Reto número 7

218 4 1

-Escribe una historia ficticia sobre un encuentro con una celebridad en un restaurante.
Oh, que glorioso día es este xD excepto que no sé a cual de todos me gustaría encontrarme. No puede ser Tom Hiddleston por obvias razones y porque ya escribí una donde lo encontraba en una panadería; tampoco puede ser Henry Caville porque tengo otra historia que no he terminado y a él lo encuentro en un café, Sebastian tampoco porque ya hay una historia.
Entonces, me quedan Aidan Turner, Michaell Fasbender, Richard Armitage, Hugh Jackman... bueno, algunos. Pero creo que es muy cliché escribir historias de amor, entonces espero ser capaz de crear un giro inesperado.

Mis meses de ahorros y la espera por fin habían terminado, tenía mi lugar en el restaurante más importante de Reino Unido. Era un regalo de cumpleaños adelantado, de mí para mí, y aunque iba a disfrutar yo sola de este placer, no sentía ningún remordimiento o pena, yo estaba extasiada de poder estar ahí.
A parte del dinero que había reunido para el restaurante también reuní para comprar un vestido, zapatos y bolso a juego, no había a quien impresionar, pero no quería desentonar en el ambiente al que me iba adentrar.
Llegué puntual a mi reservación (incluso 20 minutos antes), había varias personas esperando entrar, algunas de ellas ni siquiera sabían que necesitaban reservación y trataban por todos los medios de entra. Me alegró que la hostes respetara la política del restaurante y a todos los que si teníamos reservación. Entre todas las caras disgustadas, encontré una que me pareció conocida, pero por más que la miraba, no sabía en dónde la había visto. Cuando la Hostes dijo que era mi turno y me acerqué a ella, reconocí por fin a la chica que había estado viendo, era Emilia Clarke, solo que yo estaba acostumbrada a verla con cabello plateado interpretando a Daenerys Targaryen. Se veía realmente preocupada y no dejaba de ver su celular insistentemente, como esperando un milagro.
-Hola - dije tratando de atraer su atención. Ella, tras un momento reaccionó, creo que sintió mi mirada sobre de ella.
-A, hola, buenas noches.- Trataba de ser amable, pero al parecer no era un buen momento para entablar una conversación.
-¿Estas bien?
-Si, bueno, no. Unos amigos y yo nos pusimos de acuerdo para venir hoy a cenar, pero olvidamos hacer la reservación. Kit y los otros están tratando de hacer algo, pero dudo mucho que logremos entrar.
Bueno ¿qué tenía yo que perder? Iba por mi cuenta, pero me habían dicho que el cupo por mesa era de 6 individuos, por si cambiaba de parecer podría llevar a alguien más.
-¿Cuantas personas vienen contigo?
-¿Trabajas aquí? ¿Puedes ayudarnos?- me dijo ella con los ojos iluminados.
-No trabajo aquí, pero tengo una reservación para 6 personas y solo soy yo. Si no les molesta, podría compartir mi mesa con ustedes.
-Es muy amable de tu parte, pero nosotros somos 11. No podríamos entrar unos y dejar a otros fuera.
-¡Emily!- Un hombre de cabello castaño se acercó a donde estábamos nosotras -Acaban de hacer una cancelación, tenemos mesa para 6 personas. Peter quiere saber si ustedes (se refería a las mujeres, por lo que supe después) quieren cenar aquí y después seguimos la celebración en otro lugar.
A Emilia se le había iluminado la mirada, y me miró sonriendo, dandome a entender que aceptaba mi propuesta.
-No habrá necesidad de eso- Dijo mientras tomaba mi brazo. -Ella tiene una mesa que quiere compartir con nosotros.
-Es nuestro día de suerte- dijo el hombre mientras me estrechaba la mano- Muchas gracias, señorita...
-Cloe.
-Cloe, mucho gusto, mi nombre es Iwan. No sabe lo mucho que apreciamos el gesto.
Pasamos todos al restaurante y Emilia e Iwan me introdujeron con el resto de sus acompañantes. Me contaron que estaban ahí, con motivo de celebrar que habían terminado de rodar el ultimo episodio de la temporada de juegos de tronos. Ellos estaban muy emocionados con su trabajo y esperaban que los fans se sintieran de la misma manera al ver el resultado.
Me cohibí un poco entre ellos, porque no había visto mas que unos cuantos capítulos de la serie, pero ellos se encargaron de hacerme sentir bien.
Fue una velada magnifica, quizá la comida fuese buena, pero con la compañía descubrí que todo tiene un sabor diferente, mucho más deliciosa, cuando compartes con personas agradables.

52 retos de escritura 2016¡Lee esta historia GRATIS!