Quiero que seas feliz

2.2K 188 10

-No vas a golpearme?
pregunto James cabizbajo pero abriendo el ojo derecho...
-Porque habria de hacerlo?.-respondio Anthony mientras lo veia compasivamente, el rebelde tenia un gesto nunca antes visto.

-Por... por lo que te dije, es... es que ya... no podia ocultarlo mas, estoy cargando con esto desde hace mucho, no es que yo sea un rarito pero...- Se ocultaba era gay con todas sus fuerzas, pero temia que el rebelde lo etiquetara.
-Me... me gustas... Yo... te admiro mucho.
-Me halaga lo que me dices pero yo no...
-Lo se que tu no eres eso... yo tampoco- volvio a mentir -pero tenia que decirtelo.
-Si, lo entiendo tenias que externarlo. La actitud de compasion de Anthony no cambio para nada. -Y entonces?-cuestionaba el pelinegro mientras sonreia brevemente para no sentirse tan ansioso.

-Por mi parte no hay ningun problema, te respeto y pues agradezco la confianza.
James lo miro con agradecimiento pero tambien con un dejo de tristeza- Para mi sera como siempre, eres mi compañero de escuela y te voy a respetar, no importa lo que pase de acuerdo?

-Anthony muchas gracias por ser como eres.

- Gracia a ti por ser tan valiente y decirmelo, bueno ya debemos irnos te veo luego.

Anthony extendio su mano, James la tomo y la estrecho, una corriente electrica recorrio su cuerpo al sentir aquella mano del chico de la gorra.

Con mucha caballerosidad y comprension habia sido rechazado estaba triste pero feliz de haber sido comprendido.

Retomando su camino, el rebelde entro al instituto, James permanecio un rato en aquel callejon, aun no podia creer que lo dijo.

Luego de unos minutos de soledad, pensaba en lo que ocurrio, volvio al salon de clases (Se habia escapado del aula para hablar con Anthony) lo miro a lo lejos, parecia tranquilo y reia apaciblemente con sus amigos
-Se ve tan guapo... pero ya me dijo que no debo respetarsu decision.
Se puso su mano en el corazon, le latia muy rapido tenia una extraña sensacion es su cuerpo, algunos la llaman mariposas en el estomago, se habia enamorado de la persona equivocada.

Al entrar a su clase, recupero su postura no debia hacer notar su dolor, pues efectivamente estaba triste. Antes de declararsele a Anthony vivia en su mundo de fantasia, imaginaba que el rebelde le pedia ser su novio, que el aceptaba y eran felices. La realidad le indico de golpe que los sueños muchas veces no se materializan, su compañero de escuela no seria para el.

-Donde estabas? tardaste mucho.-su mejor amiga Diana le preguntaba, una chica dulce y amable. Nadie nisiquiera ella sabia de su verdadera orientacion.

-Fui al baño, pero ya sabes como me tardo.-fingio compostura.
-Si, ademas creo que tienes diarrea.-ella sonrio pero noto que el no.-Te ocurre algo James?
-No.
-Intentare creerte.

La clase prosiguio, el no pudo poner atencion a la clase, recordaba la sensacion al estrechar la mano de Anthony, quiza fuera la unica vez que podria hacerlo.
Tenia planeado salir con Diana pero prefirio ir a casa, no tenia animo.
-Pero James, quedaste de ir conmigo.-hacia puchero la joven.
-Disculpame es que me siento muy mal de verdad.
-Esta bien, sera para otro dia.

Ya se iba, al menos James no tendria que ver a su amado tormento por el resto del dia, el solo hecho de verlo lo ponia a vibrar. Diana se dirigio a la biblioteca a un costado de la entrada, James iba saliendo cuando curiosamente Anthony iba entrando, se lo topo de frente, al mirarlo el rebelde le sonrio y siguio su camino.
-Me sonrio!,Me sonrio!.-dijo en voz baja. -Quien pequeño?.- su amiga lo escucho, al perderse en la mirada de su compañero no noto que la chica llego antes de imprevisto.
-Nadie.
-Pues mientras no sea Anthony, esta bien, ese chico me encanta, si fueras mujer lo entenderias y pues quien sabe, quiza si me esfuerzo se fije en mi y tu pequeño me ayudaras a conquistarlo.
-Yo?
-Si, tu me ayudaras a conquistar a Anthony.

James sintio celos, aun asi aunque amaba al rebelde con todas sus fuerzas, sin duda alguna el haria lo necesario para que el fuera feliz.Aunque el corazon y el alma se le despedazaran. Cualquier cosa por verlo feliz.

Nota:
"Hey gracias por continuar leyendo, regalenme sus comentarios si el capitulo lo amerita, gracias y saludos"

Mi compañero de escuela¡Lee esta historia GRATIS!