Capítulo 3

3.8K 591 304

Cuando Harry llegó a su casa con el pensamiento de que al día siguiente debía hacer el reparto de personajes de su obra y mientras en algún lugar apartado permanecía el nombre de Louis, no se sorprendió al encontrar a su madre sentada en el sofá con la mirada perdida y en la mesa junto a ella un bote de pastillas aún sin abrir.

Harry suspiró y se acercó con cautela a ella y puso con delicadeza la mano sobre el hombro de su madre, ella pareció no notarlo.

"¿Mamá? Ya he llegado a casa" pronunció con suavidad "¿quieres un té o algo así? ¿estás bien?" interrogó recibiendo un distraído asentimiento por parte de su madre. "¿has tomado los antidepresivos?" preguntó a pesar de conocer la respuesta.

Anne, su madre, sonrió con ironía sin mirar a su hijo. Era una mujer de piel pálida, grandes y profundas ojeras bajo sus cansados y apagados ojos verdes y finalmente un lacio cabello negro caía hasta sus hombros. Era una mujer de 45 años con depresión y sin ganas de afrontar la vida y el mundo de nuevo. Harry sabía que se sentía sola desde que su padre murió y Gemma, su hermana mayor, decidió independizarse alegando que no podía soportar la situación, Harry no la culpaba.

Pero parecía que la presencia y apoyo de Harry no eran suficientes y puede que él se sintiese desbordado y no supiese cómo ayudarla, aunque tampoco podía hacerlo si ella no quería ser ayudada. Anne parecía no querer salir de aquella pequeña burbuja que había creado para sí misma sin dejar que nadie más entrase y al mismo tiempo alejando a cada una de las personas que habían intentado ayudarla.

"¿Para qué? No van a solucionar nada" respondió con tono seco, su voz sonaba áspera y ronca por la falta de uso y el exceso de tabaco.

Harry cerró los ojos durante unos escasos segundos y tomó una respiración profunda antes de volver a hablar a pesar de no tener toda la atención de su madre, ella seguía mirando a un punto fijo, su mirada parecía incluso vacía y carente de algún tipo de emoción o sentimiento.

"Mamá, ni siquiera has probado las pastillas. Quizá logran levantarte el ánimo o-"

"No funcionan" lo miró por primera vez y Harry siguió sin encontrar nada en sus ojos, ni siquiera afecto o tristeza o incluso desesperación, " ¿por qué sigues a mi lado? Podrías estar por ahí teniendo una vida feliz con una bonita novia" interrogó Anne

"Porque eres mi madre, y no voy a dejarte sola" respondió con dulzura " y mamá, soy gay " añadió con una media sonrisa, Anne fruncio el ceño y por unos segundos parecía sorprendida.

"¿Que eres qué?" preguntó con torpeza, Harry suspiró

"Gay, mamá. Soy gay" contestó con cansancio, como si hubiese repetido aquello demasiadas veces, "te lo conté cuando tenía 14", añadió en el mismo tono.

"No puede ser, tu no.." no llegó a terminar la frase y ahora fue el turno de Harry para fruncir el ceño.

"¿Yo no, qué?" notó como su madre tragaba saliva ante la pregunta y Harry supo que no le iba a gustar la respuesta.

"No lo pareces, no puedes ser como ellos. Tu no eres así, no eres un maldito promiscuo" espetó y Harry sintió verdaderas náuseas.

"¿Qué?" dijo incrédulo "no puedes estar hablando en serio"

"Lo hago" afirmó Anne

Harry la miró como si no la conociera y se apartó de ella, intentó ordenar sus pensamientos antes de empezar a hablar.

"¿Ahora es algo malo ser gay? ¿Tengo que pedirte perdón? Pues siento decepcionarte, pero soy gay y no dejaré de serlo y tampoco es algo que he elegido o que haya podido parar. Y no sé qué imagen tienes de los homosexuales pero eso del chico afeminado no es más que un absurdo estereotipo, y si lo fuese tampoco es tu problema ni tienes porque generalizar y afirmar que todos son así. ¿Y promiscuo? ¿de verdad? ¿Me estás diciendo en serio que las personas heteros no se acuestan también con cuantas personas quieren? Oh, espera claro no se les puede decir nada porque es lo "normal" y "aceptado". Permíteme decirte que el amor es amor, y es igual para todo el mundo. Y todos tenemos el derecho a amar a quién queramos y tu, no vas a decidir por mi cómo tengo que ser y qué me tiene que gustar. No tienes ningún derecho a juzgarme ya no por esto sino por nada, porque ni siquiera has actuado como una maldita madre, de eso se encargó Gemma" las palabras salieron casi sus control de sus labios y cuando dejó de hablar su madre solo lo miraba fijamente.

"Entonces vete, vete con tu hermana al parecer ella sabe hacer mejor que yo el papel de madre" espetó con desprecio, Harry sonrió con amargura y antes de correr su habitación habló.

"Lo haré, en cuanto pueda no dudes que lo haré. Porque hace años perdí a mi verdadera madre" y con esto desapareció.

...

Harry lo había defendido y Louis parecía no poder salir de su asombro, observó como aquel alto rizado dedicaba una última mala mirada al chico que hacia escasos segundos lo había llamado "maricón" y como este se alejaba tragando saliva. Pronto la mirada sorprendida de Louis se posó sobre Harry.

"No tenías que hacerlo" bien, Louis eso definitivamente no entra dentro del top de mejores respuestas, pensó el castaño.

"Pero quería, no tienen derecho a insultarte" replicó "y mucho menos por tu orientación sexual" añadió ahora mirándole.

Louis negó

"No soy.." no acabó la frase, Harry lo miraba entre expectante y divertido," bueno.." se rasco la nuca con nerviosismo.

"¿Gay?" ayudó Harry

"Eh, sí" respondió Louis con timidez, ¿y cuando habían empezado a temblarle las manos?

"¿Estás bien?" preguntó Harry y Louis fue capaz de distinguir la preocupación en su voz.

Su respiración pronto empezó a ser irregular y Louis sabía que significaba eso, y como en una coreografía bien ensayada donde todos saben que pasos hacer, las lágrimas inundaron sus ojos para después mojar sus mejillas. Su pecho dolía y antes de que pudiese darse cuenta ya estaba sentado en el suelo con la espalda apoyada en la pared, Harry agachado a su lado.

"No lo soy, no lo soy" repitió "Harry no lo soy, no lo soy" balbuceo entre lágrimas.

"Eh, Lou mirame" la voz de Harry sonaba lejana" estoy aquí, no pasa nada. Te tengo, respira" acuno la cara de Louis entre sus manos logrando que este le mirara, el más bajo consiguió volver a enfocar su visión y oír con mayor claridad la voz del rizado.

"No lo soy" repitió de nuevo, Harry acarició su mejilla y Louis solo, bueno se lanzó prácticamente a sus brazos y Harry lo recibió apretándolo contra la calidez de su cuerpo.

"Estoy aquí, te tengo" susurró oyendo los pequeños sollozos de Louis "no me iré, estoy aquí pequeño" agregó del mismo modo, Louis lo abrazó con más fuerza como si Harry lograse mantenerle seguro y en paz.

"¿Esto es por el personaje que te ha tocado en la obra?" intentó bromear Harry y Louis rió haciendo que algo en el pecho de Harry se sintiese cálido.

Y Louis pensó que debería no hablar nunca de este día pero por el momento disfrutaría un segundo más de estar entre los brazos de Harry y quizá después se enfrentaría a sus pensamientos.

[N/A] Heyy, espero que os haya gustado. Si queréis hacerme feliz comentad y votad, cientos de gracias por leer.

Os quiero, Iris xx

Twitter: @avelouist

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.


Twitter: @avelouist

Rules of beauty ; Larry StylinsonDonde viven las historias. Descúbrelo ahora