Ese mayordomo, odioso

419 29 8

-Perdone Bocchan... Pero quien es Sebastian?

-Soy yo señorita ___ o debería decir... Bueno, da igual... Venga le mostraré su habitación, aunque no quiera, persona blanca- dijo la última frase como un escupitajo

-Tampoco creas que me hace mucha gracia estar contigo- dije en un susurro

-Que dijo?- se acercó

-N-Nada

Sebastian se alejó y me mostró la habitación, era chiquita pero no me podía quejar, al fin y al cabo, el señor Phantomhive me mantuvo en su hogar

-Tu trabajaras sirviendo al amo, junto con una chica llamada Meiryn

-Ok

-Por ahora te dejo dormir, o los ángeles no pueden?

-En teoría ahora no soy un ángel...

-Por qué?

-N-No te lo puedo decir...

-Vale, pero lograre sacártelo, quieres que sea por mi método?- se acercó a mí lentamente

-N-No, viendo tu Cinematic Récord tu método no es muy bueno...

-Viste mi Cinematic Récord?

-Tenía que verlo...

-Por qué?

-Por qué... Haces muchas preguntas no?

-Solo curiosidad, pero no me cambies de tema, por qué?

Tengo que decirlo, si no, no me dejara en paz

-Me dijeron que tenía que matar a un demonio vale? Contento?

-Que demonio? Y por qué no lo hiciste?

- un demonio, y no lo hice por qué lo quiero vale?! Déjame en paz ya!- grite alterada

-Ya ya, tranquilícese, pero entienda que no puedo tratarla de usted después de haberme querido matar

-Agh! No sé qué le viste a ese impuro!

-Es mi amo, Bocchan... Tienes suerte de que no te reconozca, hiciste varios cambios en tu cuerpo para que no supieran quién eras

Es cierto, tenía el pelo más largo y de un color azul oscuro, y tenía los ojos púrpura, pero nada más

-Solo me cambie el peinado y los ojos

-Cambiándose uno el peinado no se le reconoce, imagina que yo tengo el pelo rojo y corto con los ojos verdes

-...

-Ves, no me reconoces

-Te reconocería por la altura y por ser un demonio

-Seré un demonio, pero me quieres

-Que?!

Cuando iba a gritarle se fue

-Tsk, maldito demonio...

Salí de la habitación pues tenía que preparar la mesa

-___ tienes que ir al jardín, te presentaré a los demás sirvientes

-Si- ese maldito demonio... No sé porque no te mate

-Puedo leer su mente señorita, y yo no seré benevolente al saber que querrá matar otra vez a mi amo o a mi, su muerte será lenta y dolorosa

Trague en seco, este demonio acojonaba cuando se ponia así
Me fui al jardín donde vi a un chico rubio alto con un cigarro en la boca, a una chica con coletas, y a otro chico rubio pero este era mucho más pequeño

El ángel caído (Sebastian Michaelis x ____)¡Lee esta historia GRATIS!