Narra Brenna

Sentí sus brazos rodearme, su respiración ralentizada en mi cuello, su mano entrelazada con la mía. Era todo como antes, pero ahora. Me sentía protegida entre sus brazos, amada. Me di la vuelta lentamente para no despertarlo, y lo vi,con su cabello alborotado y sus labios entre abiertos, pasé mi dedo indice por sus cejas gruesas y las peine con cuidado, luego toqué sus largas pestañas, acomodé su cabello, y un sentimiento extraño me invadió

<<Joder aquí fue que pasó todo, en ésta cama, tengo que alejarme de él>> me grita mi mente, pero mi corazón dice todo lo contrario. Que me aleje del problema, que me aleje del fuego o me quemaré una vez más, me grita mi subconsciente, pero mi corazon me dice que le crea, que esté con él, que le de una oportunidad. 

Pero le hago caso a mi mente, al parecer mi corazon es muy pendejo. 

Me levanto de la cama con cuidado, tomo mi ropa del piso, y me la coloco; miro la hora en la mesita de noche, y son casi las nueve de la noche. Cuando estoy lista para salir, un cuaderno llama mi atención, yace sobre la comoda y está abierto, cuiriosa me acerco a ver de que se trata. Lo tomo en mis manos y noto la reconocible letra en molde de Zayn. 

<<Esto es horrible, no veo la hora en la que pueda salir de aquí  y dormir comodo, tener sexo, tomar hasta olvidarme de ella, necesito superarla,  ella debe estar mejor sin mi, soy una porquería y no la merezco, en cuanto salga de aquí, follaré hasta que me canse, o hasta que saque a Brenna de mi cabeza, siempre estoy pensando en ella, pero tengo que sacarla de algún modo>> mis lágrimas no tardan en salir. Cierro el cuaderno de golpe y lo dejo en su lugar cuando la voz de Zayn me llama.

"Qué haces?"- cuestiona le sentándose en la cama,  seguido de eso pasando su boxer por sus piernas.

"Ya me iba"- digo casi en un sonido inaudible, y salgo de allí, pero el corre detras de mi. 

"No te vayas, quedate conmigo"- dice sujetando mi muñeca, impidiendo que me vaya.

"Dejame en paz, alejate de mi!"- le grito, arrebatando su mano de la mía.

"Por qué te empeñas tanto en alejarte de mi?, deja de ser tan cabeza dura por alguna vez en tu vida"- masculla Zayn con las cejas juntas, el vuelve a tomar mi mano, pero ésta vez, con mas fuerza, de manera que no pueda safarme. 

"Solo, dejame ir Zayn"- le pido entre lagrimas. Ni si quiera se porque estoy llorando, soy tan patética. 

"No llores, que fue lo que hice mal ésta vez?, dime porque no se que demonios he hecho"- se está  enojando, y yo solo quiero largarme de aquí, lejos de él y todos sus demonios. 

"Zayn, sueltame"- prácticamente le suplico. 

"No hasta que me digas que ha pasado, joder hace un momento todo estaba muy bien"- solo he visto algo que escribió hace un año, cuando estuvo en la carcel, y ya por eso quiero estar lo mas lejos posible de el, pero tambien esta el recuerdo intacto de la noche de navidad, la ultima que pase con el,  la pero navidad de toda mi vida. 

"Zayn todo tu grita problemas, no quiero volver a eso, no podemos estar juntos, por mas que me duela decirlo"- digo entre sollozos, el solo me mira y su mirada se suaviza.

"Pero si ya salí de ese mundo?, que más quieres que haga?, ya no puedo hacer mas nada, sabes que si pudiera lo haría"- el suelta mi muñeca y no aparta la mirada de mi.

"Tu saliste, pero igual estás en peligro, y yo no quiero volver a sentir que voy a morir en cualquier momento, no quiero volver a sentir una pistola en mi sien, me niego a volver a eso"-  le digo.

Scape | Z.M ©¡Lee esta historia GRATIS!