Capítulo 12

2.4K 192 10

Camila POV.

— Dime —la ojiverde fulminó con la mirada a Hailee antes de mirarme a mi.

— ¿Podemos hablar? —cuestionó.

— Sí —volví mi mirada a Hailee —. No te importa, ¿verdad?

— No, podemos continuar luego —dijo sonriendo suavemente antes de irse con sus amigas que se encontraban en la barra.

Lauren me agarró de la mano y me llevó en dirección a la salida de la discoteca.

Ally apareció por la puerta con un chico rubio bastante alto. Al vernos se nos acercó rápidamente.

— ¡Hola! —dijo animada con una de esas sonrisas que te alegraban el día entero.

Le devolví el saludo y nos dimos dos besos en las mejillas.

Lauren la saludó sin mucha emoción, parecía molesta.

— Te presento a Troy —dijo refiriéndose al chico que se encontraba a su lado.

— Hola, soy Camila —me presenté con un sonrisa.

— Hola Camila —saludó con una sonrisa y me di cuenta de que tenía los ojos azules.

— Sentimos llegar tarde, pero por el camino se pinchó una rueda del coche de Troy —se disculpó Ally.

— No pasa nada, apenas llevamos casi una hora aquí, hay mucha noche por delante.

— ¿Dónde están las demás? —preguntó.

— Están bailando —le informé.

— Voy a saludarlas —dijo.

— Vale, nosotras ahora vamos —conseguí decir antes de que Lauren me arrastrara fuera del lugar.

— ¿Qué te pasa? —dije un poco molesta por su actitud.

— ¿Qué hacías con ella? —se notaba que estaba enfadada.

— ¿Te refieres a Hailee? —pregunté.

— Sí —respondió —. ¿Por qué bailabas con ella?

— Me pidió bailar y acepté, ¿tiene algo de malo o qué? —me puse a la defensiva.

— No, solo que no me gusta mucho esa chica —dijo con el ceño fruncido.

— Puedo bailar con quien quiera —empezaba a enfadarme.

— Puedes hacerlo. Solo quería saber la razón —dijo, mirándome con esos ojos verdes.

— Bien —me di me la vuelta y volví a entrar en la discoteca dejando a Lauren atrás.

No volví a hablar con Lauren, intenté seguir divirtiéndome con las demás.

No entendía porque no quería que bailara con Hailee, ni con nadie más. Ella no podía decirme lo que podía hacer y lo que no.

Y lo peor de todo no era eso, sino que después de nuestra pequeña discusión, empezó a ligar con una chica y a bailar con ella de forma que parecía que tendrían sexo en medio de todo el mundo.

¿Por qué me molestaba? Ella y yo no éramos nada, puede hacer lo que quiera y yo también.

— ¿Pasa algo Mila? —preguntó Lucy que estaba sentada a mi lado en el sofá.

— No —dije rápidamente.

— Creo que Lauren no tardará en meterse en el baño con esa chica — comentó Dinah.

Miré a Lauren y a la chica desconocida. Se estaban besando.

Ver esa escena me decepcionó y me molestó a la vez. Ahora estaba más que claro que para Lauren yo no era especial cómo ella dijo en el restaurante chino.

Debí suponer que lo único que quería era llevarme a la cama y convertirme en una más de su segura extensa lista de chicas con las que se había acostado.

Aparté mi mirada de ellas y me concentré en la conversación que estaban teniendo todas a mi lado.

Vi a Hailee a lo lejos hablando con sus amigas. Ella notó mi mirada y sonrió. Me levanté de mi lugar para acercarme a ella.

— Ahora vuelvo —les dije a mis amigas antes de irme.

Hailee al darse cuenta de que me acercaba a ella, caminó en mi dirección.

— ¿Ya estás desocupada? —preguntó.

— Sí —respondí.

— ¿Quieres tomar algo? —hizo un gesto con la cabeza señalando a la barra.

— Sí —contesté con una sonrisa.

Fuimos a la barra y pedimos unas bebidas. Nos sentamos en unos taburetes y hablamos de temas diversos para poder conocernos mejor.

Mientras hablaba con Hailee, noté la mirada de Lauren desde la pista de baile.

— ¿Quieres bailar? —preguntó.

— Sí —reconozco que en parte quería porque sabía que a la ojiverde le molestaría verme bailar con otra persona.

Empezamos a bailar a unos pocos metros de distancia de donde se encontraba Lauren con la otra chica.

Vi cómo la ojiverde apretó la mandíbula cuando se dio cuanta de que iba a bailar con Hailee.

Quité mi vista de la y me concentré en la chica que se encontraba frente a mi.

Empezamos a bailar, pero esta vez Hailee lo hacía con más decisión. Agarraba mis caderas y me pegaba a su cuerpo sin ninguna timidez.

Me sentía a gusto con Hailee, era amable, inteligente y guapa. Además de que me gustaba su sonrisa.

Después de un rato de estar bailando, la chica que estaba enfrente de mi, me miró a los ojos para luego bajar su mirada a mis labios, de la misma forma en que lo había hecho cuando Lauren nos interrumpió.

Yo también miré sus labios, no estaría mal que me besara ahora, no la rechazaría. Estoy soltera, y las probabilidades de que podría haber tenido algo con Lauren se han esfumado.

Hailee acortó la distancia y nuestros labios se unieron en un beso.

Saboreé sus labios sin ninguna prisa. Ella me besaba al principio con delicadeza antes de empezar aumentar la intensidad poco a poco. Coloqué mis brazos alrededor de su cuello y ella introdujo su lengua en mi boca.

Reconozco que no sentí la misma sensación cuando Lauren y yo nos besamos, pero me sentía cómoda besando a Hailee.

Minutos después nos separamos por falta de aire.

— No tienes ni idea de cuantas ganas tenía de besarte —dijo con una sonrisa.

— Bueno, ya lo has hecho —dije y le devolví la sonrisa.

Nos dirigimos a la barra y por el camino divisé a Lauren llevando a la chica desconocida al baño.

Dinah había tenido razón, no tardaría en llevársela allí, supongo que acostumbraba a hacerlo cada vez que iba a alguna discoteca.

Ignoré la sensación de decepción otra vez. Entre ella y yo no iba a pasar nada más. Solo seríamos amigas.

Lauren no se había comportado conmigo diferente, era así con todas y debía tenerlo en cuenta para no caer entre sus brazos.

Loving You Despite The Obstacles | CAMREN¡Lee esta historia GRATIS!