Hombre Lobo

1.6K 91 0

Narra Derek
El domingo, me llevé a Mykeila al bosque, quería hacer algo especial como lo de el lago, bueno lo que pasó allí fue todo su idea, pero igualmente fue precioso.
Derek, si me traes al bosque para matarme porfavor hazlo ya.- dijo riendose.
Y si me traes para violarme aqui, recuerda que vamos a gritar muy alto, y alguien nos oirá- esta vez se rió aún más, yo tambien me reí, dios, tenía tanta imaginación.
Supongo que como en el lago, me has traído aqui y no tienes ni idea de que hacer, ¿cierto?- me leyó la mente.
Me tomaré ese silencio como un "Si Mykeila, porfavor piensa tu algo" - dijo aún riendose.
La agarré del brazo.
Te equivocas en algo- le susurré al oido, ella me miró con cara de Venga Chaval Sorprendeme.- Dime una sola vez en la que yo te haya llamado Mykeila y no reina.- le volví a susurrar mientras reía.
Se soltó de mi agarre.
Igualmente, no pensaste en nada que hacer.- dijo aún subrayando lo obvio.
Touché- dije intentando disculparme.
Apuesto lo que sea, a que soy más rápida que tu- dijo desafiandome.
¿Estás proponiendo una carrera?- le pregunté, ella no podría ganar una carrera contra mi, joder soy un hombre lobo desde que nací todas las habilidades que ella y el resto de humanos tienen, yo las tengo mas desarolladas.
Ella asintió ante mi pregunta, con una sonrisa de competitividad.
¿Y que apostamos?- le pregunté.
¿Que sugieres?- fue su respuesta.
Narra Mykeila
Quién gane invita al otro a cenar esta noche- dijo él convencido de que me ganaría.
Wow, de verdad este chico tenía hambre y no me extraña porque habiendo probado su comida.
Bien, la meta es aquel tronco- señale un tronco cortado.-El asintió.
No vas a ganar esto reina- dijo sonriendo competitivamente.
Ya lo veremos- nada más pronunciar la última sílaba salí disparada hacia la meta. El me seguía y ¡Mierda me adelantó!
La suerte me vino cuando no vió que había una raíz que sobresalía del suelo y se estampó con este, haciendome ganar la carrera, pero wow, corría muy rápido.
¿Que tal sabe el suelo? - dije riéndome cuando llegó a la meta.
Mejor que el pollo de ayer. Has tenido suerte reina, te debo una cena.- dijo tranquilo.
De repente lo oí, eran los mismos ruidos que oí la otra noche con Stiles.
De la nada salió el animal, persona, lo que fuera esa cosa.
¡Derek corre!- le grité, pero el no se movía, no me jodas que a él tambien le estaba dando una psicosis.
Vi como Derek y el animal ese se sostenian la mirada, vi los ojos de Derek cambiando de color. Ahora si estaba asustada aquella cosa, que parecía un hombre lobo y Derek no tardaron en abalanzarse el uno sobre el otro.
¡Mykeila vete de aqui!- dijo bastante tranquilo para estar gritandome.
Pero...- no me dejo acabar.
¡VETE!- me grito mientras se giraba, al mirarle lo vi, tenía los ojos claros, orejas puntiagudas, zarpas y se habia vuelto muy peludo.

¡VETE!- me grito mientras se giraba, al mirarle lo vi, tenía los ojos claros, orejas puntiagudas, zarpas y se habia vuelto muy peludo

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Será la pubertad pensé. No enserio me quedé átonita, sali corriendo, corrí hacia mi coche, el cuál Derek había conducido para venir. Suerte que las llaves estaban puestas. Arranqué y salí corriendo de allí. Al llegar a casa no quería ver a Derek, cerré todas las ventanas y la puerta, para que nadie entrase, se me olvidó el tema de que Derek era un maldito mutante con superhabilidades y pintas exóticas, por lo que seguramente podría entrar, bajé todas las persianas, pero pensé que mi casa no era el lugar más seguro si quería evitar a Derek. Salí corriendo y fui a casa de Stiles.

Que El Tiempo Lo Decida (Derek Hale) #Libro1¡Lee esta historia GRATIS!