La lista no tan mágica

7.6K 490 41

La lista no tan mágica

—Entonces, ¿Cuántos novio tuviste en toda tu vida?—Los ojos de Nick posaron con una sonrisa irónica en sus labios

Empecé a contar con los dedos, ya no recordaba cuantos novios tuve en mi adolescencia. Lo único que podía recordar no más de 5 nombres que fueron importantes.

—Anota – Ordene

Con un bufido de fastidio Nick tomo la hoja que estaba a su lado y saco un lápiz.

—Brandon Donovan , Steve Jackson , Thomas Scott , Corin Marchan y Zack Sewwell

—¿Solo cinco? Eres semi virgen – Me mira en forma de burla – Todos tenemos un pasado oscuro en la adolescencia.

Lance una carcajada, si supiera que no recordaba los nombres diría otra cosa.

—Es verdad, mírame yo me acostaba por lo menos 2 chicas a la semana. Era todo un playboy .

Levante una ceja, en verdad no esperaba eso de él.

—Como no se te abra pegado el SIDA.

—Protección siempre, bueno una vez no.—Lanzo un suspiro – Nunca la volví a ver a la Chica y todavía me arrepiento de hacer eso.

—¿Y no investigaste?—Pregunte interesada por el tema.

—Por supuesto, pero la chica se esfumo – Suspiro – No quiero hablar de ella ahora. Concentrémonos en tus futuros esposos.

—Empecemos por Brandon, todavía se dónde vive.—Suspire al recordar la vieja casa que él y su mama compartían y que daba escalofríos vez que entraba por esa gran puerta

Nick mi lanza una mirada pervertida y me alza sus cejas en formas picara.

—No lo busco para eso – Le tiro el cojín que tenía cerca — Maldito malpensado

Se me empieza a acercar coquetamente hasta quedar al lado mío sintiendo su respiración entrecortada, abro la boca y no puedo sacar la lengua de forma picara. Nick se ríe y se aleja mientras que sus carcajadas cada vez aumentan hasta que su piel se ponga roja de tanto reírse y no poder respirar.

—Quería saber si eres lesbiana –Ríe a carcajadas – Para buscarte también a mis ex novias pero no es necesaria con la actuación que hiciste.

—Estúpido, mis sentimientos idiota.—Reí en voz alta

—¿Y Charlie?—Pregunto desinteresadamente – No lo he visto en días

—Se fue con su nueva novia a comer algo o a hacer cositas

Nick me mira sorprendido y abre la boca.

—¿Novia?

—También pensé lo mismo.

—Iremos a buscar a Brandon, quizás tiene novia

(...)

Mi pequeño miraba por la ventana del coche de Nick desde su sillita. A Nick tuvo la brillante idea de llevar al bebe para no dejarlo solo con la vecina y no estar preocupándome por él, cosa que agradecí porque eso significaba que Nick no solo pensaba en él.

—Gracias Nick por llevar a Theo y acompañarme en esta loca idea que tengo – Sentí que Nick poso sus ojos sobre mí y me sonrió.

—No hay problema, amo los bebes – Alzo los hombros – Y este es mi bebe favorito.

Después de pasar media hora viajando llegamos al lugar.

—¿Segura que es esta casa? – Pregunto Nick antes de apagar el motor del coche y yo abría la puerta.

Mire la gran y tenebrosa casa que estaba alrededor y me recordaba a mi cuando tenía dieciséis años asustada por ver esta casona vieja insegura , tenía grandes ventanas y múltiples habitaciones para que vivieran tres personas ; esta casa era para una película de terror esas la que dan miedo.

Un carraspeo me saco de mis pensamientos haciendo que mis ojos giraban rápidamente hasta donde la persona quien los había emitido.

No había dejado de mirar a Nick mientras viajábamos en el auto, su pelo ligeramente levantado, su piel clara como la leche y su perfecta sonrisa mostraban a un chico guapo y seguro de sí mismo.

—Si es acá – Respondí antes de cerrar la puerta del coche y empezar avanzar hacia la casa.

Toque la puerta con los nudillos de mis dedos esperando que alguien abriera y me atendiera .Pero se notaba que podía estar sola y abandonada.

El aire se había vuelto helado y espeso dándole un toque mucho más terrorífico a esta casa.

Me empiezo apartar de la puerta pero esta se abre y una imagen sombría aparece y me toma la malo, abro la boca para gritar pero ningún sonido hace, hasta que veo la persona, era Brandon.

Lo contemple nerviosa , estaba igual que antes su pelo rubio y ojos claros eran iguales que hace 10 años atrás, estaba guapo pero algo me decía que no podía confiar en él.

—¿Elitt? – Me miro tratando de recordar – ¡Eres Elitt!

Sonrío y me abrazo. Todavía tenía ese olor tan masculino que caracterizaba, al escracharlo entre mis brazos no puedo detener las múltiples mariposas que volaron en forma aleatoria por mi pequeño estómago.

—Mira te quiero presenta a alguien – Me sonrió y me invito a entrar a su casa.

Entre con precaución, algo me decía que esto no iba a salir nada de bien.

La casa al interior se veía moderna y ordenada, no había suciedad ni desorden. Brandon me invito a sentarme en el sofá rojo que estaba en la sala de estar, me siento y al rato aparece con una mujer con una niña rubia en sus brazos.

—Esmeralda, esta es mi amiga de la secundaria Elitt – Me presenta a su mujer que tiene pinta de ser top model – Éramos muy amigos ¿verdad?

Asisto no muy convencida, esa fue la peor mentira que he escuchado en mi vida.

Su esposa me mira con recelo, como si no creyera que su marido me presentara como su amiga.

—Cla..ro...fui..mos amigos ..—tartamudeo al verme enredada en esta pequeña mentira.

—¿Y tienes esposo ahora? – Brandon trato de romper el incómodo y tenso silencio que se había producido.

—Sí, está afuera – mentí con una sonrisa – Bueno, es mi prometido. Todavía no nos casamos. Venimos a invitarte a ti y a tu familia a la boda, porque eres un viejo amigo.

—¿Y la invitación? – Pregunto con la ceja levantada la top model — ¿Dónde esta?

Abrí la boca para inventar algo rápido y al parecer resulto porque me dio una idea.

—Es que quise ver si todavía vivía el acá, para saber si se encontraba – explique rápidamente y tratando de no tartamudear por la mentira que había creado.

—Bueno, entonces esperemos gustoso la invitación – La sonrisa irónica y cínica de Esmeralda me demostró que estaba muy celosa de mí.

—Yo me voy – Me dispuse a pararme y acercarme a la puerta – Dentro de unos días llegara la invitación.—Digo esto de modo de despedida antes de cerrar la puerta y cruzar.

Suspiro cuando ya cerré la puesta de la casa. Es un lio conseguirse marido.

Levanto la mirada y veo que Nick estaba jugando con Theo en sus brazos y sonriendo con dulzura, como un padre mirando a su hijo.

— ¿Cómo te fue? – Me pregunta Nick antes de poner a mi hijo en la sillita.

—Fue lo peor del mundo, esto es un lió.

Holaaa acá esta lo prometido <3 , recuerden en recomendar a sus amigas esta novela porfiss

Beautiful Baby¡Lee esta historia GRATIS!