Narra Brenna

Zayn me ha pedido matrimonio, no fue formal, pero eso es lo de menos, lo que importa es que nos casaremos, y estoy más que feliz por eso, es algo que no me lo esperaba. No se como supo lo del bebé tan rápido, o como sabe donde vivo, no recuerdo haberle dicho. Justo ahora, no me importa como si quiera el está aquí en Canadá, lo que importa es que el está aquí. Solo puedo disfrutar del momento, ambos estábamos tumbados en el sofá en forma de L. 

Silencio, solo se escuchaba el latir de nuestros corazones, el reposaba su barbilla en mi cabeza, mientras que yo solo reposaba en su pecho, escuchando cada latido de su corazón. Una de sus manos descansaba en mi vientre, mientras que la otra se entrelazan con la mía. 

"Cómo supiste?"- me atrevo a romper el silencio.

"Jenna"- ahora tiene sentido. 

"Y cómo supiste dónde vivo?"- le pregunto.

"Bonie"- musita el. Estuvo con Bonie?, eso no suena para nada bien. 

"Espera, fuiste con Bonie?"- me siento y lo miro a los ojos. 

"Si, discutimos muy fuerte, pero llegamos a un acuerdo"- el hace ademán para que vuelva a la posición anterior.

"Qué acuerdo?"- digo casi en un susurro.

"Protegerte a ti y a nuestro bebé en camino, nunca hacerte daño, lo prometí"- susurra él jugando con nuestros dedos. 

"Aun no puedo creer que vamos a ser padres"- tan solo de pensarlo no puedo dejar de sonreir.

"Oh Dios, no sabes lo feliz que haces al darme tal regalo, es una bendición, fruto de nuestro extraño y loco amor"- Zayn me besa, una y otra vez por toda la cara, y mi risa se escucha entre las paredes del apartamento. 

"Te veré cambiado pañales y limpiando vómitos"- le digo entre risas.

"Que si, y un montón de cosas mas, tendré que soportar tus cambios de humor, tus antojos, pero no me importa, haré lo que sea por ustedes, si tengo que ponerle el nombre de nuestro hijo a una estrella, lo haría"- me sorprende diciendo Zayn.

"Estás loco"- digo riendo. Y el empieza a hacerme cosquillas, lo que provoca mi hilaridad. 

"Zayn no!, dejame!"- le pido entre risas, pero él me hace caso omiso, logro safarme de su agarre y aprovecho para salir corriendo. 

"Ven aquí"- el corre detrás de mi, y solo se escuchan nuestras carcajadas, llego a mi habitación y el me tumba en la cama. Nuestros rostros quedan muy cerca, de manera que puedo sentir su respiración agitada, su dulce mirada se cruza con la mía,  sus pupilas dilatadas, mi pulso acelerado, sus labios entre abiertos muy cerca de los mios, el roce hizo que cerrara los ojos, su mano ahora acariciaba mi mejilla, y acto seguido, nuestras bocas se encontraron en un beso. 

"No sabes cuanto te amo"- dice sin apartarse. Llevo mis manos a su cabello y finalmente abro los ojos. Zayn me mira con una sonrisa de oreja a oreja, le devuelvo el gesto, y el besa mi sonrisa, lo que hace que me ría.

"Tu no tienes idea de lo que siento por ti"- permanecemos así un largo rato, solo nuestras miradas decían lo que sentíamos el uno por el otro, el roce de nuestras narices, las caricias. 

"Salimos?"- sugiere. 

"Salgamos"- digo. Nos damos un baño juntos, esta vez no pasa nada. Zayn solo me aventaba agua a la cara, y jugaba conmigo, ambos reíamos de nuestras locuras en la ducha.

Scape | Z.M ©¡Lee esta historia GRATIS!