Motivo 9.

10.5K 1.8K 153

Desde tiempos antiguos, mi familia se ha unido cada domingo por la tarde con la finalidad de crear un complot en mi contra. Y quizá también un poco para saber cómo se encuentra Mamá Linda, quien es por cierto, mi abuela materna.

Les contaré un poco de que va el juego:

Ellos invitan a Chez cada semana porque insisten en que es como de la familia y me hacen pasar la tarde más vergonzosa que pueden.

Porque cada domingo no falta aquél que dice:

¿Y qué cuenta el novio, Adalyn? ¿Cómo les está yendo, Chez? ¿Me pasas la sal, cielo?

O que dice:

Adalyn, pero que rápido has crecido, cada día está más bonita, ¿no, Chez? ¿Tienen una servilleta?

O en casos muy extremos, como lo son cuando nos acompaña la tía Olive:

¿Y para cuándo la boda? ¿Ya decidieron en qué salón será? Porque cerca de mi trabajo hay uno que ¡uy, deben verlo! Por cierto, ¿qué opinan del nombre Adriana para su primera hija? ¿Muy largo? Podríamos llamarla simplemente Adri.

Y no hay nada (e insisto: Nada) más incómodo que eso. Porque estoy ahí sentada, sin saber que responder y solo alcanzo a reír y lanzar cuchillas a todos los presentes con la mirada.

Salir con Chez sería darles la razón y resignarme a aceptar las bromas sin rechistar, porque al fin al cabo estarían en lo correcto.

Ni loca pienso hacerlo.

Razón número nueve para dejar en la friendzone a Chez Bullock:
La carrilla familiar.

n/a: Perdónenme la vida pero para ser honestos no sé como se escribe «carrilla», aún así tenía que ponerlo. ¡Muchas gracias por leer! Sus comentarios me hacen muy feliz.

Del porqué dejar en la friendzone a Chez Bullock.¡Lee esta historia GRATIS!