03

6.7K 261 6

—¿Qué?

—Cuando estaban en lo de Los Hermanos Silenciosos, justo cuando te desmallaste —la castaña sonrió—. Izzy dejó solo al mundano porque escuchó un ruido, el chiste es que los secuestraron y quieren la copa a cambio.

—¿Cuando te enteraste? —la castaña temía que se haya ido.

—Los demás vinieron a verte, Izzy se quedó un rato aquí mientras yo iba a hablar con Jace.

—Bien, ¿cuál es el plan? —preguntó Jessica poniéndose de pie con un salto.

—Tú te quedas aquí, no puedes salir, estás herida —le respondió Alec agarrándola de la cintura.

—Es injusto, ya estoy bien —puso una mano en su abdomen.

Apenas se daba cuenta de que llevaba solamente su ropa interior, seguramente había sido Izzy, aún así miro su abdomen y comprobó que estaba sanada. Alec también apenas se dió cuenta de como estaba la chica, la observó de pies a cabeza, «Wow» pensó anonadado. Jessica no se tapó, pero se sentía incomoda.

—Ya que me estás mirando tanto, te pudiste haber dado cuenta de que ya no está mi herida —eso sacó del transe a Alec.

—Sí, ya vi. Pero no importa, no dejaré que te causes daño —le contestó Alec acercándose a ella.

—¿Te preocupo? —preguntó Jessica mientras se ponía frente a él.

—Pues... Claro, los Shadowhunters se preocupan por otros Shadowhunters —Jessica le sonrió.

—Tú sabes que eso no es cierto, pero mientras sigas negándolo nunca vamos a salir de este embrollo —Jessica se dirigió al armario.

El chico la seguía con la mirada mientras ella escogía la ropa, incluso cuando casi se desnudaba.

—Me voy a cambiar, toooda la ropa, si quieres te puedes quedar, si no te puedes ir —le dijo guiñándole un ojo coquetamente.

Alec le dio una mirada indiferente y salió dirigiéndose por su arco y flechas, la chica rápidamente se puso un vestido negro, era ajustado pero permitía que la chica peleara, daba hasta un poco arriba de las rodillas, en la parte de arriba dejaba al desnudo su abdomen, la parte superior de su espalada estaba cubierta, pero enfrente tenía un gran escote.

Jessica se alejó y se miró al espejo, se había convertido en esto después de la muerte, o más bien asesinato de su hermana, secó las lágrimas que nunca supo que tenía, y acomodó su cabello.

Tomó su espada serafín y se dirigió al cuarto de armas para seguir a Alec, lo vio hablando con Hodge.

—Me recuerdas a mí, Alec. El amigo fiel, siempre a la sombra del elegido —eso le dolió a Jessica, pero también la divirtió, tuvo que morder su labio para no reír—. Oye no cometas los mismos errores que yo, mira como he acabado.

Alec bajo la mirada, en el fondo sabía que Hodge tenía razón, pero aún así no quería saber más, Alec se despidió rápidamente y se dio la vuelta para marcharse.

Jessica se agachó hasta que vio a Alec salir, lo empezó a seguir escondiéndose cada que él volteaba. Habían caminado mucho por varias calles hasta que Alec se detuvo. Era el hotel DuMort, Jessica seguía atrás de él hasta entraron en el sótano, Jessica no podía subir las escaleras sólo escuchar.

—Izzy, recibí tu mensaje, ¿dónde estamos, exactamente? —preguntó el chico.

—Es la entrada de servicio de una vieja empacadora de carne. Si salimos por ahí, llegaremos al sótano del hotel DuMort —señaló una salida—¿Perfecto, no? Distraeremos a los vampiros, Clary y Jace tienen tiempo para encontrar a Simon.

Dangerous | Alec Lightwood ➰ (Editando)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora