CAPÍTULO 16~Secreto y una cita~

1.1K 184 39

******************TARDE... :( PERO PEOR ES NADA*************** perdones. Es que ando muy ocupada, pero aun así me esfuerzo ^^ *******************

****************comenten y estrella********************+++

Sus manos han subido justo tras mi espalda y su cuerpo se ha ceñido a la perfección con el mío mientras parece jugar con el helado en mi boca. Su mano derecha me dibuja la columna y la curva de la cintura. Empiezo a pensar que no debí de vestirme así, me siento ultrajada.

Coloco mis manos en su pecho y logro empujarme, alejándome mientras pretendo tragar el helado que se ha quedado atascado en mi garganta. Llevo las manos intentando no ahogarme mientras oigo la ligera risa de JungKook.

Volteo mi atención hacia él y lo fulmino con la mirada mientras intento hablar—

-Er...tú...peor...sura...nalla...cido...lo—

JungKook me lanza un guiño e intenta levantar su mano para golpearme la espalda, pero yo pego un brinco en completa alerta, logrando por fin comer todo el helado—

-¿Qué pasa contigo?—Le reclamo— ¿Por qué te gusta besarme?—

JungKook mira despreocupado hacia su envase de vacío de helado—

-¿Besarte? ¿Te he besado? Si has sido tú la que se ha comido mi helado—Levanta las cejas—Eres una ladrona de helado—

Toso tratando de destrabar mi lengua—

-Pero si capaz me has metido la lengua hasta la garganta—Le señalo cara a cara—

-¿Lo he hecho?—Frunce el ceño-- ¿No te habrás confundido con Jimin? Quizá fue él ayer y me estas confundiendo—Da media vuelta mostrándome la espalda mientras se aleja caminando—

- ¡Oye!—Le grito dando pataletas-- ¡Regresa aquí! ¿Qué ocurre contigo? ¿Qué diablos crees que haces? ¡Vuelve aquí cabeza de pollo!—

-Lárgate a casa, Monterrey—Grita a lo lejos—La cita se cancela. Ve a buscar a Park—Lo dice sin ni siquiera voltear ¿Qué ocurre con él? ¿Primero me cita y luego me bota?—

-¡Nadie me bota! Me oyes ¡Nadie!—

-Felicidades para mí, entonces—Grita a lo lejos—He sido el primero.

Cruzo los brazos tratando de contener mi furia. ¡Es un grandísimo idiota!

-Pues tendré una cita conmigo misma—

Me siento sobre la banca colocando mis codos sobre las rodillas. Tal vez las personas me miran como loca por haber provocado mucho escándalo, pero eso me importa poco ahora.

Mi mente se halla divagando por algún lugar.

Puedo ver los labios de Jimin... tan carnosos como siempre, siendo reemplazados por los de JungKook... sus manos en mis caderas y su sonrisa dedicándome.

¿Por qué de repente mi cabeza no deja de mortificarse ante el gesto de JungKook? Es un grandísimo tonto. Y yo debería estar planeando mi próxima salida con Jimin—

-¿Dan?—Me llama Jimin. ¿Jimin?

Doy un salto y giro hacia atrás, encontrando a Jimin parado justo detrás. Sonrió con plenitud pero al descubrir a sus ojos mirándome de pies a cabeza, me sonrojo de inmediato. Había olvidado cómo iba vestida—

-Eh ¿qué haces aquí?—Pregunto— Creí que estarías culminando tu trabajo—

-Con Ammy—Concluye él y resopla. Se encamina hacia donde me hallo tomando asiento—bueno, pues digamos que ha terminado lanzadme un cuadernazo por, según ella, propasarme...-- Lanza un suspiro—Y la verdad es que no comprendo... no entiendo nada—Lleva las manos a su rostro, cubriéndose este— Un día me sonríe, me besa y me hace sentir que realmente soy correspondido, y al siguiente día me manda a la mierda. ¿Qué hay de malo con Ammy?—

-Quizá es bipolar—Sonrió nerviosa—Se suele suceder. Una vez ella...

Jimin niega con la cabeza—

-Pues yo me rindo—Suspira—Me rindo. Ya no voy a ir tras tu hermana.

¿Qué? ¡No!

-¿Por qué? Seguramente si la vez otra vez, se vuelve a portar bien—Lo animo. La próxima vez me vestiré yo de Ammy—

-¿Y esperar nuevamente que se porte tan déspota conmigo? Quizá me equivoqué—Frunce el ceño—Quizá no es ella la chica indicada. Después de todo tengo una cola de chicas esperando por mí—suspira—

Aprieto los puños. Sí que las tiene...

-Pero quizá, Ammy...

-No quiero hablar más de ello—Me sonríe—Ya he decidido Dan. No más Ammy. No puedo permitir que ella siga tratándome del mismo modo ¿Sabes?—

Asiento resignada. Genil. Ahora estoy en la ruina. Ya no voy a tener que soportar que él ande tas Ammy, si no que él ande tras otras cientos de chicas.

-Oye...-- Me llama volviendo su atención hacia mí—te cae bien esa ropa... te ves muy guapa ¿Sabes?—Mi mejillas se sonroja inmediatamente, sintiendo que el calor se acumulado en todo mi cuerpo.

¡Es la primera vez que me ha dicho algo como eso! ¿Es que estoy soñando? Debo haber sido secuestrada por cupido.

-Gracias—Murmuro—

-De nada—Me guiña. Mi corazón salta. Es el primer guiño que me ha lanzado—Te veo luego ¿Esta bien?—Asiento—

-En clases—Murmuro—

El niega con la cabeza y ríe—

-No. De verdad, te veo luego. Espérame aquí ¿Te parece si comemos pizza? Ya sabes... voy por dinero. No es que ande con el dinero a todas partes o haya planeado cruzarme contigo—Curva los labios y yo me hundo en la silla—

¿Es una cita? ¿Me está invitando a una cita?—

-Oh, claro, claro—Asiento encogiéndome de hombros—Aquí te espero—

Jimin asiente y echa correr lejos. Me he quedado observándolo alejarse, mientras continuo sentada con los pensamientos perdidos. ¿Qué ha sido todo eso? ¿Una cita?... ¿Se rinde por Ammy y me invita a cenar?—

-Dan...-- La voz gruesa y pronunciada provoca que pegue un grito y un enorme salto de sorpresa—

-¡¿Qué te pasa?!—Le grito. Es JungKook que ha aparecido de repente-- ¿Es que pretendes darme un paro cardiaco?—

JungKook frunce las cejas al mismo tiempo que observa hacia el frente—

-¿Cita con Jimin? ¿Me voy por unos segundos y ya has atracado con él?—M reclama.

Ladeo la cabeza ¿Qué ocurre con él?—

-¡Pero si tú te acabas de ir!—Grito—

-¡Creí que vendrías conmigo!—Grita en su defensa—

-¡Pero si me dijiste que se cancelaba!—Aprieto los puños-- ¿Es que crees que soy adivina?—

-Pues creí que no te rendirías...

-¿Rendirme de qué?—Respiro hondo para no lanzarme contra él y pegarle un fuerte derechazo en la cabeza—

-Pues, maldita sea Dan ¿Te fijas en alguien que ha estado tras tu gemela durante toda su vida y te trata como si ni siquiera fueras mujer? ¿Qué pasa contigo?—

-¡No me grites!—Me paro en puntitas—De todos modos ¿Eso por qué te importa?—

-Porque me gustas—Responde tan fuerte que me rompe los tímpanos, no obstante, me he quedado ligeramente ida. Su atención se ha centrado en mí y su furiosa mirada se ha desvanecido—Me gustas Dan. Ese mi secreto... que me has empezado a gustar.

lev?I+]?

MANUAL PARA UNA DAMA¡Lee esta historia GRATIS!