Jung Min (POV)

Siento como se aleja un poco, y mis brazos comienzan a sentirse fríos, eso me hace jalarlo más hacia mí, impedirle que se vaya. Mi corazón late rápido. Puedo sentir el calor de su cuerpo frente a mí, está muy delgado, demasiado frágil.

-Han pasado dos semanas, te extraño...- le digo

Veo como se estremece, y es cuando me doy cuenta de que estoy demasiado cerca de él, que le he hablado al oído, de que con mi aliento he provocado esa reacción. Muerdo mi labio al recordar su confesión, y eso me hace sentir raro.

-Por favor... solo...- murmura intentando de nuevo alejarse

Se remueve rozando su cuerpo con el mío, cierro los ojos cuando siento sus glúteos rozar mi entrepierna, un cosquilleo recorre mi cuerpo. Contengo el aliento cuando siento que mi pene reacciona.

Paso saliva nervioso, mis manos tiemblan, necesito alejarme de él, esto comienza a asustarme, pero tampoco quiero hacerlo. Mi corazón parece que quiere salirse de mi pecho.

De nuevo se remueve, lo suficiente para girarse, y verme de frente. Siento mi respiración agitada, estoy aún un poco sorprendido pero intento no parecerlo, él simplemente me ve sin saber lo que acaba de pasar conmigo.

Hay un largo silencio, simplemente nos quedamos viendo fijamente, pero puedo ver en su rostro y en sus ojos el gran pesar que siente, está demasiado triste y devastado, respira hondo como si se diera por vencido, se acerca un poco hacia mí, mi corazón de nuevo se acelera.

-Siento no haber querido hablar contigo...- me dice mientras se abraza a mí.- se que somos amigos, pero no me siento bien Minie, yo solo quiero estar solo... yo...- lo rodee de nuevo con mis brazos

-Shhh...- empiezo a acariciar su cabeza...- no digas más, solo déjame estar aquí para ti, como siempre lo he estado...- le digo, no contesta pero siento que asiente con la cabeza mientras esconde su rostro en mi pecho

Cierro los ojos, me siento mejor al saber que puedo estar aquí, que Joonie me dejará estar con él para apoyarlo, mi respiración se alenta, igual que la de él, poco a poco nos quedamos dormidos, así abrazados.

No sé que estaba soñando, pero tengo una sonrisa en el rostro cuando empiezo a ser consciente otra vez, y la sonrisa se amplía cuando siento que él aún está abrazándome y que una de sus piernas ha terminado sobre mí, como si estuviera abrazándose a un árbol.

Respiro hondo.

-¿Jung Min?.- abro los ojos sorprendido.

Me siento rápido en la cama, Joonie se despierta y limpia su rostro sin saber que ocurre, yo volteo hacia la puerta, mi corazón se ha acelerado de nuevo, Jian está parada en la puerta junto a Geun Suk. No sé porque me siento tan nervioso, Jian frunce el ceño al ver mi reacción, mi respiración se agita y ella levanta una ceja como si estuviera intentando entender que pasó.

-Creí que Joonie no te dejaba venir a verlo...- me dice mientras camina con una charola con alimentos, voltea a ver a mi amigo que sigue intentando despertarse.- bebito, te traje algo de comida, tu mamá dice que no has estado comiendo bien.-

-¿Jian?...- Joon pregunta adormilado

-Si...- Jian le da un beso en la mejilla pasando sobre mi.- ¿cómo estás?.- Joon sonríe

-Mejor...- contesta con una sonrisa, una que no había visto en mucho tiempo y que me hace embobarme

-Llego hace unos momentos, antes de subir la ayudé a preparar un emparedado para ti.- Suk le dice a Joon mientras se sienta junto a él del otro lado de la cama

Buenos AmigosDonde viven las historias. Descúbrelo ahora