CAPÍTULO 24~Huye. Es un virus~

1.1K 185 29

****************************cOMENTAR Y ESTRELLITA************************** 

Las manos de JungKook se hallan por debajo de mi espalda, delineando los contornos de mi cintura y cadera. Su boca saborea cada rincón de la mía, y su lengua me acaricia con anhelo y dulzura. Mis manos están por sus omóplatos mientras mis labios succionan a los suyos. Sus besos provocan en mi vientre un enorme hormigueo; mi piel esta erizada, y mi corazón no deja de golpear mi pecho. Sus manos empiezan a subir lentamente por mi espalda, hallándose bajo mi sujetador. Mi cuerpo experimenta una arcada de nervios y es cuando caigo en cuenta de lo que hago. "Estoy besando a JungKook y a punto de permitir que me desnude"

Sin pensado dos veces lo tomo de los hombros y levanto la pierna golpeando justo donde su ingle, haciéndolo retorcerse y debilitarse para permitirme empujarlo y alejarlo de mí. Rápidamente me recupero y me empujo levantándome para echarme a correr lejos de JungKook.

Mis mejillas arden y mis pensamientos solo repiten una cosa. "Huye" Huye que el mostro viene a reclamar lo que has dejado a medias" Bueno, no es que tampoco tenga pechos gigantes para que se entretenga... Sin embargo

¿Cómo vas a explicarle la razón por la que lo has besado? ¡No puedes!

Bajo las escaleras de dos en dos, viendo a la madre de JungKook asomarse—

-¿Dan?—

- ¡Me marcho!—Grito mientras corro hacia mi escape-- ¡Que tengan una bonita cena, señora. Muchas gracias. Ha sido un placer conocerla—Me despido llegando a la puerta. Al girar veo a JungKook asomarse por las escaleras mientras corre tras mío. Nuestras miradas se hallan y mis mejillas se encienden aún más—

-¡Dan!—Me llama pero rápidamente estiro el brazo y tomo mi mochila y Skater, saliendo y cerrando la puerta para echar a huir en mi Skater. Echo mi mochila hacia atrás y justo cuando la puerta de la casa de JungKook se abre echo a huir acelerando con todo lo que puedo—

-¡Dan! ¡Regresa aquí!—Distingo diversión en su voz—No te lleves mis calzoncillos Dan—Miro de reojo hacia atrás con las mejillas encendidas mientras la gente que se halla cerca voltea a mirarme estupefacta-- ¡Dan! ¡Regrésame los calzoncillos y mi virginidad! ¿Cómo osas a atarme en la cama y aprovecharte de mí?—Mis mejillas se encienden más cuando distingo miradas estupefactas que se dirigen hacia mi mientras paso a toda velocidad.

"Ahora más que nunca deseo meterle una patada en la boca a JungKook para que se calle"

-¡Dan! ¡Mis calzoncillos!—Grita aún más fuerte pero más lejos—

Acelero con todo lo que puedo hasta que ya no logro verlo y tampoco escucharlo, pero aun así no me detengo.

Mi corazón parece marcar la hora como reloj de pared. Mis mejillas arden y mi piel quema en las zonas que él me ha tocado ¿Por qué estoy reaccionando de esta manera? Debo tener algún virus o alergia que está provocando esto en mí ¡Necesito un doctor!

Necesito legar a casa o buscar a Jimin para que me calme el corazón. ¿Por qué lates tanto si no has estado con Jimin? Tu solo tienes derecho a latir por él. ¡Solo por él! ¡Tonto corazón que no sabe distinguir a Jimin y lo confunde con JungKook! ¿En qué se parecen? ¡En nada! Jimin es más bajo tiene los labios carnosos. Tiene una voz amable y ligeramente burlona, mientras que JungKook tiene la voz más ronca y un aire atractivo y hormigueante. Es más alto y su pecho es también más amplio. El peso en su cuerpo se siente tan bien... ¡¿Qué diablos tienes Dan?! ¿Por qué piensas en él de esa manera? Estoy mal de la cabeza. Tengo fiebre. Eso debe ser.

Cuando llego a casa me siento agotada. Me dispongo a ingresar en ella, pero cuando me acerco a la puerta distingo una silueta parada en la entrada. Primeramente creo que es Jimin, así que corro. Pero pronto descubro que se trata de JungKook; así que me detengo en seco. ¿Por qué diablos está aquí? ¡Que no tengo sus calzoncillos! Yo juro que no los he tomado. ¿A quién andarás regalándolos y me los reclamas? ¡Prostituto!

Intento dar media vuelta para ingresar trepando por la parte trasera pero él me detiene—

-Dan. Vaya. Si te has demorado un siglo—Comenta. Trago saliva ruidosamente. "Seguramente pedirá una explicación del beso" ¿Qué le diré? Que tuve ganas. Tanta carne y a mí que me encanta. ¡No!—

-¿Qué quieres?—Pregunto intentado fingir normalidad—Yo no he tomado tus calzoncillos-

JungKook suelta una carcajada y se aproxima. Rápidamente retrocedo. "No te me acerques" Estar cerca de ti me está haciendo daño—

-Tienes razón. Mo te has llevado mis calzoncillos, lamentablemente—Ríe y me lanza un guiño—Te has llevado mi corazón—

Abro los ojos como platos y aspiro para tomar aire para mis pulmones—

-Pues no lo quiero—Digo pero se ha escuchado tan lastimoso que ni yo misma me lo creo—

-Ten—Extiende la mano con una sonrisa lucida en sus labios—Te olvidaste esto—

Bajo mi atención hacia lo que sostienen sus manos. Es la bolsa que contiene al vestido rojo que su madre me compró hoy.

-No lo...—Estoy a punto de rechazarlo, pero recuerdo que es un recuerdo de su madre, no de él. Y sería de muy mala educación rechazarlo ¿No es así?. Solamente por ello lo aceptaré. No tiene nada que ver con que JungKook me lo haya traído y antes me haya tocado con él puesto—

Tomo el vestido fingiendo normalidad, pero por dentro mi corazón no deja de golpear mi pecho ¿Por qué lates tanto? ¡Él no es Jimin!—

-Te veo mañana, Dan—Lo escucho decir. ¿Ya se va? ¿No se quedará un momento más o me dirá algo?—

-Pues chau—Intento despedirme y pasar de largo, pero nuevamente me intercepta pasando su brazo por mi vientre. Mi cuerpo se estremece y ahogo un jadeo—

-Me gustas Dan. Y he decidido no renunciar a ti... Esta tarde me gustó tenerte en mi cama. No creo poder dormir hoy ¿Sabes? Hasta mañana—Estoy helada. Completamente muda. ¿Por qué dice eso?

Trago saliva y me hallo completamente tensa a pesar de que él se ha marchado—

Necesito respirar. Necesito aire... ¡Necesito comida! La comida siempre me distrae—

-¡Madre!—Ingreso de golpe. Mi hermana suelta un grito al cielo. Ella se halla sentada en el sofá con una revista en manos.

-¡Me vas a matar del susto!—Grita ella.

-Tengo hambre— Arrugo la nariz—

-Hola, Dan—La voz de Jimin me despierta en seco. Mis ojos se abren de par en par al hallarlo en el sillón frente a mi hermana—Que bueno que llegaras. Te he estado buscando—Sonríe o finge hacerlo.

Trago saliva. ¡Estúpido corazón! Es ahora que deberías latir como reloj malogrado. ¿Por qué ya no lo haces?

-Hola—Saludo—

-Pasé por aquí y pensé ¿Qué te parece dar un vuelta?—Sonríe y se me acerca tomando mis manos—Ya sabes. Una cita. Solo tú y yo.

Entreabro los ojos tanto como puedo. "No quiero una cita. Quiero comer y olvidarme de lo ocurrido con JungKook hoy"

**********************************************************

#NOTICIAS-- 

Este fic tendrá un capítulo extra dejando una semana. Es decir, dejando una semana subiré tres capítulos, no dos. Empezando esta semana ^^ El capítulo adicional lo subiré los miércoles 

MANUAL PARA UNA DAMA¡Lee esta historia GRATIS!