NUEVO: Tap - Historias en forma de chat para tu 📲 . Disponibles en español
Obtenlo ya

Reto 34

53 2 2

   Consigna: Escribe un relato sobre un personaje con tu edad actual en su cumpleaños.


FELIZ CUMPLEAÑOS

Despertó como despertaba todos los días, maldiciendo al despertador. Odió la melodía de que era su alarma —de nuevo— y pensó en cambiarla otra vez. Pero al final no lo haría, no arruinaría otra canción solo por intentar despertar feliz. Después de acabar odiando seis de sus canciones favoritas se dio cuenta que no funcionaba. Aunque tal vez debió notarlo antes.

Adormilada se encontró con su mejor amiga en el comedor de ese departamento que compartía con ella. Le miró fijo y con mala cara, justo con su amiga le miraba. Era de madrugada y ambas tenían un mal despertar.

En el baño lavó sus dientes, lavó su cara, hizo un mal intento de peinado y volvió a la coleta alta de siempre. Se maquilló —si es que a un poco de base, delineador de ojos, rímel y gloss en los labios se podía llamar maquillaje— y volvió a la cocina donde su amiga estaba menos dormida.

—¡Feliz cumpleaños! —le dijo su amiga con una sonrisa—. ¿Soy la primera? —preguntó expectante y ella negó explicando: —Ya tengo tres mensajes, y anoche mis papás llamaron. —La que compartía departamento con ella chistó los dientes y ambas sonrieron mientras se abrazaban.

"Buenos días, feliz cumpleaños" lo escuchó al menos treinta veces esa mañana y siempre agradeció con una sonrisa.

—No pareces una cumpleañera muy feliz —dijo el hombre de corbata que se adentraba en su oficina. Ella suspiró informando: —Es complicado.

—Sí, hacerse viejo y darse cuenta no es nada fácil —jugó su jefe sentándose frente al escritorio de la chica. Logrando una sonrisa informó ella: —Son apenas 26, no soy nada vieja. —Ambos rieron.

—¿Tienes planes? —preguntó él y ella dijo: —Para toda la tarde. —Analizando la respuesta hizo una pregunta más: —¿Y para en la noche?.

—Dormiré, igual que cada noche —contestó burlona ella.

—Sal a cenar conmigo —pidió él, que pretendiendo no dejarla negarse advirtió: —No es petición, es tu obligatorio regalo de cumpleaños —y ella le creyó. El tono autoritario que usó para decirlo lo respaldaba.

Comieron pastel a la hora del almuerzo, uno de zanahoria con esa única vela iluminando su profunda tristeza resguardada tras esa falsa sonrisa. Y, a tan solo una hora de irse, entraron a su oficina su compañera de piso y la chica de la oficina de al lado cargando pinzas de cabello y un costal enorme de maquillajes y brochas para aplicarlo.

—Te alistaremos para tu cita —informaron moviendo brochas y tenazas en un alegre desenfreno. Ella suspiró y sonrió. Ya que había terminado lo importante se dejaría consentir.

—Wow —dijo él cuando bajó a despedirla y a recordarle que esa noche debía salir con él—. Sería mejor robarte desde ahora —sugirió el hombre después de aclarar la garganta. Pero ella se negó.

—Será mejor que no —dijo dejando atrás a ese hombre que le miraba con toda la ternura que era capaz de mirar. Ella se fue, tenía planes por cumplir.

* * * * * * * * * *

"No vayas a llorar" el texto en el mensaje que le envió su amiga. Sonrió con melancolía y respiró hondo mientras agrandaba los ojos. Escribió "Claro que no, arruinaría el maquillaje" y lo envió sabiendo que lo más probable a pasar era terminar llorando y con el maquillaje arruinado.

52 RETOS DE ESCRITURA 2016¡Lee esta historia GRATIS!