capítulo 36

3.4K 203 14

A lo lejos los minúsculos rayos del sol quieren empezar a emerger, trato de conciliar el sueño pero me hes imposible, Clarke esta plácidamente dormida dándome la espalda.

 Faltan apenas unas horas para que finalice las pruebas, tengo mucha fe en mi hija, esta es la mas difícil de todas.

Clarke se remueve en la cama sin despertarse, me pego a ella, me gusta sentirla desnuda contra mi, su espalda roza mis pechos, exitandome,   le beso el hombro, voy bajando por su omóplato, subo por su columna. breves y suaves gemidos se le escapan a Clarke. mi mano recorre lentamente su cintura, sube y baja una y otra vez.

La piel de Clarke se eriza, se esta despertando, bajo mi mano hasta acariciar su muslo, le beso el cuello, mordiéndolo

- Lexa...- Clarke pega mas su cuerpo al mio

- Shhh- la callo y vuelvo a morderle el cuello

Lentamente mi mano va entrando entre sus muslos, acariciando sus pliegos que cada vez están mas mojados, Clarke levanta su pierna para dejarme mayor acceso, sin previo aviso la penetro con dos dedos, un alto gemido se le escapa, mis dedos entran y salen a ritmo pausado, mientras que con mi pulgar le acaricio el clítoris

- Lexa, mas rápido- me pide entre jadeo

No le hago caso y sigo a mi ritmo pausado, pero haciéndolo cada vez mas lento, mis dedos entraban y salían con mucha lentitud

- Por favor - su ruego se estaba convirtiendo en agonía, al escuchar su imploro la volví a penetrar rápido y fuerte, sus gemidos se hacían mas agitados, deje de frotarle el clítoris para agregar otro dedo dentro de ella.

Clarke pone su cara contra la almohada par acallar sus gemidos, siento mis dedos presionarse, me costaba moverlos, Clarke estaba apunto de llegar, acelere las envestidas, Clarke se estaba corriendo en mi mano, acompañe su orgasmo moviendo mis dedos dentro de ella, cuando estaba bajando su orgasmo, vuelvo a poner mi dedo en su clítoris y lo masajeo mientras mis dedos la penetraban rápido siento su clítoris duro e hinchado, Clarke volvía agitarse mucho mas que antes, esta vez ella misma se movía a compás de mis dedos

- Lexa

- Correte para mi, amor.

Acelere las envestidas y la fricción contra su clítoris haciendo que Clarke estallara en un potentoso orgasmo.

Su cuerpo trataba de recuperar las normalidad, su respiración aun estaba acelerada, cuando ella se pone encima mio y me besa como siempre lo ha hecho

- Buen día Comandante, gracias por el hermoso despertar

- Buen día esposa, siempre es un placer

- Creo que te toca a ti recibir un buen merecido buen día - Clarke baja su mano pero la detengo antes de que llegue

- Creeme que lo recibí al verte a ti, pero ahora hay que vestirnos, ultimo día importante.

- Has descubierto algo mas?- me decía mientras se levantaba de la cama, no podía apartar la vista de su cuerpo, cada día que pasaba o cada año que tenia encima estaba mas hermosa que antes. Todo mi cuerpo responde a ella con una simple mirada pero al ver su cuerpo desnudo, mi propio cuerpo es un volcán en erupción. - Lexa!- levanto la vista al escuchar mi nombre y la veo sonreír

- No puedes levantarse así y no esperar que no te mire- sonreí en mi defensa

- Que has averiguado?- vuelve a preguntar

- Nuestra hija mando a investigar a su ultimo oponente- al ver su cara de sorpresa - Cosa que ya he hecho yo con anterioridad, termina de cambiarte que tenemos que ir a buscar a Octavia.

Un Corazón En Espera¡Lee esta historia GRATIS!