♦Prólogo♦

689 66 13

La brisa le congelaba hasta los huesos a nuestro querido Hinata Shoyo, quien camina por los callejones de aquel gran pueblo. Le había llegado una carta de su "amigo" Tsukishima Kei, pidiéndole que fuera rápidamente a verlo cerca del gran bosque que conducía al castillo del rey Masao, muy conocido por tener un sin fin de mujeres y quién sabe, tal vez un sin fin de hijos. Al llegar al principio del bosque, buscó con la mirada a su amigo.

—Hinata, estoy aquí —murmuró el de cabellos rubios, apareciendo atrás del pequeño.

—¡Ah! Tsukishima, me has asustado... Deja de aparecer de esa manera —soltó al voltearse. Quien tenía en frente era alto, sobrepasando el 1.80, de cabellos rubios y un par de gafas que le ayudaban a ver—. ¿Por qué me llamaste?

—Bueno... Tú sabes que me debes mucho, ¿no? —Hinata sintió un escalofrío. Kei le había ayudado cuando su familia no tenía un hogar ni que comer. ¿Cómo? Fácil, le dio el dinero suficiente para "sobrevivir", aunque nunca supo de dónde lo sacó.

—S-Si... ¿Por qué lo dices...? Por favor... Necesito tiempo. Juro que te pagaré ¡Lo prometo! —exclamó sobando sus brazos, ya que lo único que llevaba puesto era una camisa, unos pantalones y sus zapatos. Fue tonto de su parte no abrigarse.

—Oh, descuida. Ya sé cómo puedes pagarme —el pequeño alzó una ceja.

—¿De qué hablas? —preguntó.

—Sólo debes cumplir con una pequeña misión...—el rubio hizo una pausa—. Mañana se realizará un baile en el castillo, ya que, aunque suene raro, el único hijo del rey va a cumplir 17 años.

—Y... ¿Qué quieres que haga? —Hinata seguía sin entender que quería el de gafas.

—Tú misión... Es asesinar al hijo de rey.

Hinata se quedó completamente helado. ¿Asesinarlo? ¿Por qué? ¿Cuál era la razón por la que Kei quería que aquél joven? Y lo que más le sabía mal, es que aquél muchacho tendría su misma edad... ¿Cómo matarlo? No se sentía capaz.

—Si aceptas... Te liberaré de toda deuda y te ayudaré económicamente a ti y a tú familia... ¿Qué me dices? —murmuró Kei tendiéndole la mano.
 
»Esto es por mi familia...«

Le dejó de dar vueltas y le dio un apretón de manos al contrario. Ya era oficial.

Su misión era matar al hijo del rey

*****

¡Hola a todos! Como ya saben, mi otro fic KageHina esta llegando a su fin, así que me dije "no los dejaré sin su KageHina 7u7" y de aquí me salió una idea para este nuevo fic, cuando tenga el capítulo uno se entendera mejor para donde va la cosa

Eso es todo. Nos vemos

One Week ♦KageHina♦ ¡Lee esta historia GRATIS!