Capítulo 9

690 68 42

Esta vez ninguno se burló del otro, a ninguno le hizo gracia lo que estaba sucediendo. El rubio bajó del auto de su amigo sin decir ni una palabra y entró a su casa.

Heechul se miró en uno de los tantos espejos que decoraban la sala de estar y apretó los dientes con coraje.

-Desaparecerá más rápido de lo que crees -Aseguró su amigo, haciendo referencia a la pequeña herida que le había quedado en la comisura de los labios a causa del accidente.

-Más vale que así sea... -Continuó observando cada detalle de su cuidado rostro, ahora dañado por unos cuantos rasguños y esa herida.

-¿En qué estás pensando? -Le preguntó el pelinegro al cabo de unos segundos, tomándose la libertad de ir hasta la cocina en busca de algo de tomar.

-En que ya estoy más que harto de Kyuhyun -Vio al de cabello negro hacer una mueca. Él tampoco estaba feliz, menos después de que Heechul le contara que Kyuhyun se estaba acostando con su guardaespaldas.

-¿Esta vez también te quedarás de brazos cruzados?

-No, esta vez no lo haré. Yo te diré qué hacer, cómo y cuándo.

***

Kyuhyun no supo cómo reaccionar. Por un momento creyó que los reclamos de Heechul no terminarían pero, para su sorpresa, no fue así.

-No te preocupes Kyunnie, todo está bien -Pero aunque los labios de su amigo dijeran eso, sus ojos expresaban todo lo contrario- realmente no me importa. Lo que Siwon y yo tuvimos fue solo sexo... y si quieres divertirte con él ahora, está bien

-¿Todo en orden? -Preguntó su guardaespaldas con voz paciente, desde la puerta de su habitación.

No, nada estaba en orden. Puede que fuera egoísta y que quisiera a Siwon sólo para él, pero tampoco era tan hijo de puta como para ignorar el tono de decepción en la voz de su mejor amigo.

-¿Por qué tenías que acostarte con él? -Inquirió, evidenciando el reproche.

-Kyuhyun yo no... -Lo vio pasar a su lado sin detenerse a escuchar. Pero si bien era cierto que no sabía cómo justificarse, tampoco dejaría que se fuera así como así- ¿a dónde crees que vas? -Lo detuvo, tomándolo del brazo, justo al borde de las escaleras.

-No tengo ganas de hablarte -Pero Siwon lo jaló con fuerza, empujándolo hasta golpear su espalda con una pared que daba a un pasillo más apartado de la planta alta.

No se quejó, no le molestó, tampoco era que quisiera que Siwon lo tratara como trataría a una mujer, pero sí le sorprendió.

-No puedes enojarte conmigo por eso. No significó nada ¿entiendes?

-No puedes probarlo -Respondió, sin que sus grandes ojos lo dejaran de mirar.

-¿Estás celoso? -La pregunta lo sacó de balance. No podía negar lo que sentía, pero reconocerlo sería como aceptar que sentía algo más que atracción física por él.

-¿Y si lo estoy qué? -Dijo al cabo de unos segundos que le parecieron horas- trabajas para mí, es conmigo con quien debes estar, soy el único al que... -Un perfecto beso interrumpió su repentino ataque de egoísmo y posesión, pero no se molestó en detenerlo.

No se atrevió a cerrar los ojos, tener a su guardaespaldas tan cerca era algo realmente digno de admirar. Apretó los puños sobre la ropa del más alto, atrayéndolo hacia sí, haciendo el beso más profundo.

-¿En dónde está Kyuhyun? -Esa simple pregunta, proveniente de la voz de su padre, acabó con su idea de prolongar ese delicioso beso por tiempo indefinido. Para cuando pudo darse cuenta, Siwon lo había hecho estrellarse de nuevo contra la pared mientras se retrocedía entre jadeos.

Beautiful Temptation [Wonkyu + 18]¡Lee esta historia GRATIS!