38

177 27 4

Narra Naruto:

Luego de 2 horas después de lo sucedido por fin puedo salir de aquél hospital. Me siento realmente mal, pero no de salud si no sentimental .

Acabo de lastimar a Kakashi-Sensei, Sasuke se enojo con migo , trate mal a mis ex compañeros de la universidad y no tengo lugar en dónde quedarme, creo que volveré como un perro a la casa de mi madre rogando que me disculpe "que solo fue un momento de Adrenalina".

Y aquí es cuándo me doy cuenta que desperdicie mis 20 años de edad en nada mas que sufrir y ser feliz a costas de mis padres los cuáles me mantienen.

Soy un fracaso para la sociedad, soy un fracaso para mi mismo.

Y allí estaba yo, sentado en la vereda con mis maletas y mis mascotas, cuidando que Kurama no se vaya para la calle, no quiero llorar, no quiero llorar nunca más. Creo que esta es la etapa de mi vida en la que fue mucho mas de la mitad sufrimiento y lo que queda fue felicidad, confusión, Nervios etc ...

Bueno, creo que es hora de tirar mi orgullo a la basura y rogar si no quiero terminar debajo de un puente.

-¿Día difícil?

Di un pequeño salto al escuchar esa voz atrás de mis espaldas. Al darme vuelta pude ver a ¿Gaara?

-¿Gaara? -Dije sorprendido.

-Él mismo- sonrió.

-Ey! Cuentame ¿que paso contigo y Kenshin?

-Nada bueno, los padres lo habían comprometido desde que nació y bueno tuvo que dejarme para casarse con una mujer llamada Dalen quién vino desde Australia a costas de un pobre infeliz y de su padre quién la contrato para que este con su hijo no sabiendo que ella la estaba comprometida.-Sonrió sin ganas.-¿Y tu?

-Bueno estoy atropellado por él éxito, te contaré desde él principio , un poco resumida la historia: Luego de llegamos otra vez a Japón Sasuke y yo tuvimos una pequeña niña la cuál no sobrevivió, unas semanas después Sasuke se fue a Australia durante 3 años, al llegar trajo con él a una chica llamada Dalen diciendo que era su novia. Por supuesto eso me dolió mucho, me vine a vivir con mi antiguo Sensei, las semanas pasaron y ubo una fiesta dónde estuve en un estado de ebriedad y Sasuke me llevo a casa allí no se que paso pero desperté en él hospital. Apenas desperté Sasuke se puso meloso al tal punto de besarme, ese beso lo vio mi sensei y él esta atraído por mi, lo lastime y me hecho de su casa sin mas.

-Wow tu su que tienes una historia, lamento lo de tu bebé.

-Esta bien no importa ya.

-Te invitaría a dónde me estoy hospedando actualmente pero no permiten animales.-Sonrio- quizás algún día podrías venir a Argentina y tomarte un relajo.

-Claro.-Dije sonriendo falsamente.

-Veo que sigues conservando a la serpiente

-En estos momentos creo que una serpiente y un gato son la mejor compañía.

-puede ser.

-Bien nos vemos Gaara ire rogarle a mi madre por su cuidado.-Dije levantándome de la vereda.

Sorpresivamente Gaara me abrazo con fuerza, eso me ayudo demasiado.

-Luego nos vemos Naruto-Sonrió mientras daba leves palmadas en mi hombro.

-Hasta luego.

Observe como la silueta de Gaara se iba desapareciendo junto al sol y comencé a caminar en dirección a casa.

Cuándo menos de di cuenta, estaba al frente de la puerta apunto de abrila pero esta se abrió dejando ver a una chica rubia ojos negros vestida de mucama.

Yo Te Protegeré (Hermanos) (SasuNaru)¡Lee esta historia GRATIS!