Capítulo 3

Niall: tu- tu como sabes eso??

Tatiana: te crees que soy estúpida? Desde que estábamos en primer curso me insultabas, y a partir de ahí todos comenzaron a insultarme y tratarme mal.

Niall: yo no pensé...

Tatiana: ese es el problema, que no piensas.

Niall: escucha...

Tatiana: no tengo nada que escuchar Niall – comencé a caminar para salir fuera del edificio.

Niall: espera... no te vayas.

Hice como si no le hubiera escuchara y me fui a casa. Cuando llegué, mi madre no estaba, subí a mi habitación y no sé porque no pude evitar llorar, esa conversación con Niall me había afectado muchísimo, no sé muy bien porque. Decidí salir a dar una vuelta para despejarme, llegué a un parque y me senté en uno de los bancos y encendí un cigarrillo, entonces se me acercó

alguien por detrás.

X: sabes que las princesas no toman esas cosas.

Me giré para ver quien era y no me sentó nada bien su presencia.

Tatiana: que quieres ahora Niall.

Niall: primero que apagues ese cigarrillo.

Tatiana: no

Niall: no sabia que fumaras.

Tatiana: no sabes nada de mi.

Niall: apagalo.

Tatiana: que pesado. -lo apagué.

Niall: oye... lo siento si.. ya sabes, todo esto es culpa mía... y lo siento.

Tatiana: lo que tu digas Niall

Niall: Tati.. - en ese momento Tatiana lo fulminó con la mirada- perdona, Tatiana, sé que es tarde para pedirte perdón por todo lo que te he hecho, pero lo siento mucho de verdad.

Tatiana: y pretendes que te perdone así, como si nada hubiera pasado.

Niall: ....... si – dijo un poco inseguro-

Tatiana: no te pienso perdonar, olvidalo – se levanto del banco y comenzó a caminar.

Niall: Tatiana, espera por favor.

Tatiana: dejame en paz por favor, no quiero que me hables.

Niall: odio cuando nunca me dejas terminar las frases

Tatiana: yo también odio muchas cosas de ti, y no me quejo.

Niall: no te pongas así.

Tatiana: me pongo como quiero, dejame por favor.

Niall: esta bien, pero lo siento,.. por todo lo que te he hecho a los largo de estos años.

No le respondí, simplemente seguí caminando y volví a casa, llegué y me senté en el sofá a ver un rato la televisión, me moría de hambre, pero no pensaba comer nada, me fui a la cama y me quede dormida.

-SUEÑO-

X: muy bien Tati lo estas haciendo genial, ya veras como vas a ser la que mejor monta en bici de todo el colegio.

Tatiana: tu crees papa?

Papa: claro cariño si lo haces genial.

Tatiana: te quiero papa.

FIN DEL SUEÑO

Me desperté y todo estaba oscuro, me enceré en el baño, y no pude evitar empezar a llorar, se me venían imágenes a la cabeza de mi padre en el hospital, de las lágrimas de mi madre durante meses, de mis preguntas por el sin repuesta, tanta cosas que no quería recordar, no podía parar de llorar, todos esos recuerdos me partían el corazón, me seque las lágrimas y me miré en el espejo, me odiaba a mi misma, me daba asco, con razón nadie me quería, cogí una cuchilla de un sacapuntas que había sobre mi escritorio y mire mis muñecas, unos segundos después la pase la cuchilla por encima de ellas dejando que el suelo se llenara de sangre. Mi móvil empezó a sonar, me pareció estúpido que alguien me llamara a las 5 de la mañana, me puse una toalla sobre las muñecas y cogí en teléfono, para saber quien era.

Tatiana: quien es??

Niall: Tatiana, estas bien??

Tatiana: Niall, eres tu? Que cojones haces llamándome a las 5 de la mañana? Que pasa, que no piensas?

Niall: te noto la voz rara, has llorado?

Tatiana: no me cambies de tema.

Niall: lo siento...

Tatiana: me vas a decir porque coño me llamas a estas horas

Niall: valla alguien no tiene buen despertar ehh

Tatiana: quien te ha dado mi número?

Niall: un amigo.

Tatiana: da igual, no me vuelvas a llamar

Niall: porque?

Tatiana: porque no quiero hablar contigo.

Le colgué el teléfono y me mire las muñecas, todo estaba lleno de sangre, puse las manos bajo el grifo del agua y me enjuagué las muñecas. Cuando dejaron de sangrar limpié el baño y me volví a la cama, no podía dormir eran la 6:30 de la mañana y yo seguía despierta, decidí ducharme y prepararme para ir al instituto, sé que era temprano pero no me importaba así podía salir a dar una pequeña vuelta antes de entrar a clase.

Estaba terminando de secarme el pelo y me empece a marear, termine cayendo al suelo y me di un leve golpe en la cabeza, lo suficientemente fuerte como para dejarme inconsciente.

TOO YOUNG || n.h¡Lee esta historia GRATIS!