Capitulo 34: FINAL.

6.4K 516 1K

SUMMER P.O.V.

Sentí a Alex sorprendido por besarle pero en un par de segundos pasó una de sus manos por mi cintura.

Mi lengua se juntó con la de él y pase mis brazos por su cuello buscando con mis manos un cabello largo pero no encontré nada.

Mordi su labio desesperada por sentir algo, lo que fuera, pero no pude.

No sentía nada.

Me separé al darme cuenta la estupidez que estaba haciendo y miré a los presentes.

- Eh si, holah para ti también, Summeh. - dijo Mangel y sentí mis mejillas calentarse.

- Amor, ven. - dijo Martina tomando la mano de Mangel. - Tenemos que irnos a la mierda, otra vez.

Soltó una carcajada y caminaron con dirección a la Sala de espera.

Miré a Alex quien tenía los labios inchados debido a la intensidad del beso y me sonrió.

Sonrisa que se desvaneció al mirarme a la cara.

- ¿Estuviste llorando? - me preguntó y agaché la cabeza. - Mirame.

Tomó mi cara con una de sus manos y me obligó a mirarlo.

- ¿Por qué estabas llorando? - volvió a preguntar. - Es por el capullo de Rubius. - eso lo dijo en tono de afirmación.

La vergüenza me invadió al igual que el arrepentimiento.

- Perdóname, no tuve porque haberte besado. - dije secandome las lágrimas que quedaban con mi suéter.

- Summer, tu puedes venir a besarme las veces que quieras. - dijo. - Siempre y cuando tengas ganas de hacerlo, no por cualquier pelea que tengas con Rubius.

- Lo sé, lo siento mucho. - me disculpé.
Alex me miró una última vez, me paso el vaso de café y se dio media vuelta saliendo del hospital.

Me quedé ahí parada por unos minutos y luego caminé a las afueras del hospital. Me senté en la cuneta y me bebí el café.

El frío me congeló las manos y se me escaparon unas pocas lágrimas más, al darme cuenta la estupidez que había hecho.

La había cagado con Alex.

_______________________

RUBÉN P.O.V.

Mis dedos desbloquearon a la velocidad de la luz mi móvil y abrí Twitter.

Desde ahí, supe que todo había acabado.

#RUMMERENDS

#SUMMERESTAMOSCONTIGO

#RUBIUSINFIEL

Habían cientos de hashtag de ese tipo, todos adjuntados con la foto de la que Marta me había hablado.

Ella salía sentada en la barra, yo frente a ella, sus brazos en mis hombros, mis manos en sus piernas, mis labios en los suyos.

Miles de personas ya estaban al tanto y los tweets atacandome no paraban.

"el era mi ídolo, mi ejemplo a seguir."

"la infidelidad nunca se perdona."

"no puedo esperar a leer sus excusas."

"pobre Summer, debe estar destrozada."

- Rubiuh. - sentí un golpe en mi cara que me hizo despegar mi vista del móvil. - ¿Qué te pasah?

¿Quién dijo que sería fácil? - 2ª Temp. ¡No Te Soporto! ElRubiusOMG¡Lee esta historia GRATIS!