Patrick y Liz 10

334K 5.6K 377

-¿El mono? - Dije intentando no intimidarme con la mirada fría de la profesora de biología, ella hizo una mueca como diciendo "estas acorralada" ella negó con la cabeza y suspiró- 

-El gorila -me miró como si la repuesta fuera obvia. ¡Oh vamos estuve cerca! -Si prestaras atención en clase sabrías la respuesta. Por favor sal de mi clase -Dijo para luego volver a empezar a hablar de nuevo, algunos pares de ojos estaban encima mío viendo como agarraba mi cuaderno y mi cartuchera para meterlo en lo mochila azul francia, suspire y salí de el aula bajo la mirada de todos. ¿Y ahora que haría? Faltaban cómo dos horas para que termíne las clases. Puta profesora, puta biología, putos monos.... O mejor dicho gorilas. Camine desganada hacia el comedor tal vez ahí pueda sentarme y leer una de mis novelas que llevaba en la mochila. Entre y sólo vi una chica morocha que parecía que cortaba un lápiz con una navaja y un chico de pelo revuelto oscuro como la noche el estaba mirando aburrido la mesa y luego estaba pipo el 'chef' del comedor un hombre enorme que siempre tiene cara que esta por matar a alguien supongo que la red que lleva el pelo le corta la circulación, por eso esta tan afligido. Hubiera preferido que me lleve a detención! Camine a una mesa apartada y me senté sacando mi libro "química perfecta" una estúpida novela de un chico que esta en un trabajo de química con una chica y se enamoran. Que puedo decir soy romántica. No se cuánto tiempo estuve leyendo pero mi mirada se levanto cuanto sentí un carraspeo- 

-Gran libro- Dijo el chico que antes estaba sentado a unas mesas de distancia ahora sonreía. Fruncí el ceño- 

-¿Lo conoces? - El sonrió más dejando ver una sonrisa blanquecina, se sentó enfrente de mi banca, apoyando sus antebrazos en la mesa - 

-¡Oh claro! El que no lee ese libro no puede ser considerado un romántico -Asenti - ¿Te echaron de clases? -Volví asentir- ¿Le pegaste a alguien? ¿Amenazaste a la profesora? ¿O te drogaste en el baño del concerje? -Reí parecía entusiasmado- 

-No simplemente estuve algo distraída - El frunció la nariz como si no entendiera -  

-Nunca me echaron por algo así. A Liz y a mi nos echaron por sin querer hacer un experimento en química que casi el profesor Hollinan pierde el ojo - Reí más fuerte este chico era todo un personaje -¡Oh Liz!- Dijo como si hubiese recordado, miro atrás a la chica que antes estaba con el lapiz ahora miraba el celular aburrida-¡Liz ven! - Dijo haciéndole señas la chica se levanto con algo de desgano y camino hacia nosotros, desde mas cerca pude mirar su asombrosa belleza, tenía unos ojos celestes enormes, su cara era delicada como una muñeca llevaba una colita desordenada, su pelo pelirrojo era llamativo. La chica tomo asiento al lado del otro chico que ahora parecía aún más entusiasmado- Ella es Liz, Liz ella es -Se me quedó mirando- 

-Abby- dije dejando mi libro olvidado a un costado- 

-Abby -repitio- Oh por cierto yo soy Patrick, pero me puedes decir Pat-

Y desde ese momento no me los pude despegar de encima, tampoco era algo que quería. Pat estaba siempre entusiasmado, nunca tenía vergüenza de nada el podía hacer lo que quería , Liz era parecida a Patrick pero más cuidada no se deja llevar tan fácil por los impulsos, es más calculadora en algún punto, ambos se complementan, van al último año al igual que yo lástima que no concordaba casi ninguna clase salvo geografía con pat y filosofía con Liz.  

-¿Este es? -dijo pat parando enfrente de el gimnasio de mi padre. Se ofreció a llevarme apenas salimos del colegio, la casa de Liz quedaba a unas cuadras de el instituto así que se bajó rápido pero era divertido estar con Patrick siempre tenía historias que contar o algo que decir. 

-Woha ¿quien es ese? - Miré y vi directamente a un Harry fumando con una remera blanca y unos pantalones flojos deportivos negros, al parecer había acabado de pelear por que llevaba las vendas todavía enredando sus nudillos, su cara estaba parecia algo cansada como si hubiese corrido el central park tres veces. Bueno exagero. Aunque lo que me llamaba la atención es que se veía demasiado guapo, ¿Acaso este chico nunca iba a parecerme feo?  

-Es un luchador de mi papa, un idiota. Larga historia- Pat levantó una ceja - 

-No deja de mirar para acá - Me encogí de hombros- 

-Le debe gustar el auto- dije aunque luego lo pensé bien el auto de pat era un camaro viejo rojo que se destartalaba por todos lados- 

-Oh no es el auto lo que le gusta - dijo sonriendo, bufe -  

-Nos vemos mañana Pat -Dije abriendo la puerta, escuché una risa de mi amigo hasta que desapareció por la calle, la mirada de Harry seguía en mi, me concentre en centrar mi mirada en la puerta de madera del gimnasio- 

-¿Nuevo noviecito? - escuché su voz ronca, lo miré intentando retener la paciencia - 

-Unn amigo- el carcajeó, fumando otra pitada sin despegar sus ojos de los mios-  

-A tu papa no le va a gustar mucho- Su voz sonaba burlona, pare de caminar para volver a mirarlo, ya me encontraba a unos pocos centímetros de la puerta me di vuelta y lo miré. El sonrió de costado dejando ver unos perfectos dientes y un hoyuelo de lado-  

-¿Por qué no te compras una vida?- El miró haciendo que pensaba para luego mirarme- No quiero- dijo dándole la última pitada al cigarrillo que estaba completamente consumido y lo tiró a un costado- 

-Me imagine - Dije dándome vuelta- 

-Te invito a una fiesta- Su voz habían sonado clara pero mi mente no lo proceso tan rápido-  

-¿Qué? - dije dándome vuelta el parecía estar conteniendo una risa, se acercó lentamente a mi- 

-Te invito a una fiesta, mejor dicho a mi fiesta, la organizo con unos amigos - El olor a masculino y a cigarrillo hicieron que mis manos transpiren. No me había dado cuenta lo cerca que el estaba hasta que tuve que levantar mi rostro por la diferencia de altura, sus ojos cantaban diversión, este hombre tenía unas facciones competamente perfectas y disperfectamente perfectas a la vez - ¿Qué te parece si te traes a tus amigos? Es el viernes -dijo mientras agarraba mi corbata de colegio y tiraba levemente hacia el. En su mano parecía simplemente un pedazo de trapo, oh esa mano era grande, masculina. Estaba completamente hipnotizada, mi corazón latía a mil por hora, la temperatura de mi cuerpo estaba en 40 grados, nuestros cuerpos estaban prácticamente pegados. ¡Oh vamos Abby! Sepáralo! Estas enfrente del gimnasio de tu padre! Harry acerco su rostro a mi oreja- me encantaría que vengas - Su voz sonaba ronca y áspera,pero tan atractiva que creí que me caería- Dime que vendrás - su voz sonaba aún más baja, quería decirle que ¡no! Que nunca iria! Pero simplemente no salía nada de mi boca, nada más sentía el deseo de que Harry me toque en algún lugar, sólo un roce - vamos pecas, dime lo que quiero escuchar - ¡mierda! su voz se volvia levemente demandante haciéndolo ver aun mas masculino, suspire y me maldije por eso ya que el contestó con una risa baja completamente exquisita - Filadelfia 364. Te veo ahí - Dijo para luego sin más, darse vuelta y agarrar el bolso que antes no había visto por que estaba tapado con la moto, de un salto subió al mounstro y desapareció como Patrick por las calles. ¡Mierda! ¡Mierda! ¡Mierda!  

-------------------------- 

Opa!!! Harry malote! Se viene la party!!!! 

Sigo de viaje pero conseguí un ratito para subirles ( no tuve tiempo para corregirlo.. Espero que de entienda algo)

Xoxo JG

Las reglas del boxeador (Incompleta)¡Lee esta historia GRATIS!