Debemos irnos 18

318K 5.3K 445

-No me quiero ir- Dije atrás de el mientras caminaba hacia la mesa. Saco de su bolsillo trasero la billetera y dejo unos cuantos billetes arriba de la mesa- 

-Olvide el momento en el que te pregunte - respondió sarcástico, lo mire sorprendida mientras agarraba mi abrigo-

-¿Disculpa?- Lo mire levantando una ceja, el alcohol todavía seguía en mis venas pero no iba a dejar que me trate así. ¿Quien se cree que es? 

La pelirroja se acerco rápido hacia nuestra mesa. Pff lo que faltaba. 

-¿Ya te vas? - Le dijo, realmente parecía decepcionada por la idea. Mi personita interna rio-

-Si, muñeca. Pero nos veremos en la semana. Tomaremos algo  -Dijo sonriendo de lado, la mujer pareció derretirse. Hasta mis piernas temblaron con esa sonrisa- 

-¿Lo prometes?- Dijo mientras se mordía el labio. Oh dios vámonos-

-¿No era que estabas apurado?- Dije de mala gana con una mano en la cadera, mi plan no era decirlo en voz alta pero solo salio. Ella me miro frunciendo el ceño, el ni me miro. 

-Tiene razón. Estamos algo apurados -dijo acercándose a ella y dándole un beso en la mejilla- te deje algo extra -dijo guiñandole un ojo, para luego comenzar a caminar. Sabia que le había dejado una gran propina, si por puta seguro - nos vemos -ella solo lo vio irse, camine atrás de el mal humorada. Veía a la gente bailar y divertirse, yo quería eso.-

-No me quiero ir - dije nuevamente ya cuando estábamos afuera del lugar, el saco una cajetilla de cigarrillos y encendió uno mientras caminábamos hacia el auto- ¡¿Me escuchas o eres sordo!?- Dije elevando mi tono de voz. Este hombre me exasperaba. Se dio vuelta suspirando- 

-Te escucho. Lo hago. Solo que no me importa - Dijo dándole una pitada a su cigarrillo, para luego apretar un botón y hacer que el auto se abra- Entra al puto auto. Iremos a otro lado -Dijo mientras tiraba levemente su cabeza para atrás y largar el humo sin dejar de mirarme. Oh dios era todo un chico malo

-En tus sueños Styles. No iré a ningún lugar contigo. Buscare a alguien - Dije dandome vuelta, lo escuche suspirar-  que me quiera llevar a mi casa -continué-

-Bien, yo lo hare. Solo sube - lo escuche decir. Segui caminando- Estas borracha, vuelve -dijo mas alto. Me di vuelta enervada-

-No estoy borracha - dije acercándome a el. Quien ahora contenía una sonrisa mientras volvía darle una pitada al cigarrillo-

-Si lo estas- dijo achinando los ojos esa maldita  pequeña sonrisa en sus labios que era demasiado atractiva- 

-Todo es tu culpa, me diste mucho alcohol y estropeaste la noche. Sabia que mi padre tenia razon eres un idiota - el levanto una ceja poniendose serio- 

-No soy un idiota. Tu eres exasperante - Respondió para luego tirar la colilla del cigarrillo ahora consumido al pavimento, se acerco a mi- 

-Eres un idiota- Dije haciéndole frente- 

-Me irritas- respondió. Su rostro estaba cerca del mio, ambos en posición de alerta. La punta de nuestras narices casi rozandose-

-Inutil- contra-ataque. El se quedo en silencio mirándome por unos segundos que parecieron eternos. Tanto que me puse nerviosa -

-¿Este es el momento en el que te como la boca de un beso y te estampo contra el auto para descargar nuestro odio? - dijo burlon con voz ronca, revolee los ojos empujándolo. El dio una gran carcajada- Digo por que no me molestaría hacerlo -rio mas- 

Las reglas del boxeador (Incompleta)¡Lee esta historia GRATIS!