CAPÍTULO 23~ Desvestirte paso a paso ~

1.2K 191 30

******COMENTAR Y ESTRELLITA ***********maratón 2/2


-Cabello corto, nariz pequeña, ojos saltones y hermosos, boca de muñeca. ¡Eres Dan! ¿No es así?—Trago saliva ante su descripción. ¿JungKook me ha descrito así?—

-Mi hijo me ha hablado mucho de ti—Comenta ella. Trago saliva ante el temblor que mi cuerpo experimenta.

-¿Y qué dice de mí?—Cuestiono con las mejillas acaloradas—

-Pues...--

-Que eres una terca, caprichosa, cabeza dura, salvaje y sin ningún sentido del gusto—JungKook interrumpe a su madre apareciendo apoyado en la pared—

-Y que eres bastante agradable, hermosa y adictiva—Añade la madre de JungKook fulminando a su hijo—

-¿De verdad?—Cuestiona él—No recuerdo haber dicho eso. Debes haberlo soñado. Dan no tiene nada de eso. Madre ¿Hay almuerzo? Tengo hambre—Responde mientras se marcha.

-No lo escuches, hija—Me llama ella y me toma de la mano—Ven. Debes de tener hambre—

Camino hasta la cocina en donde JungKook se halla rebuscando entre las ollas y yo centro mi atención en su amplia espalda. "Ni siquiera me había fijado en lo fuerte que esta se ve"

-Vamos, Kook. Sabes que no debes tocar mi cocina—

Su madre se acerca de inmediato alejando sus manos de las ollas.

-Toma asiento, Kook. No metas tus manos a mis ollas—

-¡Pero madre!—Se queja él—Tengo hambre— Aprende de Dan. Ella espera muy tranquila en su lugar.

Su madre cruza los brazos y señala con la vista hacia la silla--

JungKook hunde el pecho y se encamina hacia donde me hallo, obligándome a dirigir mi atención cualquier lugar menos a él.

Quizá en realidad hace demasiado calor porque creo que mis mejillas arden, y el hecho que JungKook me observe completamente serio, me hace sudar más.

-¿Qué?—Cuestiono tratando de sonar demasiado normal y sarcástica-- ¿Por qué me miras tanto? ¿Es que te gusto?—

-Demasiado—Responde levantando una ceja. El aliento se queda atrapado en mis pulmones mientras me pregunto si su madre lo habrá escuchado. ¡Debería defenderme! ¿Cómo puede decirme eso? Solamente lo hace para molestar—

Mantengo mi atención sobre JungKook quien no quita el peso de su mirada sobre mí. Parecemos estar luchando en ser capaces de sostener la mirada del otro, y no estoy dispuesta a perder. Pero el hecho que me mire tanto me está dejando sin aire—

-¡Listo!—Exclama la madre de JungKook mientras deja nuestros respectivos almuerzos sobre la mesa.

De inmediato finjo emoción y giro hacia mi platillo—

-¡Delicioso! ¡Tenía tanta hambre! Me comería una vaca—

Tomo mi plato sin ni siquiera fijarme de que se trata, empiezo a devorarlo. Es escabeche de pollo, y esta delicioso. Empiezo a devorarme la comida, no por el hecho de querer llenar mi estómago, si no que en estos momentos no deseo ver a JungKook. ¡¿Por qué es tan complicado?!

Me termino el almuerzo con rapidez, agradezco y salgo a tomar asiento a la sala mientras espero. Necesito respirar un poco. Necesito llenar mis pulmones de aire y enfriar mis mejillas. "Necesito largarme de aquí"

-Mi madre ha decidido acompañarnos—Comenta JungKook mientras sale de la cocina y su madre sale corriendo, supongo por un bolso o algo-- ¿Te parece bien?

MANUAL PARA UNA DAMA¡Lee esta historia GRATIS!