Cap 36

56K 4K 854

Arianna se había quedado dormida.

Hermione acariciaba su cabeza de manera tierna, a ella le importaba mucho Arianna, y verla sufrir no le gustaba para nada.

El teléfono de su amiga vibró, y aunque Hermione intentó resistirse a la tentación, no le quedó de otra mas que desbloquear el teléfono. Talvez ese mensaje era la razón por la cual Arianna estaba mal.

Después de desbloquear el teléfono, revisó la notificación y vió un mensaje de alguien que estaba registrado como...¿idiota?

La notificación sólo decía:

Idiota: Ari...mañana espérame a la salida del colegio.
Idiota: Quiero hablar contigo.
Idiota: Quiero que me disculpes por favor.

Esos mensajes pusieron a Hermione a pensar...¿Quién seria idiota? ¿Talvez un amigo? ¿O un novio?

¿Sería ese tal idiota la persona que la lastimó? ¿Un novio?

No, eso no podía ser posible. Si Arianna tuviera novio, la primera en saberlo sería Hermione, después de todo son amigas ¿no?

Ella lo sabría ¿verdad?

O eso creía ella....

No aguantó la tentación y pulsó la notificación haciendo que whatsapp se abriera automáticamente. Ella sabría quien era ese tal idiota.

"Rayos, tiene clave" pensó Hermione con disgusto. Su amiga tenía la costumbre de poner todo con seguridad, eso le molestaba.

No le quedó de otra, más que salir de la aplicación y volver a bloquear el teléfono de la pelinegra.

Arianna se levantó después de media hora, tenía los ojos rojos de haber llorado tanto y moqueaba un poco haciéndola ver débil y vulnerable. Eso hizo que Hermione se sintiera mal. Por lo general, Arianna es una chica muy fuerte y dedicida, nunca la había visto tan indispuesta...eso le dolía.

-¿Te sientes bien?- preguntó Hermione mirando con atención cada movimiento de su amiga, sin embargo, ella solo asintió con la cabeza.

Y no solo eso...tenía la mirada perdida.

-¿Quiéres hablar de ello?- volvió a preguntar, ésta vez...ella negó con la cabeza.

-¿Me das mi celular?- preguntó Arianna en un susurro, Hermione obedeció y se le entregó.

Arianna lo guardó en su bolsillo y dirigió su mirada hacia Hermione.

-Lamento las molestias- dijo la pelinegra un poco avergonzada, Hermione sonrió.

-No importa, ya sabes, eres mi mejor amiga y te quiero mucho- dijo ella y dicho ésto, la abrazó. Arianna correspondió el abrazo.

-Gracias por todo Hermione...- dijo su amiga, su voz empezó a flaquear-....eres muy afortunada.

-¿Qué?- Hermione se separó del abrazo y la miró de manera interrogante y curiosa.

-No, nada- y se fue. No esperó a Hermione, ella simplemente abrió la puerta de la casa de su amiga y se retiró de ese lugar dejando a Hermione confundida.

A pesar de haber buscado a Hermione, ella necesitaba estar sola...quería estar sola.

Quería sufrir sola....




Desconocido En Línea [DEL #1] ¡Lee esta historia GRATIS!