Capitulo 8

1 0 0

Ya habían pasado un mes desde que Henry, Leo, Adán y Claudia partieran; la graduación de Daniel y Marina fue dos semanas después de la partida de sus amigos, fue un poco triste la fiesta de graduación por que faltaban ellos y el inicio de la vacaciones de verano fue el mejor momento para Daniel ya que no tenia deberes que entregar y mucho meno tener que levantarse temprano. Aunque Jake siempre les decía que se prepararan para cuando los ancianos les avisara que ya estaba todo listo para ir en busca del libro de las Artes Ocultas.
-¿Qué hacen chicos? -le pregunta Jake el jueves por la tarde en la casa de Marina mientras que jugando una partida de cartas-pensé que estarían haciendo algo mas productivo.
-¿Cómo que? -le pregunta Marina
-Como ver la forma de aprender magia y hechizo-le dice Jake un poco molesto
-Jake, entiéndelo, -le dijo Daniel mientras que se servia un poco de limonada-no podemos hacer magia sin libro, y los hechizos no lo podemos hacer sin alguien que nos diga como hacerlo, si no mas recuerdo Kiwinse nos iba a enseñar pero se desaparecí con los libros que supuestamente usaríamos.
-Si, pero...
-¡Jake, si nos trae un libro de hechizo o nos muestra como hacerlo-le dice Marina armándose de paciencia-lo haremos, de lo contrario no haremos nada!.
En ese momento Jake se rasco la cabeza con un dedo y luego como si una idea se le hubiese ocurrido de la nada desapareció sin decir mas nada.
-Jake, esta loco verdad-le dice Marina-como se le ocurre orbitar así como si nada, y si alguien lo hubiera visto como lo íbamos a explicar.
-Cálmate, Marina no hay nadie en tu casa a parte de tu abuela-le dice Daniel-, y ella esta viendo la tele.
El resto de la tarde fue muy tranquila hasta que Jake regreso con una noticia que sorprendió a Daniel y Marina.
-Hola, les tengo una gran noticia-le dijo Jake cuando llego-los ancianos me dijeron que los puedo llevar a la escuela de magia para que aprenda uno hechizos sencillos.
-¿Lo dices enserio Jake?-le pregunta Daniel muy emocionado por la noticia.
-Claro que lo digo enserio-le dice Jake-cuando me dijeron de los libros, pensé que los podía llevar a la escuela de magia pero primero fui a preguntarle a los acianos y pensaron que estaba bien en llevarlos.
-Entonces, ¿nos va a llevar hoy?-le pregunta Marina muy emocionada.
-Hoy no-le responde Jake.
-¿Por qué no?
-Los llevare mañana es muy tarde-le dijo Jake.
Con la promesa de Jake que los llevaría a la escuela de magia al día siguiente Daniel no pudo dormir esa noche, nunca en su vida había estado en una escuela tan especial como esa, por lo poco que le había dicho Jake era un lugar donde los jóvenes mayores de diecisiete años podían asistir y que estaba completamente protegida de demonios y criaturas malignas, los jóvenes aprendía toda clase de hechizos para su protección y para defenderse de cualquiera que lo intentara atacar.
Al día siguiente Daniel y Jake se despertaron temprano para salir y con Marina cerca del bosque que había por esa zona. Cuando llegaron ya Marina los esperaba.
-¿Están listo? -le pregunta Jake.
-¡Si!-respondieron al omiso. Jake tomo la mano de Marina y le puso la mano en el hombro de Daniel y en un instante desaparecieron entre las orbitas y en un segundo habían llegado a un lugar muy extraño porque se encontraba cerca de la montaña y era una escuela normal como cualquiera que aya visto Daniel en su vida tenía dos piso, tenía una plaza muy grande y en el centro estaba una fuente de piedra, los pasillos estaban vació, los estudiantes estaban en clase y algunos de los pasillos tenían estantes donde se veían los trofeos, las escaleras eran de madera y crujían un poco cuando pasaban por ellas.
Una de las cosas mas raras que había en la escuela de magia era que los estudiantes andaban vestidos con ropa normal a diferencia de otras escuelas (normales) que usaban uniformes. Jake condujo a Daniel y Marina por un pasillo que estaba a su derecha era muy espacioso las paredes contenían anuncios de diferentes tipos tales como "BIENVENIDO AL LA ESCUELA DE MAGIA XERIFUR" o "A TODOS LOS ALUMNOS DEL CUARTO CURSO SE LES IMFORMA NO USAR LOS HECHIZOS CEGADORES EN CLASE" y un cartel que parecía que lo acababan de poner porque decía "TODO EL ALUMNADO PRESENTARSE HOY 20/8 EN LA SALA DE CONFERECIA A LA SEGUNDA HORA DE CLASE PARA UNA REUNIO DE SUMA IPORTANCIA".
Mientras que caminaban se fueron acercando a una puerta de roble muy grande por donde entraron y se encontraron en una sala llenas de asiento parecida a una sala de cine pero sin la pantalla grande ni las cornetas gigante en los lados.
-Jake, ¿qué hacemos aquí? -le pregunta Daniel-en uno de los carteles que estaba afuera decía que hay una reunión con los alumnos dentro de un rato.
-Lo se-le responde Jake sin darle tanta importancia-lo que pasa es que esa reunión es por ustedes.
-¿A que te refieres? -le pregunta Marina.
-Ya lo sabrán-dice Jake sentándose en uno de los asientos.
Mientras esperaban una persona se apareció de la nada diez minuto después esa persona era alta de cabellos grises con lentes, su nariz estaba plana sus ojos eran grises como su cabello llevaba una túnica negra y en las orillas tenía una franja rojas como el fuego la expresión de su rostro daba a entender que era muy estricto
-Hola Jake ¿cómo estas? -le dice el extraño hombre con una voz fuerte y aguda.
-Hola profesor Mcggoole-le responde Jake-chicos él es el director de la escuela de magia.
-Así que ellos son los hechiceros ¿no? -le dijo el profesor Mcggoole mientras que se encaminaba hacia la tarima. Los alumnos fueron llegando después de un rato la mayoría eran jóvenes que parecían de dieciséis años los demás eran un poco mas grande que los otros alumnos. Todos iban vestido en civil y encima llevaban una túnica negra cada una con líneas de diferentes colores Jake les explico que cada color significa el nivel que se encuentra o el curso en el que estas. Los que tenían líneas blanca eran los de primer curso, los de líneas azul eran del segundo, los verde eran del tercero, los de líneas amarilla eran del cuarto y los de morado eran del quinto.
Cada alumno se fue sentando por su respectivo nivel, todos los miraban como si fueran alguien famoso porque se oían hablar en voz baja, el profesor Mcggoole los mando hacer silencio con una explosión de que hizo aparecer con un movimiento de la mano.
-Buenos días a todo el alumnado de la escuela de magia-empezó a decir el profesor Mcggoole después que todos loa alumnos hicieron silencio-estamos reunidos por un motivo, y se que se preguntaran cual, ese motivo se trata de los hechiceros aquellos que fundaron la escuela de magia-los murmullos se empezaron a oír después de que el director digiera esas palabras-. Se que pensaran que es una locura pero no lo es, los guardianes me informaron que hoy vendrían a la escuela de magia a instruirse un poco sobre nuestro mundo y por tal razón les quiero presentar a lo...
-No serán esos chicos que están allí sentado ¿verdad? -le interrumpe un joven del quinto curso.
-Son ellos, señor Fens, y por favor siéntese-lo interrumpió el profesor Mcggole. El chico se sentó un poco extrañado y molesto, Daniel pensó que fue por la edad que tenían él y Marina pero ellos no tenían culpa por su edad y menos de que ellos eran los descendiente de los hechiceros mas antiguos y poderoso que habían existido.
-¿Len quieren preguntar algo, o que les cuente algo?-les dice un profesor que apareció en medio de un remolino de aire, ese profesor era alto, calvo y era negro, sus ojos eran como los de un conejo pero de color blanco daba la impresión de que era de otro mundo.
-Buenas días, profesor Stiven creo que llega tarde a la reunión-le responde el director que sonaba como si lo estuviera regañando-lo que les acaba de preguntar a los alumnos yo se lo iba a preguntar justo cuando llego usted, pero que se le va hacer, -le dice con la boca un poco tensa para disimularlo se dirige otra vez a los alumnos-muy bien chicos es momento de que pregunte lo que quieran a nuestros invitados.
-Yo les tengo una pregunta-les dice un chico de segundo que parecía un adulto de cuarenta por el rostro que tenían-sin son los hechiceros ¿por qué quieren aprender magia?
Todo el salón comenzó a murmura y Daniel sintió que se iba a morir la pregunta del chico era muy buena y muy dura y aparte muy difícil de responder, si Jake les hubiera dicho que los alumnos de la escuela de magia preguntaban cosas tan difíciles de seguro a Daniel ni a Marina se les hubiese ocurrido ir.
-Bueno ellos-comenzó a decir Jake para salvar a Daniel y Marina de ese apuro-quieren aprender cosas diferentes a las que saben por esta razón quieren estar en la escuela de magia-Jake dijo eso y luego fue a donde Daniel y Marina y les murmuro algo que solo ellos podían escuchar-estos chicos tienen unas preguntas muy difíciles de responder por eso dije todo ese disparate así que tenga cuidado ya que no los puedo salvar a cada momento
-Pero no fue nuestra culpa -le dice Daniel y poco molesto-ellos preguntaron algo que lógicamente pensaban que sabíamos.
-Es verdad-les dice Marina-el director no les dijo que no sabíamos magia a los alumnos antes de que llegáramos nosotros.
-Creo que no-le responde Jake volviendo a su lugar
-Alguna otra pregunta-le dice el director dirigiéndose a los alumnos
-Yo tengo otra pregunta-le dice una chica de tercero-¿por qué no nos hacen una demostración de magia? -todo el lugar comenzó a ponerse muy emocionado pero para Daniel no lo era, ¿Cómo rayos va a ser una demostración si no sabe ningún conjuro o hechizo? Y parecía que los profesores también querían una demostración, Daniel miro a Jake y este no le devolvió la mirada parecía distraído y luego miro a Mariana y esta estaba tan asustada y desconcertada como Daniel.
-Excelente idea señorita Cramber-le dice el director-los hechiceros no harán una demostración de magia avanzada, el chico Daniel no demostrara el hechizo de Frenítuz, y la chica Marina no enseñara el conjuro Giricorpus, en duelo de magia, por favor-el director sonó las palmas y toda la tarima quedo en un campo de duelo grande y espacioso la sillas de la primera silla se movieron un poco hacía la parte de atrás para abrir un espacio mas grande para los chicos-el campo de duelo es suyo.
Daniel y Marina estaban asustado como si alguien los mandara para su destino final, Daniel estaban tan preocupado por lo que iba a suceder que no tenia ni idea de que era el hechizo Frenítuz ni siquiera sabia como conjurarlo y si no lo hacían bien los alumnos y los profesores pensarían que eran unos falso la única opción que tenían era que todo saliera bien.
-¿Qué vamos hacer? -le pregunta Marina muy asustada-no tengo ni la menor idea que significa Giricorpus, si solo alguien nos ayudara.
-No se que vamos hacer-le responde Daniel-la única opción es que trata de imaginar que rayos significa esas palabras.
-Y cuándo lo haga ¿qué vamos hacer? -le dice Marina que parecía que iba a llorar.
-Que tengamos mucha suerte-le dice Daniel justo cuando el director Mcggoole.
-Preparados, los hechiceros-le dice el director Mcggoole-por favor ubíquese en su lugares, a la cuenta de tres llevaran a cabo los hechizo.
Daniel se dirigió a una de las punta de campo esperando que su hechizo de detención funcionara porque fue lo único que pensó que significaba ese hechizo y que su suerte los ayudara a salir de ese gran apuro.
-¿Listos?-les pregunta el director Mcggoole, Daniel y Marina asistieron aun asustados-uno...dos...y tres
Daniel y Marina gritaron sus hechizos a la vez
-¡Giracarpus!
-¡Frenítuz!
Un destello morado y en forma de espiral salió de la mano de Marina y fue directamente a donde Daniel se encontraba pero este cuando hizo su hechizo salió de las manos un escudo de color rojo fuego que lo protegió del ataque de Marina. Todos lo que estaban presente aplaudieron tan fuerte que Daniel sintió que ese era el mejor día de su vida, a pesar de que no tenían ni la menor idea de cómo conjurar un hechizo.
-¡Lo logramos!,-gritaba Marina cuando regresaban a sus casa después de las felicitaciones de toda la escuela y de los profesores-por fin hicimos un hechizo y nos salió bien a pesar de que Jake no ayudara en nada.
-Es cierto, -dice Daniel al llegar a su casa-Jake ¿por qué no nos ayudaste?
-Porque sabía que ustedes podían-le responde Jake-además cuando estemos en el barco la semana próxima, ya sabrán defenderse.
-¿Qué barco? -pregunta Daniel un poco extrañado.
-El barco que nos llevara a la isla de los sueños a buscar el libro de las Artes oculta.
-Tan rápido-dijo Marina con desconcierto-creí que nos dejarían un poco de tiempo mas.
-¿Más tiempo?, pero si llevan un mes sin hacer nada no querían aventuras y aprender cosas de nuestro mundo.
-Si pero..
-Pero nada-le corta Jake de repente
Jake no contó nada más del viaje que harían, pero Daniel sabía que Jake ocultaba algo que no le quería contar y Mariana al parecer pensaba lo mismo que Daniel.

Los Hechiceros Y La Isla De Los Sueños #LIBRO 1¡Lee esta historia GRATIS!