Capítulo 3

1K 59 0

Una semana después...

Por fin llego el fin de semana, un fin de semana sin tareas. La próxima semana salen a la venta los boletos para el Purpose Tour. Le hable a mis padres hace unos días atrás para contarles sobre eso, y se alegraron por mí, y por supuesto, me dieron permiso de ir.
Me querían ayudar con el dinero, pero se los prohibí, es algo que yo quiero pagar y en esos boletos va a estar todo el esfuerzo que he tenido para conseguirlos.

Hoy pasaría tiempo de calidad con mis hermanos, ya que según ellos, casi no paso tiempo a su lado.

Y hoy, por obra del Espíritu Santo, me levante temprano, y eso amigos, déjenme decirles que es raro porque Brook Mathews no se despierta temprano los fines de semana.

Cambiando de tema, fui hacia la habitación de mi hermano Cole y me adentré en ella.
Que tierno se ve durmiendo (sarcasmo modo on) tiene la cobija en solo una pierna y tirando baba...
Debería aprovechar esto para sacarle una foto...aunque no sería buena hermana si lo hago...

Ña...

Me arriesgaré.

Tome mi celular y abrí la cámara...

Listo, tengo una foto vergonzosa de Cole en mi celular...esto será divertido.

Salí de su habitación, y ahora camine hacia la de Jake, que estaba casi igual que Cole, solo que él tenía la cobija totalmente en el piso.

Otra foto para la diversión.

Salí de su habitación y camine hacia la cocina para preparar el desayuno para los tres. Ya una vez terminado el desayuno, con mi bella voz le hable a mis hermanos.

-¡Par de idiotas bajen a desayunar!- se nota que los quiero mucho ¿no?

Al instante escuche como bajaron corriendo por las escaleras. Un día de estos uno de esos dos se matara por correr en ellas.

Llegaron a donde me encontraba y besaron mi mejilla.

-Buenos días enana- saludó Cole y se sentó a comer.

-Buenos días rubios- imite su acción y me senté en mi lugar.

-¿Quieren ir a la pista de patinaje?- preguntó Jake después de estar unos minutos en silencio.

-Me parece bien- me encogí de hombros y seguí comiendo.

Después terminamos de desayunar y cada quien se subió a su habitación a bañarse y a cambiarse.

Horas después...

Ya nos encontrábamos en la pista de patinaje; la verdad es que yo no soy muy buena con eso de patinar, pero tampoco soy tan mala.

Mis hermanos se pusieron a patinar por toda la pista, mientras yo apenas e iba de un lado a otro.

Ya después fui agarrando un poco de confianza y alcance a mis hermanos; los tres nos íbamos persiguiendo, cosa que a mí me hacía reír demasiado.

Y creo que tenían razón, nos faltaba pasar tiempo juntos como en los viejos tiempos.

Y de tanto estar metida en mis pensamientos (como de costumbre) me tropecé con algo, más bien dicho con alguien.

-Lo siento, de verdad- me disculpe con un chico de cabello castaño, con el cual me tropecé.

-No te preocupes-sonrió, tiene una linda sonrisa ¿Qué estoy pensando?- yo también estaba distraído, ¿cómo te llamas chica de ojos lindos?- preguntó y yo me sonroje al instante.

Contrólate Brook.

-Me llamo Brook, ¿y tú?- sonreí un poco nerviosa.

-Soy Matt...- unas voces lo interrumpieron.

Él es mí ídolo-Justin Bieber¡Lee esta historia GRATIS!