Capítulo 3

61 12 2

  Todo tiene un sentido, pero solo es posible encajar las piezas mirando hacia atrás. Por lo tanto, ríe, disfruta, llora, grita y comete todas las locuras que se te pasen por la cabeza.  



Saliendo de la enfermería, me encontré con Andrea y Logan que me esperaban recostados en la pared, tenían una acalorada discusión sobre quién sabe qué, cuando me vieron salir de la enfermería Andrea se acercó a paso decidido y me dijo:

—No sé qué planeas, pero te apoyo. Mi cara de desconcierto fue tan clara que Logan comenzó a explicar, ya que por lo general Andrea, era muy relajada y todo se lo tomaba con calma de hecho, muy pocas cosas la afectaban o ninguna que yo conociera en estos dieciseis años que hemos sido mejores amigos.

—Lo que sucede es que mientras te esperábamos, pasaron los chicos nuevos en grupo, es decir todos ellos, e hicieron comentarios con respectos a nuestros apellidos, de hecho nos llamaron "Bái—hǔ y Zhū—què y cómo está su amigo Yan—lou", con ese tono de superioridad, qué sabes, molesta tanto a Andrea. Además del hecho que sabían pronunciar nuestros apellidos, cuando los profesores aquí nos llaman como a ellos les place.

Esto cada vez se pone más raro, el hecho que usen nuestros apellidos para comunicarse o más bien para ofendernos, porque, algo me dice que ellos saben que ninguno de nosotros conoce a nuestros padres biológicos. Pero como lo sabrían... si todos piensan que los hombres que nos criaron son nuestros padres.

—Bueno aún no tengo nada. —Ambos me miraron con cara de sabemos que algo planeas. —Lo primero sería ir al comedor, tenemos algo que verificar.

Los tres nos dirigimos directo al comedor, donde como es costumbre, todas las chicas se quedaron mirándome o mejor dicho mirándonos, tanto a Logan como a mí. Yo estaba harto de esta rutina, menos mal que solo nos quedaba un año más para salir de este tormento, no sé por qué, pero me molestaba. Solo éramos unos chicos normales. Ignoré esta fastidiosa rutina y fui directo a nuestra mesa de siempre, que estaba al fondo y tenía buena visión de la entrada, mientras Logan se dirigía a la fila para comprar el almuerzo y Andrea buscaba a los chicos nuevos que al parecer no estaban en el comedor, a pesar de haber pasado por la enfermería que está camino al comedor. Todo esto es muy extraño, además me perdí las clases de química y física, pero si era cierto que Cindy y el otro como se llame compartían todas las materias conmigo, esas faltas me daban una oportunidad para acercarme. Ya se estaba formando un plan en mi cabeza, también tenía que pensar en que hoy había entrenamiento y pruebas para los nuevos reclutas. Hoy me voy a divertir como nunca, pero luego tenía que ir al templo a "meditar", por alguna extraña razón mis padres y los de mis dos mejores amigos eran budistas y nos obligaban a ir todas las tardes a meditar al templo durante una hora. Luego de esto, llegar a mi casa para entrenar con mi papá en el uso de armas de fuego. Todo el día era muy agitado y mi cerebro no dejaba de divagar en mil cosas y ninguna a la vez, cuando un:

—Planeta tierra llamando a Aren, estás aquí con nosotros, amigo, o sigues desmayado.

Cuando me fijé de quién venían las palabras, coloqué mi más grande cara de indiferencia y hablé en el tono más indiferente y antipático que pude.

—Disculpa ¿qué decías "amigo"?, lo que sucede es que algunas personas sí pensamos. —El me miró y con una sonrisa plantada en su rostro, me contestó.

—No te preocupes, puede que aún estés bajos los efectos del desmayo. —Lo dijo como si desmayarme fuera de lo más común o provocado. Se quitó de mi campo de visión dándome una perfecta vista de los otros cinco chicos que lo acompañaban. Señaló a la chica rubia y dijo, ella es Lee y él es Aarón Lee son hermanos, comentó señalando a los chicos que me imagino comparten clase con Andrea. Ellas dos son Agnetha y Nathaly, dijo señalando a la del cabello morado y a la castaña, y bueno ya a nosotros nos conoces, estamos contigo en el trabajo de historia, dijo señalando a Cyndi, y como la verdad no me importaba, en ese momento solo contesté como usualmente lo haría.

—Aja y eso a mí ¿qué? La verdad no me importa quienes son ni de dónde vienen, solo no se metan en mi camino, y no te vuelvas a sentar en mi silla, que por cierto siempre es la del fondo. —Le comenté mientras me levantaba y me dirigía a la salida. Pero él me detuvo agarrándome del brazo.

—La verdad es que tu fama no le hace justicia a tu carácter, pero te digo de una vez para que no te sorprenda, Aarón y yo haremos las pruebas para el equipo de Kickboxing, del que me dijeron eres capitán y las chicas tienen curiosidad sobre el equipo de natación. —Eso me molestó, estos chicos aparecerán hasta en mi sopa.

—Vuelvo y te repito, eso a mí ¿qué?, en tal caso los veré en las prueba a ustedes dos, si es que pasan el pre examen con Logan y las chicas eso es con Andrea. —Con esas palabras me solté de su agarre en un rápido movimiento y me dirigí al salón de química donde estoy seguro los veré.

í queI_Tˤ

Orígenes: Hijo De La Oscuridad ©Donde viven las historias. Descúbrelo ahora