CAPÍTULO 11~Park Jimin~

1.2K 180 23


********************+comenten y estrellit

- ¿Me dejas besarte?—Cuestiona y dirige su atención a mis labios. Esta vez, creo que ya no puedo respirar. "Creo que he olvidado cómo me llamo? ¿Qué estoy haciendo?

Creo que mi mente se ha quedado en blanco porque cuando el rostro de JungKook se ilumina, se echa hacia atrás y rompe en carcajadas, aun me estoy inamovible.

Las carcajadas de JungKook hacen eco en mis oídos, y luego de unos segundos, logro despertar.

Me giro hacia él quien se ha recostado sobre el pasto, para enseguida golpearlo en el hombro con todas mis fuerzas, provocando que gima de dolor—

-Eres un idiota ¿Qué ocurre contigo? ¿Es que te gusta hacerme enfadar?—

JungKook trata de detener su risa obligándose a responder—

-Me gusta divertirme contigo—Me dedica un guiño-- ¿Ves la diferencia que hay entre tú y tu hermana? Jamás saldría con ella. No es mi tipo—

Arrugo la nariz—

-Tú tampoco eres su tipo. No le interesas—

JungKook asiente vacilante.

-Entonces, dime. ¿Qué clase de chico es tu tipo, Dan?—Apoya su mejilla en la palma de su mano—

-Jimin—Respondo enfada—Jimin. Nadie más es mi tipo ¿Vale?

Me apresuro a levantarme de pie para marcharme, pero sus manos me sujetan de los hombros, me empujan contra él y ahora he quedado ceñida contra él mientras sus labios presionan sobre el borde izquierdo de los míos. Su lengua se desliza por ellos y mi cuerpo parece descontrolarse.

-¿Te puedo confesar que tú eres mi tipo?... Será nuestro secreto—Gime y relame mis labios son su lengua con rapidez, para luego echarse atrás y correr junto al grupo que ha llegado.

Estoy muda. Mis labios están húmedos, y mi mente en blanco.

- ¡Monterrey! —La voz del maestro grita repentinamente-- ¡¿Qué coños haces recostada¡! ¡Cincuenta vueltas más para ti!—Me condena. Mi pecho se desinfla. "Claro, el idiota de JungKook me ha distraído para que me halle el maestro"... Grandísimo tonto.

He sido la última en culminar todas las vueltas asignadas. He avanzado cada paso con pesar. Estoy furiosa con JungKook. "No tiene límites" ¿Qué pasa con él? ¿Es que se golpeó siendo un bebé? Lo más seguro es que sí.

Cuando el receso llega me dejo caer sobre el pasto, exhausta. Luego me obligo a levantarme e ir a por agua y una ducha. "Estoy un asco"

Cuando término de ducharme, corro hacia el cafetín. Tengo mucha hambre, y para mi suerte no hay nadie que irrumpa mi camino... nadie excepto Jimin que está apoyado contra la pared junto a dos pasadizos antes del cafetín. No hay nadie más que él, quien tiene el rostro inclinado y sus hombros están decaídos. Tengo la sensación de que está llorando. "Eso es imposible. Jimin jamás llora"

Me acerco silenciosamente hasta hallarme parada frente a él. Entonces él se levanta de golpe y lleva las manos a sus parpados, para limpiar algunas lágrimas—

-Dan—Finge hablar enérgicamente-- ¿Qué te trae por aquí? Me vas a matar de un susto.

Arrugo la nariz y me encojo de hombros. Supongo que no quiere hablar de lo que le ocurre—

-¿Viste a Ammy?—Pregunto despreocupadamente—

Los ojos de Jimin se abren ligeramente y se llenan de melancolía—

MANUAL PARA UNA DAMA¡Lee esta historia GRATIS!