Capítulo 11: El protocolo Claymore

99 5 2
                                                  

37° 10' 69" Norte, 5° 36' 24" Oeste.
Centro de Mando de la base aérea de Morón, Sevilla.
20:30 GMT +1.

La última media hora había sido frenética. Tras constatar la destrucción del Euro Hawk 1 por parte del 2012 UA, al presidente Manuel Alonso no le quedó otra alternativa que ordenar su interceptación y eliminación antes de que llegara a Sevilla. Desde entonces se habían sucedido infinidad de llamadas y mensajes. Se había convocado al Consejo de Ministros para reunirse a las 21:00 GMT +1 para decretar el Estado de Alarma para toda Andalucía. Debido a la magnitud de la amenaza, era necesario asegurar que el estado pudiera movilizar y gestionar directamente todos los recursos civiles y militares que fueran precisos mientras durase esa crisis.

Jack había aprovechado para informar a Robert P. Giles de lo sucedido. Como ya había sospechado, habían estado observando en directo lo mismo que ellos y ya estaban al tanto. La situación era muy caótica. Tenían a todos los departamentos del ejército y de inteligencia trabajando como locos para determinar el nivel de amenaza, capacidades operativas y procedencia del 2012 UA. No había nada en claro. Tal como le había transmitido el jefe del estado mayor de la USAF, algunos analistas creían que si los cazas españoles lograban alcanzar a los impulsores podrían derribar sin problemas al objeto, mientras que otros sugerían una movilización total de las fuerzas militares de la OTAN.

Evidentemente, esos últimos informes habían sido descartados directamente, ya que nadie estaba dispuesto a asumir el coste político de hacer algo así, sin que hubiera pruebas contundentes de su necesidad. Y lamentablemente, que se hubiera perdido un dron de reconocimiento, no era suficiente. Finalmente, había acordado volver a informar a su superior cuando los F-18 españoles hicieran contacto con el 2012 UA.

Jack miraba su móvil, acababa de enviar un mensaje a Derek resumiéndole lo que había pasado y pidiéndole que él y los chicos estuvieran listos para cualquier situación. Todavía no descartaba que la operación se descontrolara. Seguía reviviendo en su mente las imágenes de esa mole voladora. Algo en su interior no dejaba de decirle que estaban en un grave peligro. Puede que dos cazas de combate no fueran suficientes para acabar con esa cosa. Pero por el momento no iban a destinar más recursos, eso es lo que le había dicho el general Echevarría cuando le hizo saber el presentimiento que tenía. A pesar de que coincidía con él, en que creía que estaban ante algo más serio de lo que pensaban, su presidente no quería ordenar una movilización mayor que pudiera despertar las sospechas de los medios. Por ello, habían seguido adelante con el plan inicial de enviar a la patrulla de intervención rápida, esperando que sus misiles fueran suficientes para hacer morder el polvo al 2012 UA.

El coronel Hidalgo se acercó a Jack y le indicó que en breves instantes iban a volver a conectar con el presidente Alonso y los ministros de defensa, interior, exteriores y fomento. Además, en esta ocasión iban a sumarse varios altos mandos del Ejército de Tierra, el del Aire y la Armada de España.

Jack se colocó al lado del general Echevarría y del coronel Hidalgo. Esperó a que se estableciera de nuevo la videoconferencia. Apareció de nuevo el rostro serio y grave del presidente Manuel Alonso.

- General Echevarría, acabo de hablar con la Junta de Andalucía, la OTAN, el gabinete de crisis de la Unión Europea y el presidente de los Estados Unidos. Todo el mundo está a la espera de ver qué sucede. Póngame al día sobre la misión de interceptación de ese condenado objeto –dijo el presidente español.

- Señor presidente, tal como le informamos en el momento que nos comunicaron que el 2012 UA se dirigía hasta nuestro territorio, prevenimos a la patrulla de intervención rápida para que estuviera lista para actuar. En concreto, dos cazas de combate del tipo F-18 despegaron hace veinte minutos de su base en Torrejón de Ardoz con el objetivo de abatir al objeto hostil –empezó a explicar el general Echevarría-. Además, la OTAN ha puesto a nuestra disposición un avión AWACS de la base de Rota para ayudarnos en la tarea de control y seguimiento del 2012 UA.

La marca de Odín: El despertarDonde viven las historias. Descúbrelo ahora