Capítulo 1. llegamos

13 1 0
                                                  

Acabamos de llegar a chile despues de un viaje eterno de unas mil horas.

-muevete kels-.Su voz sonaba molesta.¿Porque mierda sonaba molesto?

No lo se, tal vez pq llevas media hora aqui senrada sin hacer absolutamente nada mientras todos tus hermanos estan ayudando.

TU CALLATE CONCIENCIA.

-ya voy Vicente-estupido vicente.

Vicente es mi hermano, tengo 4, como iba diciendo vicente es un estupido,luego esta Matt, el es un puto genio, lo sabe todo!!!
Es muy tierno cuando quiere, pero si esta enojado mejor es estar en en otro hotel, en otro país, en otro continente, en la galaxia de alado y solo haci vas a estar a salvo. Luego esta lucas, el me molesta todo el día, pero haci lo quiero. Por ultomo esta jose, el es el tipico hermano mayor, o almenos es típico para mi.

Claro que es tìpico para ti, has vivido con el por 16 años.

Buen punto ¿Pero, no te habia dicho yo ya que te callaras?

Ups.

Bueno, mi papá esta pidiendo un taxi, mi mamá esta llamando al hotel, mis hermanos estan buscando las maletas y yo... bueno, yo estoy jugando con el celular. Sip así de floa soy, ¿Que?, mejor ser floja y sincera a que fingir que alludo cuando no lo hago.

-Pedi dos taxis-. Típico, papá no soportaria tener que estar conmigo y Vicente en el mismo auto.

Cuando llegaron los taxis meti mi bolzo en la maleta y me acoste en los puestos. Estaba tan cansada.

-Siéntate bien-. La estupida voz de Vicente llego a mis oidos. ¿¡De los dos autos que podia elegir elige justo el mismo que yo!?

-Ya voy enano gruñón-. Le digo enano gruñón porque siempre esta gruñendo, ademas es un gigante pero le molesta que le diga así.

Después de media hora de vije se me paso el enojó. Sip así de facil se me pasa el enojo, no soy muy buena en eso de odiar a alguien. Estaba demasiado aburrida y se me ocurrió hablar con Vicente.

Claro culpas a Vicente de ser el que parte las peleas pero eres tu la que va y le habla aunque sabes que vas a terminar peleando con el.

-¿Que haces?-. Yo con mis mejores modales le hago una amable pregunta y el muy desgraciado me responde:

-No te importa-. ¿Es que no tenía modales?

-Si no me importara no crees qie no te habria preguntado. ¿Que haces?

-Cosas-

-No me digas, ¿enserio?, si no me habia dado cuenta-. Esto no iba bien, llevábamos 3 minutos hablando y ya estabamos al borde de pelear.

Te dije que esto iba a salir mal.

¿No sabes callarte?

Soy tu conciencia, estoy aqui para desirte si lo que estas a punto de decir es una estupides o no, o que no hagas cosas que yo ya se que harás igualmente. Lo que me hace totalmente inutil.
¿Espera que?

- ¿A si, y para que mas sirves?-

Espera, ¿no querias que me callara?

Si pero hablar contigo es mejor que pelear con Vicente.

No pude terminar de hablar con mi coinciencia porque e. Ese momento el auto paro y vicente me dijo:

-Kelsey llegamos-.

Le lance una mirada de no me digas, si no me había dado cuenta, el gigantesco hotel que tengo alfrente debe de estar tapando mi vista.

El hotel era grande (ósea me perderia hasta llendo al baño), era colorido, alegre y se veía calentito.

Pero lo que mas me gusto fue el jardín, yo amo pasar el tiempo o leyendo o afuera.Seguro pasaría horas caminando por esos jardines. Y repito caminando porque no quiero que crean que haré algun deporte, nop soy demasiado floja como para eso.

Al entrar a la recepción vimos a una recepsionista saltando sobre su silla e intentando tocar el techo. Por eso decidimos que sería mejor ir con la otra, que, aunque tenía fila almenos si estaba cuerda.

Despues de que terminaramos de pedir las reservaciones y poner todo en orden nos fuimos a nuestros cuartos y papá nos mando a todos a la cama de inmediato ya que ya era tarde.
Nadie comio, ninguno de los 7 tenía hambre.

The LightsDonde viven las historias. Descúbrelo ahora