-¡Mami!-gritó Jason al verme entrar por la puerta. Automáticamente las lágrimas comenzaron a salir de mis ojos al ver a mis hijos corriendo hacia mi. Thiago corría con dificultad, pero Jason saltó a mis brazos y me dio un fuerte abrazo seguido de su hermano. Justin entró detrás mío y dejó las maletas a un costado.-¡Papi!- gritó al ver a su padre entrar.

-¡Hola, campeón!- dijo mientras abrazaba a Jason. Thiago al verlo también corrió hacia su padre, después de todo, no lo ven desde que nos fuimos.-¡Hijo!- abraza a Thiago muy fuerte. Mis lágrimas a pesar de que no estaba gimoteando como una tonta aún seguían cayendo, después de todo es hermoso estar en casa con mi familia. Después de las cosas horribles que me han sucedido.-¿Se divirtieron con la abuela?- les pregunta a mis niños que nos miraban muy ansiosos.

-¡Si!- grita Thiago.

-Se han portado muy bien.

Oh, no había visto a Pattie, al parecer me distraje con la conmovedora escena que no me había dado cuenta que estaba parada justo frente a nosotras.

-Oh, Pattie...- me levanto y la abrazo.- Muchas gracias.

-No hay de qué, querida.- sonríe.- Adoro pasar tiempo con mis nietos.- le sonríe a mis hijos.- Pero ya debo irme, mi esposo me necesita.- ríe. Simplemente le sonrío y la saludo. Ella se acerca a saludar a mis hijos y a Justin y luego se va.

-¡Los extrañé!- me abraza Jason para luego abrazar a su padre nuevamente.- ¡No vuelvan a irse! Es agotador ser el hermano mayor.- frunce el ceño viéndose adorable.

Yo río al igual que Justin mientras caminamos hacia la sala. Necesitaba pasar tiempo con ellos, había estado lejos y los extrañé demasiado.

-¿Haz cuidado bien a tu hermano?- le pregunta Justin mientras todos nos sentamos en el sofá. Jason en medio y Thiago arriba mío como siempre, no se despega de mi.

-Si...- Jason hace una mueca.- Pero como dije, es agotador y por eso no deben irse más.- ambos volvemos a reír mientras beso la mejilla de mi pequeño Thiago que juega con mi cabello sin entender que su hermano se está quejando.- Al menos la familia Bieber está reunida otra vez.- sonríe.

Simplemente trato de sonreír aunque pareció más una sonrisa triste y al parecer Justin lo notó, ha que se me quedó viendo un momento y luego volvió a prestarle atención a los niños.

Estaba preparando la cena mientras los niños jugaban con Justin en la sala. Era bueno estar en casa. Es bueno estar en casa. Necesitaba esto, realmente. No hay mejor lugar que el hogar. Aunque se que aún debo enfrentar más cosas y que debo hablar con Justin, ahora quiero un tiempo con mi familia.
El pollo relleno me está quedando estupendo, solamente debo poner las papas y el pollo al horno y todo estará listo.

-Hola...- siento su voz detrás mío.-¿Necesitas ayuda?- también siento que se acerca. Me corro hacia un costado donde está el horno y me agacho para verificar que todo esté bien, aunque solo es una excusa.

-Estoy bien.- simplemente digo.

-Bien...- dice pero aún sigue allí, puedo sentirlo. Me está observando pero yo no volteo a verlo.- ¿Dónde está tu anillo, _______?

Mi corazón se paralizó al instante. Mi anillo de bodas, no estaba en mi dedo.

Entonces recordé que cuando discutí con él, cuando toda esa mierda de Emily sucedió, me lo saqué. Se que no lo perdí, seguramente está en mi bolso, lo puse allí al momento de ir a cenar con Harry. Algo en mi se alivió al saber que no lo perdí. Yo estaría perdida de ser así.

-Está en mi bolso.- contesto algo nerviosa, pero por suerte no se notó en mi voz.

-¿Y por qué demonios está en tu bolso y no en tu dedo?- sabía que estaba apretando los dientes para no gritarme.

Mi propio cuento de hadas《Justin&Tu》Read this story for FREE!