Prólogo.

11.4K 818 334

“—sex. it's just sex, dear.”

La habitación se sentía caliente.

El rubio repartía besos por todo su cuello. Lamía y mordía con gusto, degustando toda su extensión mientras metía sus manos debajo de su falda rosa y apretaba sus nalgas.

Gemidos y jadeos salían de sus bocas. Se sentían tan bien.

Dejó de morder su cuello y se dirigió a su boca para iniciar un beso húmedo. Lo tomó de los muslos he hizo que enredará las piernas en su cadera y lo estampó contra la pared sin dejar de comerse su boca.

Tal vez mañana, aunque estuvieran en verano, tendría que utilizar un suéter.

Volvió a abandonar su boca para mirarlo a los ojos. Dipper sólo se relamió los labios, las gotas de sudor bajaban por su frente. Se veía jodidamente encantador.

—Levanta los brazos.—jadeó Bill.

El castaño le hizo caso. El rubio quito la camiseta estampada y la aventó a algún lugar de la habitación.

Atacaba su pezón izquierdo, lo lamía y mordía a su antojo hasta dejarlo totalmente rojo, erecto y húmedo, así mismo con el derecho.

—Gime mi nombre, Dipper.—jadeó mientras bajaba sus besos y mordidas por su torso.

—B-bill...—gimió—, s-sigue.

Lo separó de la pared y caminó hasta la cama. Sentó al castaño a horcajadas y frotó su miembro cubierto entre sus nalgas bien formadas.

—Dime, que es lo que quieres, Dipper.—gruñó Bill.

—Quiero que me folles.—gimió más fuerte.

Bill sonrió lujurioso.—Será un placer.

Levantó la falda, tomó los bordes de su braguita y la rompió.—¡O-oye imbécil!—exclamó molesto.

—Es solo un braga, no seas llorón. Te compraré otra.—dijo mientras tomaba el miembro del castaño y empezaba a masturbarlo.

—A-ah... ¡Bill!—gimió a nueva cuenta y echó la cabeza hacia atrás.

Bill movía su mano mano mas rápido, de arriba a abajo. Los gemidos del castaño se hacían mas fuertes. El pre-semen ya bajaba por su mano, empapándola. Dejó de masturbarlo y sonrió socarrón.

Dipper gimió insatisfecho.

—No cariño, aun no quiero que te corras.—bajo su pantalón y ropa interior, de una sola estocada entró en el interior del castaño.

—¡A-ahh!—gemidos y jadeos que eran una mezcla entre dolor y placer salían de sus labios carnosos.

Bill embestía fuerte, no esperó a que se acostumbrara. Dipper ya no gemía, gritaba.

—¡B-bill! ¡m-mas!

Las embestidas cesaron. Dejándolo insatisfecho de nuevo.—¿¡E-eh!? ¿Q-que d-demonios?—jadeo y frunció el entrecejo.—¡B-bill!—le reprochó.

—Vamos pequeño, hazlo tu mismo.—gruñó en su oído y le mordió el lóbulo, dejando su aliento caliente, haciéndolo estremecer.

El castaño jadeó y empezó a cabalgar sobre el miembro de Bill.

Tomó sus caderas y lo ayudó. El castaño daba saltitos y ya el tan esperado climax se acercaba.

—B-bill... ¡Ah! c-creo que m-me voy a c-correr...—trato de hablar Dipper pero le costaba debido a los duros embates en su interior.

—A-aguanta un poco...—gruñó.

Dipper tomó su pene y empezó a masturbarlo al ritmo de las embestidas, ya no aguantaba más.

El interior del castaño se comprimió deliciosamente fuerte, haciendo que Bill se corriera primero.

Al sentir aquel líquido caliente el castaño también llegó a su preciado orgasmo.

Ambos cayeron en la cama, uno encima del otro. Ya satisfechos.

Aunque Bill se preguntaba... ¿como habían llegado a esta situación?

N/A: ¡Hey! La chica que se aburre al habla, baby. Nunca he dejado notas al final de mis historias, pero bueno... es la primera vez que escribo un lemmon. Lamento el cáncer visual. Si tengo algún error ortográfico o mi redacción es pésima, de nuevo, mil disculpas. Se que apenas es el prólogo y ya estoy poniendo lemmon, pero prometo que en los demás capítulos se hablará de lo que pasó antes y se explicará el porque del título (aunque es obvió). Esperó que les gusté. Sin mas que decir, me despido.

Play with me. ¡! billdip. +18.¡Lee esta historia GRATIS!