, quien te llegue a tener sera muy afortunad@,
- Diana... no fue mi intencion.
- No mas. vamos a estar bien los dos, limpiemos nuestras tontas lagrimas si? .
- Diana... gracias por todo en verdad...por tu cariño y amistad sobre todo.
- No gracias a ti por ser mi amigo en verdad.

Ambos se fundieron en un cariñoso abrazo...

La clase de Sanders llego, pasaron unos dias desde que James se sincero con su amiga, juntos prometieron salir adelante y enfrentar lo que fuera. Eran las ultimas sesiones y trabajan en el proyecto final, Anthony estaba con ellos.
- Consideran adecuados los objetivos que planteamos?
pregunto el rebelde, su enamorado de perdia en sus ojos, James reacciono hasta que su amiga le dio un leve codazo.
- Si estamos de acuerdo, son los adecuados verdad James?.
-Si...
-En que pensabas?.- cuestiono divertido el rebelde.
- En nada " Si supieras, si comprendieras, pero se que es imposible".- sus pensamientos se vieron interrumpidos cuando alguien toco la puerta, Sanders le permitio la entrada.
- Disculpe, pero me permitiria entregar esto al joven James...- el mensajero llevaba consigo un par de globos inflados con helio, un oso de peluche y una caja con finos chocolates.
- Es un regalo un poco inusual para un chico, pero bueno James es para ti.- el aludido se incorporo torpemente, mirando fijamente a sus compañeros y de su guapo rebelde.

Recibio los presentes- Gracias... creo.- regreso a su lugar, la cara le ardia de lo roja que estaba, Anthony lo miraba con un gesto de insatisfaccion.

-Quien te lo manda? Dime dime...- decia emocionada Diana
- No lo se, no tiene tarjeta.
- Les parace si nos ponemos a trabajar ya? nos falta mucho todavia.- El rebelde estaba molesto.
- De acuerdo.- la chica miraba con curiosidad la reaccion de su ex amor, algo de todo eso le llamaba la atencion.

Ya era la hora de la salida, James se habia quedado con Diana en la biblioteca revisando unos libros, Anthony estaba en la explanada, fruncio el ceño cuando diviso la figura de Ian.

El rebelde se le acerco impotente, el otro ni se inmuto...

- Que? Buscas a James?.- pregunto el rebelde.
- Si, por?.- contesto secamente el otro.
- No por nada, esta ocupado.
-Lo espero, no llevo prisa.
- Ah, que bien.- ambos se miraban fijamente.
- Se te ofrece algo mas?.- pregunto Ian con el mismo tono frio.
- No y ati?
- Tampoco.- continuaban con esas miradas asesinas y retadoras.

La pareja de amigos salio de la biblioteca, en eso descubrieron a los dos chicos con una actitud muy dificil.

-Ese no es Ian?
-Si, ese no es Anthony?
- Si, pero no creo que esten haciendo amistad.- dijo angustiada la chica.

- Parece que el ambiente esta algo tenso no?.- Dijo Anthony.
- Si, que podemos hacer?
- No lo se, dime tu.- Ian se quito la chaqueta que llevaba- Que sugieres?
- Pues no se.- Anthony arrojo la mochila al piso aceptando el desafio.

-James deberiamos ir, estos dos no planean ponerse a jugar.

James se puso muy nervioso, evidentemente ese par, estaba a punto de golpearse...

Nota:
" Gracias a todos los que se toman la molestia de leer este Fic, dejen sus comentarios :D"

Saludos Jared

Mi compañero de escuela¡Lee esta historia GRATIS!