CAPÍTULO 27~ Corazón desembocado.

1.2K 184 24

-Dan es mi novia—Oigo la voz de Jimin entre alborotos al mismo instante que golpea desafiante al pecho de JungKook haciéndolo dar pasos hacia atrás-- ¿Te cansaste de Ammy y ahora vienes por Dan?—Jimin suelta un bufido que me hace dar un brindo de espanto—

-Jamás estuve tras Ammy—Responde Jimin retirando su brazo de mi nuca para empujar a Jimin y hacerlo retroceder—

-¡Mentira!—Jimin levanta el puño contra el rostro de JungKook, quien reacciona rápidamente y logra sujetárselo. Lo que no había previsto es que Jimin arremetiera con su otro puño para golpearlo justo en su vientre, lanzándolo por el suelo. Rápidamente me hago de lado antes de ser arrastrada. "Jamás me he quedado fuera de una pelea. Jamás he sido la que se queda mirando asustada o animando a quien crea que gane. Soy del tipo de chicas que se lanzan en medio de una pelea o los ignora porque no le interesa a quien chanquen, pero en esta oportunidad mi pecho late alterado y mis sentidos están fuera de sí mientras observo al chico del que he estado enamorada toda mi vida y al joven que misteriosamente ha terminado sacudiéndome mi mundo y envolviéndome en sensaciones que jamás he experimentado ni siquiera con Jimin.

-¡He vivido enamorado de Ammy toda mi maldita vida!—Escupe Jimin después de levantarse. JungKook se había lanzado contra él moliendo su rostro a golpes, pero pronto han invertido los papeles. Es ahora Jimin quien propicia puños una y otra vez contra el rostro de JungKook-- ¡Llegas tú y solo te dedicas a arrebatármela!—Otro golpe-- ¡Ahora quiero estar con Dan y te lanzas por ella!—Golpea aún más fuerte justo en la ceja de JungKook. Su ojo derecho esta hinchado y su labio reventado. Mi cuerpo está congelado ante la desesperación. "No lo golpees"

-¡Solo tomas lo que quieres y te largas!—Le grita Jimin pero en ese instante JungKook levanta la pierna y patea a Jimin justo en el abdomen, mandándolo a rodar. Ambos ruedan y se ponen de pie. JungKook tiene un ojo hinchado y el labio reventado mientras que Jimin tiene la mejilla derecha amoreteada y la ceja reventada. Ambos escupen sangre mientras los alumnos se amontonan y me empujan intentando ver lo que ocurre.

-¡Jamás me ha interesado Ammy]!—Escupe JungKook.

Mis ojos rápidamente buscan a mi hermana, quien como supuse se halla parada justo tras JungKook, observando todo silenciosa y con la expresión pálida.

-Jamás intenté quitártela. No me gustan las chicas resbalosas—Escupe JungKook. Trago saliva y dirijo nuevamente mi atención a mi hermana, cuyo rostro se torna rojo tomate inmediatamente, baja la cabeza y se echa hacia atrás desapareciendo tras los alumnos Me hallo a punto de correr tras ella para consolarla, pero las palabras que a continuación son pronunciadas me detienen—

-Siempre ha sido Dan. Me interesa Dan—JungKook se ha acercado con furia sujetando a Jimin de la camisa con manchas de sangre y polvo—Me gusta Dan y quiero que cualquier maldito imbécil se quede enterado de ello o partiré su trasero si se le acerca—Entreabro los ojos.

-Dan me quiere a mi—Jimin escupe mientras sonríe con burla—Dan siempre ha vivido enamorada de mí. Jamás te hará caso—Lo fulmina con la mirada pero gruñe al instante cuando JungKook le presiona el cuello con más enfado---Que irónico. Tendrás el mismo rechazo que yo tuve con Ammy a causa tuya—

JungKook levanta el puño a punto de propiciarlo en su cara pero en ese instante un joven irrumpe el lugar anunciando que el rector se dirige hacia allí.

Rápidamente se rompen las filas y todos corren despavoridos. Observo a JungKook y Jimin soltarse y correr justo a donde me hallo.

En JungKook quien me toma del brazo primero. Su ojo izquierdo hinchado lo hace ver poco reconocible, y aun así todo mi cuerpo experimenta un hormigueo cuando me toca la piel—

-Vámonos—Dice tirando de mi brazo, pero rápidamente alguien toma de mi otro brazo—

-Ven conmigo—Es Jimin, quien me lo dice confiado y con una débil sonrisa—

Me pierdo en aquellos ojos negros intensos y mi corazón da un pequeño golpecito. Apenas distinguible. Miro a ambos una y otra vez. En cuestión de segundos mi mente rebobina miles de sentimientos. Miro a Kook quien se halla firme, y a Jimin quien me sonríe débilmente. "Siempre he amado a Jimin" ¿Por qué escogería a Kook?

Presiono la mano de Jimin y doy un paso hacia él, pero mi atención esta sobre JungKook, quien al verme marchar con Jimin derriba su expresión entreabriendo los ojos y los labios. Un haz de dolor se proyecta en su rostro y en cuanto mi pecho late con más fuerza, mis pulmones se contraen.

JungKook libera mi brazo; no obstante sin pensarlo dos veces, me suelto del agarre de Jimin y alcanzo la mano de Kook. Mi corazón explota cuando él aprieta la mía mientras me observa con sorpresa, complacencia y luego diversión.

Ni siquiera me tomo tiempo para ver a Jimin, si no que echó a correr con JungKook por el pasillo opuesto al que el rector ingresa y grita que nos detengamos. "sé que luego tendré una sanción, pero en este instante no me importa"

Mi corazón late con fuerza y la adrenalina me invade las venas. JungKook me dirige justo atrás del último pabellón, en donde nos escondemos en una de las aulas vacías. JungKook se tumba sobre el piso frio y me jala con él, haciéndome sentar a su lado.

Mi pecho se eleva al compás de mi respiración. Cierro los ojos y rio suavemente. "Eso ha sido des estresante"

-¿Qué es lo gracioso?—Pregunta JungKook. Rápidamente me giro hacia él, recordando su presencia. Mi cuerpo nuevamente vuelve a temblar de nerviosismo.

-Nada—Murmuro encogiéndome de hombro. Intento apartar mi mano del suyo, pero él me lo impide provocando que me arrepienta ante mi decisión de venir con él.

-mmmm—Gime él, adolorido mientras se recuesta contra la pared—Mierda. Mi madre va a regañarme—

Me encojo aún más tragando saliva y mirándolo de reojo. ¿Qué debería decir?

-Dan...-- Murmura en un gemido de dolor—Me duele el rostro...-- Aprieta su mano sobre la mía-- ¿No cuidarás de mí?—

Trago saliva y niego con la cabeza—

-Te creo suficientemente capaz de hacerlo tú mismo—Rio nerviosa a lo que él responde con una carcajada adolorida llevado su mano libre sobre su ojo.

-No lo soy—sujeta mi nano y la conduce hasta mejilla. Trago saliva cuando distingo la aspereza de su mejilla magullada.

-Dan... me desangro—Cierro los parpados con fuerza y me retuerzo en mi lugar. ¿Por qué me hace esto?—

Respiro hondo y suelto su mano apresurándome a quietarme la camisa que llevo encima, quedando en una camiseta manga acero y muy ceñida al cuerpo. Mis brazos están desnudos y JungKook me mira con atención mientras me acerco a él, me arrodillo y tomo un lado de mi camisa para limpiar la sangre de su rostro y mejillas. La hinchazón de sus ojos necesita un poco de hielo y no creo tenerlos en los bolsillos.

-Eres un bruto—Reniego mientras le froto el rostro con cuidado. Debe doler mucho—Tienes que aprender a defenderte. ¿Cómo es posible que te hayan molido?

El suelta una carcajada y coloca las manos en mis caderas, apuntándome contra su pecho. Mis manos bajan desesperadas hasta hombros para sujetarme y poner distancia entre ambos—

-Perdona. Había olvidado que tú eres la experta en estos temas... pero era cuestión de honor ¿Sabes? Honor mío y mi chica—Mis mejillas se tiñen de rojo inmediatamente, haciéndome desear jamás haber preguntado.

-No soy tu chica—Susurro pero él inclina el rostro hasta mi clavícula, besando justo sobre mi pecho—

Abro los ojos de par en par y me cubro los pechos con las manos—

-¡Eres un pervertido! ¿Cómo te atreves?—

-Solo te confieso lo que quiero mediante gestos.

Mis ojos se abren de par en par. Hoy todo mi cuerpo experimenta una oleada de calor ante el pensamiento—

-¿Quieres mis pechos?—

El sonríe de lado y luego posa un beso en mi mejilla. La aspereza de su labio superior reventado se extiende—

-Te quiero a ti. Quiero tus besos, tus caricias, tu aroma, tu piel... te quiero a ti. Absolutamente todo—

MANUAL PARA UNA DAMA¡Lee esta historia GRATIS!