Capítulo 10

2.9K 204 43

Camila POV.

Lauren se puso el cinturón y yo hice lo mismo.

— ¿Te molesta si pongo música? —me preguntó antes de poner el coche en marcha.

— No —respondí.

Una canción empezó a sonar. No sabía cual era.

Lauren arrancó el coche.

— ¿Cómo se llama la canción? —cuestioné.

— The sound de The 1975 —me respondió.

— Me gusta —dije sinceramente.

Lauren sonrió.

— ¿Qué tal has dormido? —preguntó.

— Muy bien, ¿y tú?

— Igual —respondió.

Aproveché para mirarla mientras conducía.

Iba vestida negro cómo el primer día en que la conocí.

Se ve muy bien vestida así, le queda perfecto ese estilo.

— ¿Por qué me miras? —preguntó desviando su mirada hacia a mi por un segundo.

— No te estaba mirando —mentí.

— Si lo estabas haciendo.

Paró el coche en un semáforo en rojo y me miró.

— Demuéstralo —dije mirándola con una ceja levantada.

— Tengo una cámara en el coche —Sonrió.

Mierda.

Ahora sabría que la he estado mirando.

— ¿Por qué tienes una cámara en el coche? —le pregunté.

— Ese no es lo que importa ahora.

— No tienes derecho a grabarme —dejé de mirarla para intentar buscar la cámara.

— Sí quieres podemos ver la grabación de la cámara y comprobar si me estabas mirando o no —dijo ignorando lo que había dicho anteriormente.

— No me digas que te acuestas con chicas aquí y luego ves las grabaciones —la miré sorprendida y a la vez molesta porque no me agrada la idea de Lauren teniendo sexo con una chica.

— ¿Tú qué crees? —sonrió para luego volver a poner el coche en marcha cuando el semáforo se puso en verde.

— ¡Eres una pervertida! —exclamé.

— ¿Me estabas mirando antes o no? —cuestionó.

— Vale, lo reconozco, te estaba mirando —me crucé de brazos —. Quiero que borres las grabaciones en donde salgo yo.

— No hará falta, porque no tengo ninguna cámara en el coche —empezó a reírse.

— ¡Me has mentido! —me había engañado para hacerme admitir que la estaba mirando, no lo puedo creer.

— Tampoco me acuesto con chicas en el coche y no soy una pervertida —aparcó el coche por el centro de la cuidad.

— Es lógico que lo piense si tienes una cámara en el coche.

Me desabroché el cinturón y Lauren también lo hizo.

— Quizás eres tu la pervertida por pensarlo —levantó su ceja derecha.

— No merece la pena que sigamos hablando del tema —hizo un gesto con mi mano para no darle importancia a lo que decía.

— Como quieras.

Loving You Despite The Obstacles | CAMREN¡Lee esta historia GRATIS!