Capítulo 7

676 84 35

No tenía caso pensar si era o no correcto. Lo hecho, hecho estaba y le encantó, o al menos eso fue lo que pensó cuando despertó solo (como debía ser siempre) al día siguiente.

Encontró a Kyuhyun desayunando con su padre en el comedor por la mañana. Al parecer se había bañado recientemente, igual que él.

-Oh, Siwon, me alegra verte -Le saludó el sr. Cho, haciéndole una seña para que se acercara mientras su hijo se introducía una cucharada grande de Lucky Charms a la boca con un inocente gesto de "aquí no ha pasado nada".

-Buenos días, señor ¿necesita algo? -Respondió amable, haciendo una reverencia.

-Espero que me digas que la actitud de Kyuhyun ha mejorado y que ha sabido comportarse debidamente contigo, como se lo pedí -El guardaespaldas hizo contacto visual con el menor sin poder evitarlo, rememorando de golpe y en cámara rápida cada segundo transcurrido la noche anterior.

-No tienes de qué preocuparte papá -Se adelantó Kyuhyun-. He hecho más que eso, y el... "sr. Choi" ha sabido tenerme paciencia ¿no es cierto?

-Eso espero porque ni voy a dejarte solo, ni permitiré que alguien más se te acerque. -No, él tampoco lo permitiría.

***

Debía ser agradecido, por lo menos seguía teniendo trabajo, aunque no estuviera en sus planes involucrarse de más con su jefe en turno...

No tenía planes para ese día y estar disponible para cuando Kyuhyun le llamara no contaba como uno, aunque realmente quería que sucediera.

No supo si agradecer o no que el padre del muchacho estuviera en casa como en muy pocas ocasiones, así que por lo menos ese día, tendría que conformarse con actuar como si nada hubiera sucedido.

Bajó a la cochera a darle mantenimiento mecánico al convertible del mocoso, algo que se había convertido en un pequeño ritual semanal desde poco después de haberlo conocido. No sabía cuándo se le ocurriría escaparse de nuevo así que por lo menos debía cerciorarse de que sus frenos funcionaran apropiadamente.

Se posicionó en la parte delantera del vehículo y levantó el capo para revisar el motor y el sistema eléctrico. Se tomó muy enserio su papel de mecánico y agradeció mentalmente a Kangin por haberle enseñado todo lo que sabía en la materia.

Enderezó la espalda después de estar media hora inclinado sobre el motor. Se limpió el sudor de la frente con el dorso de la mano y estiró los brazos, ahora cubiertos de aceite vehicular y sudor.

-¿Cansado? -Preguntó el niñato a su espalda.

-¿Necesita algo? -Respondió, tratando de no hacer evidente que se había asustado. Si, Siwon, quien se supone nunca debía tener miedo, se asustaba cuando un chiquillo castaño de ojos enormes se le aparecía de repente.

-Sí. Necesito que tú...-Kyuhyun caminó en su dirección, observándolo de pies a cabeza, como si fuera lo más delicioso del mundo- necesito que...

-¿Sí...? -Iba a perder el control, estaba seguro. Los labios del menor lo atraían como un imán y si Kyuhyun lo tocaba, lo besaría y no habría fuerza en el mundo capaz de detenerlo para que repitieran ahí mismo lo de la noche anterior.

-Quiero que tú me...

-Kyuhyun, hay algo de lo que debo hablarte -El padre del muchacho entró a la habitación sin previo aviso, dándole apenas el tiempo justo para alejarse y fingir que hacía algo de provecho mientras el castaño retrocedía para poner distancia entre ellos.

No fue consciente de que había dejado de respirar hasta que el cuerpo se lo exigió. Abrió la boca para dejar pasar el aire y vio de reojo como el chiquillo se retiraba junto con su padre. Ya no había duda, estaba loco por él.

Beautiful Temptation [Wonkyu + 18]¡Lee esta historia GRATIS!