Cap 40

57.5K 4K 1.5K

-¿A qué viene esa sonrisa?

Hermione automáticamente dejó de hacerlo. Sacudió la cabeza y se dio cuenta que había estado sonriendo sin ningún motivo.

-No se de que me hablas- Arianna la miró con una sonrisa divertida, ya se había acostumbrado a ver a su mejor amiga en las nubes, pero aún no sabía a que se debía esa falta de concentración.

Arianna aún no se había dignado a escribirle a Desconocido, sentía que en un momento de debilidad podría volver a caer esa gran muralla que le había costado tanto construir.

2 semanas....había pasado dos semanas desde que pasó todo. Desde la aparición del ramo de rosas en el puesto de Hermione, desde la carta de Desconocido, desde la reconciliación de ambos, desde los sentimientos abiertos de Arianna, desde su confesión hasta su misma ruptura. Ahora todo era normal!

O bueno, casi todo. Aún había algo por arreglar, o bueno, alguien. Y ese era...un John resentido...

Desde el día en que se enteró que alguien puso rosas en el puesto de su crush, no pudo evitar sentir algo de celos de esa persona, tenía miedo de que Hermione se enamorara de ese alguien y que el se quedara con esos sentimientos tan grandes que tenía en su pecho. Sin saber, que eso ya estaba pasando.

Hermione se estaba enamorando de Desconocido.

Y bueno, la cuestión es que ni ella lo sabía. Cada vez que le llegaba un mensaje de él, su corazón latía más rápido de lo normal, la verdad, es que ella a veces se asustaba de esa reacción propia, pero en realidad, es que no podía evitarlo ni mucho menos ocultarlo.

Ahora, prácticamente hablaba con Desconocido todos los días, se llevaban muy bien, a veces tenían desacuerdos y peleas, pero ¿en qué amistad no hay desacuerdos?

Pues sí, a pesar de que ambos sentían lo mismo...aún eran amigos.

Nunca hubo un acercamiento por parte de ninguno, pero eso no significó problema, les gustaba su forma de expresarse.

El cosquilleo que Hermione había sentido alguna ves por John, fue disminuyendo hasta convertirse en casi nulo. Ya no sonreía como idiota cada vez que se acordaba de él, incluso, había días en los cuales se le olvidaba que aún eran amigos. El no se acercaba a hablarle, y la verdad, es que ella no daría el primer paso.

Orgullo ante todo.

Pero eso no quería decir que John estaba de acuerdo con eso, él se había propuesto a conseguir la amistad de Hermione y no estaba dispuesto a rendirse ahora...no lo haría.

Ahora todo marchaba en orden, ella seguía conversando con Desconocido, su madre aún no la pillaba. Hubo ocasiones en que casi lo hace, pero la astusia de Hermione siempre fue inmensa.

-¿No sabes de que te hablo?- preguntó Arianna fingiendo incredulidad- ¡Por Dios Herms! Si sigues sonriendo de esa manera, te dolerán las mejillas.

Hermione sonrió más.

Si es que eso era posible....

- Estás loca - dijo Hermione haciendo una mueca ¡Oh! ¡Le había llegado un mensaje! ¡Y de Desconocido!

Definitivamente no sé que le pasaría si seguía sonriendo así.

Arianna lo entendió todo, y también sonrió.

-Ahhh...ya veo, que lindo amor el suyo ¡yo quiero!- dijo su amiga fingiendo emoción, y en parte era cierto, ella quería un chico que la amara al igual que Desconocido quería a Hermione.

Desconocido En Línea [DEL #1] ¡Lee esta historia GRATIS!