Capítulo 6

7.7K 440 7

Narrador

Últimamente Lauren no era dueña de si misma ni siquiera era dueña de sus pensamientos porque siempre aparecía aquella bailarina en sus pensamientos y por mas que tratara sacarla de su cabeza no podía y era algo muy curioso que una persona viéndola solo una vez en la vida despertara tanta curiosidad en alguien, Lauren creía tenerlo todo y aunque ella quisiera arreglar su matrimonio con Verónica aquello no solía ser tan fácil es como tratar de amar a tu mejor amigo y corresponder a su amor y todo solo por hacerlo feliz.




Para nadie había sido un secreto que Lauren se casaba mas por obligación que por amor y era que aunque Lauren tubo años de noviazgo con Verónica nunca logro enamorarse de ella incluso en varias ocasiones se preguntaba porque se había fijado en ella, Verónica era todo lo contrario de Lauren era una mujer de hogar que no le gustaba lo salvaje aquella mujer era amante del romanticismo y también ella se preguntaba que había visto en Lauren ya que Lolo solía ser una mujer fría muy poco romántica o al menos eso pensaba Verónica.




En un matrimonio donde solo uno ama el amor no es suficiente es como acostumbrarte a dormir a la misma hora y a que tengas un día de descanso sueles levantarte a la misma hora por más que digas que vas a dormir, quizá muchos de ustedes se preguntaran porque Lauren sigue casada con Verónica es una pregunta que incluso yo me hago pero es solo costumbre Lolo ni siquiera comparte con ella como un matrimonio normal.





Lauren solía salir temprano de casa y siempre lo hacia antes de que Verónica despertara y igual llegaba tarde cuando sabia que estaba dormida, para los hermanos de Lolo no fue trabajo descubrir que su hermana no era feliz y era por esa razón que Chris siempre la invitaba a lugares nocturnos de esos donde dicen todas tu fantasías se harán realidad.





Los Jauregui eran conocidos como personas morbosas y eso lo tenían claro varias mujeres de Madrid todo el mundo sabia de la condición de Lauren y eran muchas las mujeres que se acercaban por curiosidad pero otras por placer y es que Lauren había empezado desde muy temprana edad a tener relaciones solía ser una experta y cada vez mas una mujer se moría por estar en los brazos de aquella hermosa mujer, mas sin embargo Lauren había cambiado no del todo pero cada vez que le era infiel a Verónica se sentía culpable pero como era una Jauregui no se resistía a la tentación del placer ya medio hospital había pasado por su consultorio una regla clave que tenia era que ella no tocaba una mujer que allá estado con su hermano eso si que no se decía.







Aquella noche por mas que Lauren se resistió no pudo mas y termino en aquel club queriendo descubrir quien se escondía en aquella misteriosa mascara pero claro no todo suele ser muy fácil y menos cuando en un club habían reglas tan estrictas, aquel era un lugar muy misterioso desde que entrabas se sentía el ambiente a placer y lo mejor de todo que no era un lugar donde podías ver muy bien a las personas solía ser un lugar un poco oscuro y era aquello que llamaba aun mas la atención de los clientes.






En todo club existen millones de estrategias de atraer clientes pero las que tenía aquel lugar a dudas era una de las mejores la mujeres eran hermosas y había de todo como que dicen por ahí donde hasta las mujeres podían ir a ver a hombres musculosos  fuertes, aquella noche aunque Lauren dijera que era la ultima noche no contó con que el destino le tenia una sorpresa y era que había sido la ganadora de un baile privado.







Se sentía incomoda en aquella silla y mas que incomoda curiosa y quería salir a buscar su chica misteriosa pero una vez la luz enfoco a un tuvo donde estaba de pie con una posición sexy aquella chica que se había convertido en la dueña de sus pensamientos no se la creía miro como aquella mujer hizo señas con su mano invitándola donde ella estaba y cuando se iba a poner de pie aquella hizo señas de que parara y se quedara quieta sin dudas aquella bailarina quería jugar con ella.




Bailarina: las reglas son claves no me puedes tocar a menos que yo te lo pida.





Aquellas fueron las palabras dichas por aquella bailarina pero Lauren estaba embobada en el tatuaje que tenia a un costado del abdomen aquella bella mujer por la mente de Lauren paso como seria morder aquel pedasito de carne que estaba pintado o mas aun hasta donde llegaba aquel tatuaje.






La musica se hizo aun mas presente con una melodía excitante y aquella mujer empezó a danzar de un lado a otro se llevaba las manos al cabello y aquellos momentos era excitantes para una Lauren que no hacia mas que ver cada movimiento de aquella mujer, la mascara que lucia aquella chica le daba sin mas un toque de excitación para Lolo quien se moría por acompañar en los movimientos de aquella hermosa mujer.





Una vuelta sexual en aquel tubo fue lo que despertó al amiguito de Lauren y los ojos de esta cada vez mas se podía ver que se en verdecían aun mas cuando aquella bailarina aumentaba los movimientos en aquel tuvo se puso de espaldas en aquel tuvo dejando que las nachas del culo casimente se metieran entre sus nalgas la prenda que andaba aquella mujer dejaba a Lauren pensar no con claridad sino que despertaba la curiosidad de que había debajo de aquel diminutivo traje.






Cuando la canción estaba por terminar aquella bailarina se dejo caer en aquel tuvo mostrando casimente su vagina muy abierta para Lauren y luego se agacho arrastrándose con sus manos hacia donde Lauren excitando la a que la tocara y Lolo no aguanto mas y se puso de pie fue hacia donde ella y la levanto haciendo que aquella mujer rodiera con sus piernas su cintura la pego a la pared y aquella mujer jadeo al igual que Lolo ya no se podía ver solo se miraba el reflejo de una luz que se filtraba por una de las ventanas, pero aquella bailarina si podía ver el verde intenso del color de ojos de Lolo ambas respiraciones eran agitadas.




Bai: te lo advertí...no...no puedes..tocarme..sin..mi permiso.



Lau: quitate...la mascara...y dejame..verte.




Y en un descuido de Lauren aquella mujer salio de su agarre saliendo de aquella habitación dejándola toda excitada, la frustración de Lolo fue mucha que se llevo sus manos a su cabeza como pidiendo control de todo lo que había pasado; la mirada de Lauren se fue a un pequeño pañuelo que estaba tirado casi cerca de aquel tuvo lo tomo con una de sus manos y se lo llevo a la nariz y empezó a inhalar aquel exquisito olor.





Muy dentro de Lauren había una mínima esperanza de que aquella bailarina volviera pero pasaron los minutos y el amiguito de Lauren había vuelto a la normalidad se dio por vencida y maldijo mentalmente porque aquella mujer la había dejado toda excitada, se regaño mentalmente y se dijo que aquello no se quedaría hací porque a Lauren Jauregui nadie la dejaba así.

Mi Prima La Stripper (CAMREN G!P)¡Lee esta historia GRATIS!