Capítulo 33

77.6K 3.4K 2.4K

Holaa :)
Lamento haber tardado tanto en actualizar, no he tenido mucho tiempo de escribir ya que he estado ocupada con los estudios...
Espero que os guste :)

-¡¿Estás loco?! –la música retumbaba por todas partes, el suelo se movía y las paredes parecían cerrarse.

-Eso es discutible.

-¿Eso significa que voy a tener que recogerte del suelo cada dos por tres?

Me despedí de alguien mientras Ed me arrastraba, no sé de quién. Lo escuché suspirar.

Si alguien me hace caer, yo me levanto.

-Pues a partir de ahora, si alguien te tira, le reviento.

-A Louis le importas demasiado.

-Eres mi niño, ¿no?

Me encontraba sentado en un asiento que no dejada de moverse, sentía nauseas, era asqueroso. ¿Dónde estaba?

-¡No vomites en el coche o te echaré de una patada!

-Lo siento.

Estaba en un coche. Ese era… ¿Ed?

-Joder –bufó-. Estúpido niño.

Sí, era Ed.

De repente, estaba tumbado en una cama de... ¿Dónde? ¿Dónde estaba? ¿Estaba en casa?

-Si quieres algo, no me hinches los cojones y te guardas las ganas de pedírmelo –habló el pelirrojo a mi lado-. Estaré durmiendo, y más te vale que tú también.

-No te vayas –lloré, abrazándole.

-No llores, niño, no llores que me pones de los nervios.

-Le quiero mucho, muchísimo, le echo de menos –quería dejar de llorar pero no podía, era incapaz de controlar mi propio cuerpo y las acciones que éste implicaba-. Quiero que vuelva, haz que vuelva. Por favor, le necesito.

-Le he llamado, mañana vendrá –escuché una voz lejana-. Niño. ¿Niño? Joder. ¿Harry, duermes? Como una puta marmota, el chaval. ¡Harry! Joder. Ni caso. Pues que te den morcilla, me voy a dormir.

 

Aquella mañana desperté destrozado, sintiendo como si las sábanas aplastaran todo mi cuerpo dejando caer una tonelada de piedras encima de mí.

¿Había sido un sueño?

Debía serlo. ¿Ed, abrazándome? ¿Llamándome “su niño”?

Un gran dolor se apoderó de mi cabeza en el momento que traté de abrir mis ojos. ¿Qué había pasado…? Me retorcí entre las sábanas y noté como todos mis huesos parecían estrujarse entre ellos, a la misma vez que una sensación de nauseas invadía mi estómago.

East Of Heaven ~ Larry Stylinson¡Lee esta historia GRATIS!