Capítulo 34

81.9K 3.5K 4.3K

Chicas, tengo malas noticias :( Esta semana tendré examen casi cada día, por lo que se me hará prácticamente imposible escribir... Así que tendréis que esperar unos días a que actualice nuevo capítulo. Espero que lo entiendan ♥

NARRA LOUIS

Y ahí estaba él sentado en frente de mí, más cambiado que nunca; Su tez pálida dejaba ver a la perfección sus grandes ojeras, fruto de muchas noches en vela. Sus ahora bien marcados pómulos resaltaban aquellos ojos esmeralda que tanto había extrañado, aunque en esos momentos parecían estar sin vida.
Sus labios habían perdido aquél color sandía que tanto les caracterizaban, sus facciones se habían vuelto más duras y su cuerpo… aquél cuerpo tan perfecto tan típico de niño pequeño… todo aquello había desaparecido dejando lugar a una figura esbelta de piel encerada.

Escuché a Ed acercarse por detrás de mí y sin miramiento alguno anduvo hasta el sofá y se sentó en la otra esquina, mirándonos detenidamente

-Esto se pone interesante –dijo.

Cotilla.

Di un paso hacia Harry ignorando a la vez las palabras de mi primo, quien no pareció inmutarse con nuestras presencias.

-Te he echado de menos –casi susurré con un hilo de voz dando un paso hacia el rizado.

-Hm –respondió, estrujándose los brazos en el estómago mientras se encogía de piernas en el sofá.

-Dame la oportunidad de explicártelo todo, Harry, por favor.

-Dásela, dásela –animó mi primo desde el otro lado.

Ambos nos giramos para mirarle y él me dedicó una de sus mejores sonrisas traviesas, de aquellas que siempre me había mostrado años atrás antes de romper cualquiera de mis muñecos favoritos.

Volé los ojos soltando un suspiro a la misma vez que negaba con la cabeza y me giraba hacia Harry de nuevo, quien ahora me miraba con una expresión diferente, en sus labios se podía distinguir una pequeña sonrisa que fue borrada a los pocos segundos.

Caí en la cuenta de que aquél gesto con los ojos siempre había sido de su agrado y muchas veces le había hecho reír.

Al menos, eso no había cambiado.

-De acuerdo –murmuró, mirándome a los ojos.

Había extrañado tanto su voz aquél mes pasado que en el momento que soltó aquellas dos palabras mi corazón se aceleró.

-Antes de nada necesito que me escuches y que intentes creerme, aunque sé que se te hace difícil confiar en mí –suspiré lentamente y traté de tragarme el nudo de mi garganta que amenazaba con dejarme sin habla-. Eleanor… ella quería que te separaras de mí, Harry. Es una interesada, quiere estar con todo el mundo tan solo por ganar popularidad y…

-Es una puta –interrumpió Ed.

-Cállate –gruñí.

-¿Lo es o no? –alzó una ceja con la misma sonrisita que antes.

-S-Sí.

-Pero estabas perdidamente enamorado de ella. Te encantaba, siempre me dijiste que era perfecta. Y no te gusta llamarle puta, ¿verdad que no? Claro que no te gusta, hubo un tiempo que aquella puta era tu princesa –rió maliciosamente-. Como cambian las cosas, ¿no? De un día para otro la gente que tanto amas desaparece de tu vida y tienes que cambiar la rutina. Pasar página. Encontrar a alguien más para ahogar tus penas, como hiciste con el niño.

East Of Heaven ~ Larry Stylinson¡Lee esta historia GRATIS!